MotoGP GP de Cataluña

Márquez no se imaginaba a principio de año que tendría esta temporada

Marc Márquez, 19º este viernes en Montmeló, se resigna a seguir con la mentalidad conservadora que ha adoptado tras su retahíla de caídas de principio de curso, a pesar de reconocer que nunca se hubiera imaginado a sí mismo en esa situación.

Marc Márquez, Repsol Honda

La falta de tracción de la Honda y el perfil del circuito de Montmeló, con curvas muy largas que obligan a los pilotos a trazarlas con la moto inclinada, pone en relieve la principal debilidad de la RC213V y, por consiguiente, deja a sus pilotos en la más absoluta miseria. Especialmente sangrante en el caso de la marca del ala dorada, cuyos cuatro pilotos terminaron en las últimas cuatro posiciones de la tabla de tiempos en la primera jornada de ensayos en el 'Circuit'.

El primero de ellos fue Márquez, que terminó a un segundo y medio de Aleix Espargaró y siete décimas por delante de Takaaki Nakagami, el 20º. Iker Lecuona finalizó el 21º, mientras que Joan Mir lo hizo el último el día de su 26 cumpleaños.

Honda cae en picado y no se sabe cuándo dejará de hacerlo, por más que Márquez lo llevara avisando desde hace tiempo. El catalán comenzó la temporada lleno de energía, sobre todo tras haberse recuperado físicamente de las múltiples operaciones en el brazo que le martirizaron los dos años anteriores. A pesar de su buena voluntad y predisposición, los múltiples accidentes que comenzó a acumular en las primeras paradas del calendario, y las lesiones que se derivaron de ellos, provocaron en él un cambio de actitud.

Tras decidir no correr ni en Sachsenring ni en Assen, el #93 sale a la pista con la intención de rodar y serle útil a Honda con la información que transmite, pero sin llegar a traspasar el límite que pueda terminar con él en el suelo. Con la vista puesta en el test de Misano del 11 de septiembre, en el que se subirá a la primera versión de la Honda de 2024, la cuestión es saber hasta cuándo podrá aguantar el muchacho de Cervera (Lleida) esa nueva mentalidad que va en contra de su ADN.

 

"Esa es la pregunta. No queda otra que aguantar. Cuando estás tan lejos es muy fácil relajarte y perder esa tensión. Pero por eso no la quiero perder e intento apretar en momentos puntuales del fin de semana, como al final del segundo ensayo. De momento toca hacer esto", resumió Márquez, que por la mañana volvió a irse al suelo, aunque sin mayores consecuencias.

"Si hace tres meses me dicen que estaría con esta mentalidad hubiera pensado: imposible; este no soy yo. Pero al final tienes que buscar una solución para no hacerte mala sangre. Al final, sino es un sinvivir", añadió el multicampeón, que coincide plenamente con Mir, su vecino en el taller de la escudería oficial de HRC, en los pasos que debe dar Honda para comenzar su hipotética recuperación.

"En los test de Valencia (de noviembre de 2022) ya dije que con esta no se podía hacer mucho más. Y la moto es la misma. Lo que pasa es que empecé la temporada motivado, con energía, porque hacía mucho tiempo que no me encontraba tan bien físicamente. Pero claro, intentas llegar dónde no se puede y te caes una vez y otra, y a base de golpes cambias la mentalidad", remachó Márquez.

Más de MotoGP:

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo Espargaró domina un viernes en Catalunya con Yamaha y Honda al fondo
Artículo siguiente Quartararo: todos han trabajado mejor que nosotros este año

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol