Márquez: “Ya tenemos los cinco de una mano, ahora a por la otra”

El español celebró el título con una camiseta donde se veía una mano con cinco dedos extendidos por sus cinco mundiales. El de Honda quiere ahora ir a por los diez.

Motegi (Japón).- Marc Márquez cumplió con su parte de la ‘carambola’ que le podía convertir en campeón del mundo de MotoGP a la primera, en Japón y a falta de tres carreras, que era ganar. El resto fue cuestión de la mala suerte de las Yamaha, con las caídas de Rossi y Lorenzo que combinadas con el triunfo del de Honda sentenciaron el campeonato.

“La verdad es que no me lo esperaba para nada, ha sido una carambola de esas buenas, como en los bolos. Si te digo la verdad creía que el equipo no tenía nada preparado, ni camisetas ni nada, pero es  un equipo previsor (risas)”, explicaba el piloto de Honda nada más bajarse del podio.

“Cuando he visto que Rossi estaba fuera de carrera he ido a por la victoria, ha vuelto el Marc de antes y he empujado al cien por cien. Y cuando he visto a falta de tres vueltas para el final Lorenzo fuera, ha habido una vuelta que no sabía ni cambiar de marcha, ni frenar… ha sido un título que se ha buscado, se ha buscado mucho y todo el equipo se lo merecía”.

El principio de carrera fue vertiginoso, con una serie de tres adelantamientos consecutivos entre Rossi y el español.

“Sabía que las diez primeras vueltas iba a estar cómodo porque tenía muy buen ritmo. Al principio de la carrera vi que Valentino estaba nervioso, me adelantaba bastante agresivo, se iba largo y cuando un piloto hace eso es que no lo tiene todo controlado, pensé que quizá estaba sufriendo y he decidido apretar para tomar una distancia. Y se ha caído, entonces ya si he visto la pizarra y me he permitido el lujo de seguir apretando y abrir una diferencia con respecto a Jorge. Al final, lástima que… bueno, ¡ha cometido un error y hemos ganado el mundial!”.

Más difícil de lo que ha parecido

Pocos se imaginaban en la primera parte del mundial con los problemas que tenía la Honda que el título iba a decidirse tan pronto.

“Sí, la verdad por eso este título, pese a haber llegado a cuatro carreras del final de la temporada, no es la realidad. La realidad es que ha sido un año muy duro, que nos ha costado, que en pretemporada lo veía como una montaña. Pero siempre he confiado en mí, es lo que he aprendido desde pequeño cuando me decían que confiara en mí mismo. Recuerdo a mi abuela, en paz descanse, que me decía que fuera inteligente y tirase para adelante. Y eso he hecho”.

Para Márquez es el tercer título de MotoGP y quinto del mundo sumando el de 125cc y Moto2.

“Todos saben bien, pero este tiene un regustillo especial, el año pasado, todos los errores que cometí, la presión, la forma como acabó el año también, no te lo voy a negar. Quería ganar este año para quitarme todo ese peso de encima, hemos vuelto a ganar, hemos aguantado la presión, que es importante, y a los 23 años tenemos la mano derecha (los cinco dedos, como reza su camiseta de celebración), ahora vamos a por la izquierda”, en referencia que quiere diez mundiales.

Este año Marc ha sido un piloto más frio y calculador, arriesgando cuando hacía falta y conservando cuando era necesario.

“No sé que versión vamos a ver a partir de ahora, este año las cosas fueron bien y tomamos una ventaja al principio que hemos podido administrar, pero si al principio fallas luego tienes que arriesgar para poder remontar. Si fallas en los momentos claves es cuando te perjudica para el campeonato, pero arriesgar he arriesgado, pero ahora vienen tres carreras sin presión y ahí me voy a divertir un poco más”, advertía el catalán.

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Evento GP de Japón
Pista Twin Ring Motegi
Pilotos Marc Marquez
Tipo de artículo Noticias de última hora