Declaraciones
MotoGP GP de Gran Bretaña

Márquez: “Lo que pasó en Alemania tiene que servir de algo”

Marc Márquez volvió a sufrir con la Honda en la carrera al sprint de Silverstone y acabó 18º, superado por Joan Mir. El multicampeón no quiso arriesgar.

Marc Márquez, Repsol Honda

Marc Márquez no auguraba un sábado fácil en el Gran Premio de Gran Bretaña, pero acabó siendo más difícil de lo que marcaban las previsiones. El ocho veces campeón del mundo ha tomado este fin de semana en Silverstone una actitud de no tomar excesivos riesgos después de todas las caídas que sufrió en Sachsenring y Assen, antes del parón veraniego, y siguió con la estrategia en la primera carrera al sprint tras el regreso de MotoGP.

Después de no superar la Q1 y clasificar 14º, el piloto español notó desde el principio de la prueba corta que su Honda estaba reproduciendo en condiciones de mojado los problemas que ya ha demostrado tener en seco. Así las cosas, y sabedor de que si apretaba el botín tampoco sería muy generoso, optó por afrontar la carrera con el objetivo de recabar datos, lo que le llevó a terminar 18º, por detrás de su compañero Joan Mir.

Al término de la carrera, Márquez reconoció que no esperaba una carrera tan complicada y admitió que fue por ello por lo que la encaró de una manera más sosegada, tanto como para tomarla como un entrenamiento y acabar siguiendo a su vecino de box en el equipo Repsol.

"No esperaba ir tan mal, pero esta vez hemos reconfirmado que los problemas en seco también aparecen en mojado", dijo a varios medios, entre los que se encontraba Motorsport.com. "Cuando noté que las sensaciones no eran buenas me calmé, y me puse el chip de un ensayo libre".

"Decidí seguir a Mir para dar información a Honda. Siguiendo a los demás perdemos en aceleración; siguiendo a Mir no pierdo nada", añadió el de Cervera, que comentó que si hubiera apretado no habría llegado a la zona de puntos: "Si te caes una vez durante el fin de semana, el riesgo es menor que si te caes cuatro veces. Si hubiera arriesgado, habría terminado el 14º como máximo".

 

Así las cosas, el multicampeón restó importancia a haberse dejado ir, pues la diferencia con la cabeza no le importa en estos momentos, y volvió a pedir a la marca del ala dorada que le den un camino claro sobre el que poder construir una moto competitiva de nuevo: "Da igual terminar a 20 segundos que a 29 segundos. Mi trabajo no es decir si la moto hay que mejorarla o tirarla a la basura. Yo no soy ingeniero, y en Japón debe haber gente que sepa hacia dónde ir".

Además, Márquez también recordó las 5 caídas que sufrió en Sachsenring, y destacó que aquella mala experiencia debe servir para mejorar: "En seis carreras me he roto tres huesos y un ligamento. Abrí la ventana y pensé que había una oportunidad, pero luego las sensaciones no estaban. La experiencia de lo que pasó en Alemania tiene que servir de algo".

Por último, también se mostró muy feliz por la victoria de su hermano en la carrera al sprint: Estoy muy contento por Alex, que este año estuvo cerca de quedarse fuera de MotoGP y ha demostrado que tiene el nivel", finalizó.

Más de MotoGP:

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo Alex Márquez: Desde el tercer giro sabía que podía ganar
Artículo siguiente Bagnaia señala que "todos me adelantaron" en Silverstone

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol