Análisis

Por qué Marc Márquez hará temblar los cimientos de Ducati en MotoGP

A la espera de que Gresini oficialice la contratación de Marc Márquez con vistas a 2024, la entrada en escena del español en el abanico de corredores que conducen una Ducati puede alterar y mucho el 'statu quo' que desde Borgo Panigale tenían completamente bajo control.

Podio carrera sprint Francesco Bagnaia, Ducati Team, Jorge Martín, Pramac Racing, Marc Márquez, Repsol Honda Team

Que nadie se lleve al engaño: por más que la marca italiana quiera desvincularse públicamente del acuerdo que debe unir a Marc Márquez con la escudería de Faenza, sería ingenuo pensar que el multicampeón se fuera a subir a una Desmosedici la temporada que viene sin el visto bueno de Ducati o, al menos, de su facción más influyente. Y, desde hace ya unos años, la mayor parte del paddock sabe que, junto a Claudio Domenicale, el CEO de la compañía boloñesa, no hay nadie con más peso en la toma de decisiones que Gigi Dall'Igna.

Fue él quien, el domingo después del Gran Premio de Japón, dejó claro que Márquez había decidido dejar Honda para lanzarse a por una Ducati de una estructura satélite. Tres días después, el #93 anunciaba haber resuelto "de mutuo acuerdo" con HRC, el contrato que sobre el papel les unía hasta finales de 2024. Ahora, el siguiente paso es hacer oficial su firma con Gresini, donde volverá a compartir taller con su hermano Alex Márquez, una pieza fundamental en la decisión del #93 de abandonar Honda.

El piloto de Cervera (Lleida) desembarcará allí solo, sin ese grupo humano que le venía rodeando desde su etapa en Moto2. Eso, básicamente, es debido a que el catalán desestimó la oferta de aceptar los dos años de contrato que tenía encima de la mesa. El miedo de Ducati, del todo comprensible, es que los ingenieros y técnicos liderados por Santi Hernández, pudieran marcharse con Márquez a algún otro lado, después de un solo curso y tras haber podido estudiar todos los 'secretos' de la mejor arma de la parrilla.

No obstante, ese puede terminar siendo el menor de los problemas para el fabricante que domina el Mundial, con tres de sus motos al frente de la tabla general de puntos. Más que nada, porque los deseos de Dall'Igna de descubrir qué es capaz de hacer del multicampeón del mundo con una de sus Desmosedici, muy probablemente dificulte esa gestión de los pilotos totalmente controlada hasta la fecha.

Es normal que muchos consideren extraño el que una estrella del palmarés y la categoría de Márquez vaya a competir en 2024 con un modelo 'antiguo', y que Franco Morbidelli, por ejemplo, lo haga con la última versión. Lo que ocurre es que, a diferencia de lo que podría dictar la lógica, esa distribución del material juega a favor del momento que atraviesa el leridano, que está harto de ejercer de piloto de pruebas y desarrollo, y que solo quiere preocuparse de darle al gas de una moto que funcione. Y eso es, muy probablemente, lo que le ha transmitido Alex.

Este año, el #73 se subió a la Ducati con la memoria fresca de haberse pasado los tres anteriores peleándose con una Honda, de modo que tiene las referencias muy claras. Aplicándole el coeficiente correspondiente, ese que extrae cada día al entrenarse con él, el menor de los hermanos sabe perfectamente de qué será capaz el mayor, independientemente de si rueda con una GP23 o con una GP24. Más aún si tenemos en cuenta lo sucedido hace dos años, cuando Ducati se equivocó en la elección del propulsor con vistas a 2022, y tuvo que recular y recurrir al de 2021 para equipar a Pecco Bagnaia y Jack Miller.

Los más perjudicados de ello fueron Jorge Martín y Johann Zarco, que se tuvieron que tragar esa especificación de motor que el turinés y el australiano descartaron. Todo el mundo se acordará de los obstáculos que le puso Enea Bastianini a su teórico jefe de filas. Lo que ocurre es que tanto la 'Bestia' como Bagnaia llevaban dos Desmosedici muy parecidas, con el mismo propulsor, mientras que Martín y Zarco se quedaron con la versión más nueva, pero menos competitiva. Ese escenario es en el que quiere verse Márquez en 2024 y, como el de Rimini, también enfundado en el mono de Gresini. "Con una diferencia; y es que Marc no es Enea ni se puede pretender que lo sea", explican desde el taller de Ducati.

Escucha el podcast MotoGP de MotorsportNetwork a continuación:

Llegados a este punto está por ver la gestión que hace la jefatura de Ducati de la plantilla que tendrá, y aquí es donde vuelve a coger relieve la distribución de poder que hay en Borgo Panigale. Dall’Igna va por libre y, como todos los ingenieros que reciben la consideración de genios, su ego no es pequeño. Eso fue lo que se desprendió de sus palabras en Motegi, donde destacó que, para él, "el hecho de que Marc quiera dejar Honda para subirse a una Ducati, satélite, no puede provocarme más que satisfacción", o del hecho que dejara al descubierto conversaciones confidenciales con la casa de Tokio, que se interesó por la situación contractual del ingeniero.

Complacida su autoestima, el marrón de controlar a las fieras será para otros. "Si fuera por Gigi, además de Márquez, Pecco, Martín y los demás, también subiría a Fabio a una de sus motos. Solo quiere ganar, ganar y ganar", cuentan desde Ducati quienes, a su vez, entienden que no se podía despreciar la posibilidad de contar con la cara más universal del motociclismo.

El peligro es que esa ambición personificada en Dall’Igna no se vuelva en contra. Sobre todo, si ponemos en valor que, en seis años, la marca italiana puede pasar de discutirle la corona a la mejor versión de Márquez con Andrea Dovizioso como punta de lanza de su proyecto, a que el español relativice la influencia de la Ducati en el supuesto de celebrar su séptimo título de MotoGP con una Desmosedici de la temporada anterior. Está por ver cómo gestionaría esa tesitura la marca de las motos rojas, sobre todo con sus patrocinadores, quienes, en teoría, invierten grandes cantidades de dinero para disponer de la mejor combinación posible.

 


¿Quieres leer nuestras noticias antes que nadie y de manera gratuita? Síguenos aquí en nuestro canal de Telegram y no te perderás nada. ¡Toda la información, al alcance de tu mano!

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo Oliveira es el objetivo de Honda para reemplazar a Márquez
Artículo siguiente Quartararo pide a Yamaha reaccionar: "El futuro no está en mis manos"

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol