Los fabricantes de MotoGP limitan la nueva ECU para contener costos

La nueva centralita electrónica de MotoGP para 2023 solo se implementará en los equipos oficiales a petición de los constructores, que quieren contener el gasto con esta medida.

Detalle de la moto del VR46 Racing Team

Tal y como adelantó Motorsport.com la pasada semana, el suministrador de la centralita única de MotoGP ha presentado una actualización para 2023 que solo se implementará en los equipos oficiales esta temporada, mientras que los equipos satélite seguirán utilizando la ECU antigua, que llegó al campeonato en 2018.

Según la información recabada, algunos problemas de suministro de semiconductores no hacían posible que este elemento nuevo llegara a tiempo a todos los prototipos de la parrilla, sin embargo, el fabricante italiano Marelli ha querido aclarar la situación por medio de un comunicado emitido este lunes, en el que especifica que la 'discriminación' ha sido a petición de los propios constructores con la finalidad de contener los costes.

Según la nota, la nueva ECU (Unidad de Control del Motor) en MotoGP para 2023 "es una preparación para la nueva era de combustibles más sostenibles, que comienza en 2024", y pasa a detallar "¿qué significa y cómo va a afectar a los equipos de la parrilla".

"La ECU es esencialmente el cerebro de una moto de MotoGP, con la que se recogen datos de varios sensores de la moto, compila esos datos a través de un software unificado y, a continuación, acciona los actuadores de control del motor para que éste funcione correctamente, y lo controla mediante estrategias como el control de tracción y el anti-wheelie. En MotoGP, está diseñado por Marelli y es una pieza unificada de hardware utilizada por todas las motos y equipos", sigue la nota.

Anteriormente, la ECU suponía una gran inversión para las fábricas que competían en MotoGP al fabricarla cada una individualmente. "Ahora, al recibir todos la misma unidad, garantiza que los costes no se disparen y ayuda a mantener una competición reñida en toda la parrilla, ya que todos tienen el mismo aparato".

La primera ECU unificada de MotoGP se introdujo en 2018 y, hasta ahora, no se había actualizado.

"El ciclo de vida normal de una ECU es de tres a cinco años. Después, normalmente se introduce un nuevo modelo, ya que los proveedores de los componentes los sustituyen en ese plazo. Sin embargo, con la ayuda de Marelli, la anterior vida útil de la ECU utilizada en MotoGP fue de unos excepcionales 10 años, ya que el deporte se aseguró de abastecerse de los componentes necesarios. Esto se debe a que, además de aumentar la eficiencia y controlar los costes en términos de la propia unidad, las fábricas también necesitan realizar cambios en el mazo de cables y los sistemas eléctricos de sus motos para adaptar una nueva ECU", sigue el comunicado.

Dos centralitas para 2023

A partir de aquí, en la nota se explica los motivos que llevan a que este año haya dos centralitas.

"Las nuevas motos (2023) de la parrilla utilizarán la nueva ECU, y las fábricas han solicitado que se siga utilizando la ECU antigua en los modelos de años anteriores. Esto es con el fin de controlar los costes, para las fábricas y para los equipos independientes que tendrían que pagar la factura como parte de sus acuerdos de alquiler. Este acuerdo se ha alcanzado mientras el deporte sigue buscando la máxima eficiencia y sostenibilidad y, como siempre, trabaja para garantizar que los equipos independientes puedan seguir prosperando en la parrilla", lo que amplía, además de a los equipos oficiales, a los que utilicen motos del año, como Pramac (Ducati) o LCR (Honda).

Según la nota, esta 'discriminación' no creara disparidad de rendimiento a los equipos.

"Eso es porque no habrá ventajas técnicas y de rendimiento con la nueva ECU en 2023. Hay una gran cantidad de actualizaciones listas para el inicio de la nueva era de los combustibles sostenibles, así como un aumento de las medidas de seguridad que se están probando, pero no habrá ningún aumento en el rendimiento absoluto durante 2023", asegura el proveedor, que garantiza que en 2024 todos los equipos podrán contar con la nueva ECU. 

La nueva centralita única de MotoGP para 2023, la Marelli ECU BAZ-340

La nueva centralita única de MotoGP para 2023, la Marelli ECU BAZ-340

Photo by: Marelli Motorsport

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo El VR46 presenta su MotoGP para 2023 con Bezzecchi y Marini
Artículo siguiente "Rossi está muy presente en nuestras vidas", dice Bezzecchi

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol