Análisis
MotoGP GP de Italia

Márquez se reúne con el número 2 de Honda ante sus problemas

Marc Márquez se reunió este pasado domingo en Mugello con Shiniji Aoyama, el segundo ejecutivo de mayor rango de Honda Motor, para tratar la crisis que atraviesa HRC y trasladarle su frustración por la falta de reacción.

Marc Márquez, Equipo Repsol Honda

El encuentro se produjo en el motorhome de la escudería de la marca dorada instalado en el paddock del circuito de Mugello, comenzó a las 11 en punto de la mañana y se alargó durante 25 minutos. Además de Marc Márquez y de Shiniji Aoyama, que había llegado al circuito en helicóptero esa misma mañana, a la reunión también asistió Koji Watanabe, presidente de Honda Racing Corporation (HRC), la división de carreras, que desde el año pasado aglutina tanto el área de motos como la de coches. A Márquez le acompañó Jimmy Martínez, su representante. Tetsuhiro Kuwata, el director de HRC, solo estuvo con ellos durante los cinco primeros minutos, mientras que ni Shinishi Kokubu, el máximo responsable técnico, ni tampoco Alberto Puig, el team manager, fueron convocados. Después de despedirse de Aoyama, Márquez se fue hacia el taller de Honda para prepararse para la carrera, de la que solo pudo completar seis vueltas antes de irse al suelo en la séptima, mientras peleaba por el podio con Luca Marini.

Aquello que podía intuirse como una carrera complicada tanto para el #93 como para Honda terminó siendo un auténtico desastre, otro más, para la compañía japonesa y su principal reclamo. El viernes fue Joan Mir quien, tras igualar su récord personal de caídas desde que compite en MotoGP (12), decidió poner fin a su concurso en Mugello por una fractura en el dedo meñique de la mano derecha. Honda anunció este martes que el mallorquín todavía no se ha recuperado del golpe en la mano y no viajará a Sachsenring. La cosa fue muchísimo peor el sábado, después de que Alex Rins se hiciera añicos la pierna derecha durante la sprint. A la espera de la segunda operación, que se le llevará a cabo al barcelonés durante en las próximas horas, LCR ha confirmado que el #42 no se subirá a la moto hasta después del parón veraniego. Con los dos españoles fuera de combate en Mugello, Márquez sumó el domingo su séptimo revolcón de una temporada en la que no ha logrado cruzar la meta en una carrera de las convencionales.

Shiniji Aoyama, segundo por la derecha, en una imagen de hace dos años, cuando era presidente de Honda USA.

Shiniji Aoyama, segundo por la derecha, en una imagen de hace dos años, cuando era presidente de Honda USA.

Photo by: Phillip Abbott / Motorsport Images

El piloto de Cervera (Lleida) siempre se ha caracterizado por tener la habilidad de levantar una pared capaz de camuflar su estado de ánimo, sobre todo cuando no pasa por un buen momento. En Mugello, tras caerse, decidió encerrarse dentro del camión de HRC antes de regresar al taller. "A veces hay que respirar para calmarse. Respiré antes de volver al box y antes de hablar con vosotros", reconoció al atender a los periodistas. Esta vez, en su comparecencia se le hizo imposible esconder la frustración por la falta de reacción de la que, en teoría, es la fábrica más potente del campeonato.

En Le Mans, Márquez pidió a Honda una serie de mejoras que no llegaron a Mugello, por más que entre una cita y la otra transcurriera un mes de margen. Además, en la arrancada de la sprint, su prototipo tuvo un problema que los técnicos no lograron resolver para el día siguiente, en el que también perdió varias posiciones antes de llegar a la primera curva. "Está claro que, si no se traen cosas nuevas, pues no se pueden probar en pista. Es difícil saber qué está pasando en Japón, pero desde que hemos comenzado la temporada solo hemos recibido un chasis nuevo, poco más", respondió el multicampeón, a la pregunta de Motorsport.com acerca de si creía que el constructor de Tokio estaba haciendo todo lo posible para revertir una situación difícil de sostener en el tiempo.

El nivel de desengaño de Márquez con Honda es mucho mayor del que nadie pueda intuir desde fuera. El calvario de más de dos años por el que pasó tras romperse el brazo en Jerez, en julio de 2020, ya ha quedado atrás. Y con él, también ese sentimiento de deuda que tenía con Honda por haber respetado sus decisiones y tiempos, por haberle dejado gestionar a él la lesión y sus derivadas médicas sin meterse en medio. Después de la cuarta operación, a la que se sometió hace ahora justo un año, y del correspondiente proceso de recuperación y entrenamiento, físicamente ya no tiene ninguna limitación. Eso es algo que ha quedado sobradamente probado este año cada vez que se ha subido a la moto. Tanto en Portugal –pole y podio en la sprint–, como en Le Mans –segunda posición en parrilla y quinto puesto en la sprint– y también en Mugello, donde volvió a meterse en la primera fila y donde en todo momento rodó con el grupo delantero.

"Él ya está listo para volver a ganar y eso se ve cada vez que sale a la pista. La moto, no", afirman desde su entorno. La preocupación del círculo íntimo del corredor gira alrededor de una posibilidad que les aterroriza a todos: otra lesión. La combinación entre la RC213V actual y la forma de competir de Márquez justifica ese temor, algo que el propio protagonista contempla. "Lo preocupante es que todos los pilotos de Honda nos estamos cayendo y es eso lo que tenemos que intentar cambiar con vistas al futuro. Cuanto más te caes, más posibilidades de lesionarte hay", repitió el leridano, justo antes de que Motorsport.com le preguntara por sus sensaciones tras la cumbre con Aoyama: "La reunión fue bien; las reuniones siempre van bien. Luego veremos qué pasa", respondió Márquez, mientras los operarios de HRC desmontaban todo el tinglado para marcharse rumbo a Alemania. El ambiente está tan enrarecido en HRC que llegar a Sachsenring, una pista en la que ha ganado siempre que la ha visitado, se percibe más como una trampa que como una oportunidad.

Más sobre MotoGP:
Marc Márquez, Equipo Repsol Honda
Marc Márquez, Equipo Repsol Honda
Marc Márquez, Equipo Repsol Honda
Marc Márquez, Equipo Repsol Honda
Marc Márquez, Equipo Repsol Honda
Marc Márquez, Equipo Repsol Honda
Marc Márquez, Equipo Repsol Honda
Marc Márquez, Equipo Repsol Honda
Marc Márquez, Equipo Repsol Honda
Marc Márquez, Equipo Repsol Honda
Marc Márquez, Equipo Repsol Honda
Marc Márquez, Equipo Repsol Honda
Marc Márquez, Equipo Repsol Honda
13

 

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo Pol Espargaró se cae de última hora del GP de Alemania
Artículo siguiente Marc Márquez llega a Alemania "concentrado al 100 por ciento"

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol