Márquez: “Espero que Lorenzo vaya peor con la Ducati, si no estamos jodidos”

Marc Márquez reconoce que su calamitosa salida comprometió una victoria que habría sido posible si la carrera hubiera durado dos vueltas más.

Cheste.- Afortunadamente para él, la mayoría de los problemas que fue solucionando durante todo el curso se le atravesaron después de haberse proclamado ya campeón, en Motegi, tres carreras antes del final.

En Australia se fue al suelo y se quedó sin puntuar, algo inédito hasta entonces, y en Malasia se volvió a caer aunque pudo recuperar la moto y cruzar la meta el undécimo. En Valencia, la prueba que puso el cerrojo a un campeonato que el español fue cocinando a fuego lento, Márquez se vio en apuros nada más apagarse los semáforos, por un problema en el embrague que, según dijo después, se investigará.

Colocado el segundo en la parrilla, la Honda del catalán se encabritó como si de un caballo se tratara, y eso le obligó a cortar gas y le dejó embotellado entre el pelotón.

En una pista tan estrecha como la de Cheste, el #93 se mantuvo agazapado en el grupo perseguidor sin poder adelantar, en quinta posición, hasta que se comenzaron a generar huecos por los que colarse.

El de Cervera (Lleida) precisó de 15 vueltas para situarse el segundo (19º giro), aunque Lorenzo ya circulaba 5,5 segundos por delante de el.

Llegados a este punto, Márquez se puso en modo ataque total y le fue arañando metros a su rival, a razón de unas seis décimas por vuelta, hasta cruzar la meta a poco más de un segundo del protagonista de la jornada.

“Me faltaron dos vueltas. Creo que podría haber ganado, pero en una carrera cuenta todo. Si has cometido errores al principio no hay excusa, y la salida fue la peor del año”, resumió Márquez.

“Tuve un problema con el embrague, que patinó mucho y de repente dejó de hacerlo, de modo que la moto se levantó. Eso me hizo perder muchas posiciones”, explicó el #93, que una vez se hubo estabilizado la prueba, comenzó una remontada que no fue nada fácil: “Me costó mucho adelantar porque en aceleración perdía mucho, y en las frenadas iba al límite. Me calmé y me preparé hasta que pude empezar a ir para arriba”.

La velocidad con la fue recortando la ventaja a favor de Lorenzo hizo que muchos pensaran que Márquez podía llevar a cabo una machada que finalmente no fue posible.

Concluido el gran premio llegó el momento de pensar en el martes, día en que se llevará a cabo el primer test de la temporada que viene, en el que la principal atracción será ver al mallorquín encima de la Ducati. “Espero que Jorge vaya peor con la Ducati que con la Yamaha, porque si no estamos jodidos”, bromeó el de HRC.

 

 

 

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Evento GP de Valencia
Pista Valencia Circuit Ricardo Tormo
Pilotos Marc Marquez
Tipo de artículo Noticias de última hora