Previo
MotoGP GP de Italia

Márquez viaja a Mugello sin grandes expectativas

Desde 2014 que ni Marc Márquez ni Honda ganan en Mugello, una pista que ni en la mejor racha de cuatro mundiales consecutivos (2016-2019) fue terreno abonado para el corredor español.

Marc Márquez, Equipo Repsol Honda

Nunca ha sido el espectacular trazado de la Toscana un territorio propicio para Marc Márquez, que solo una vez, en la clase reina, pudo ganar el Gran Premio de Italia, en 2014, el año que se impuso en las diez primera carreras de la temporada, incluida la sexta parada y por apenas 121 milésimas sobre su entonces gran rival, Jorge Lorenzo.

Unos antecedentes que no invitan a pensar que el campeonísimo de Honda, pese a llegar plenamente recuperado de la operación en la base del dedo pulgar de la mano derecha, esté en la lista de favoritos para luchar por el triunfo, aunque tratándose de Márquez y del MotoGP actual, todo sea posible.

Las tres semanas largas de parón competitivo ayudarán al corredor de Cervera a llegar en plenitud de facultades a la cita italiana, dejando atrás las lesiones que le han estado martirizando desde 2020 y que este año ya le han hecho perderse los grandes premios de Argentina, Estados Unidos y la cita de Jerez. En su reaparición, en Le Mans, volvió a mostrar su naturaleza competitiva, aunque una nueva caída le impidió acabar la carrera del domingo en Francia, como tampoco acabó la primera del año, en Portugal, una racha que le sitúa, superadas las cinco primeras citas del curso, 19º de la general, con 12 puntos, a 82 del líder Pecco Bagnaia y con uno menos que su excompañero Dani Pedrosa, que con una única entrada como invitado en Jerez carga con 13 puntos en la 18ª posición del campeonato.

!Es hora de volver al trabajo", dice Márquez en la previa después de haber entrenado duro en el gimnasio y haciendo motocross durante el parón.

"Arrancamos en Mugello y allí siempre es un fin de semana muy exigente, con una pista rápida y fluida", advierte.

Aunque solo ha ganado una vez, Márquez ha protagonizado algunas batallas espectaculares en Mugello. "He tenido algunas grandes disputas allí en el pasado y aprovechar la velocidad máxima de una MotoGP en la recta siempre es agradable".

Pero los objetivos, ante la situación actual de la RC213V de Honda, cambian y ahora hay que seguir progresando y sacando petróleo del nuevo chasis Kalex estrenado en Le Mans.

"Por supuesto, tenemos que ver qué es posible este fin de semana y ver qué podemos hacer junto con el equipo para sacar el máximo de la moto y seguir intentando dar pasos adelante", se marca como objetivo el seis veces campeón de MotoGP.

 

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo El secreto de las arrancadas de KTM está en los sábados
Artículo siguiente Quartararo, frustrado por el tiempo de desarrollo en vano con Yamaha

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol