Lorenzo: “La séptima posición creo que no es la real a la que podemos aspirar”

Mal día para Lorenzo en el arranque del GP de Aragón, en el que sólo al final de la jornada pudo maquillar sus registros.

Alcañiz.- No empezó bien para Jorge Lorenzo el fin de semana en Motorland, a falta de dos minutos para el final del segundo entrenamiento del día el de Yamaha estaba 14º en la hoja de tiempos a más de 1.1 segundos de Pedrosa, arreglando en su última vuelta, ya con el reloj a cero, su actuación para acabar séptimo a casi medio segundo del líder.

“Ha sido un día complicado con los neumáticos. El primero que monté me dio un susto nada más salir a pista que casi me caigo, tuve que entrar a cambiarlo porque algo no iba bien y no me daba confianza. Por la mañana tuve un buen ritmo y al margen de Márquez fue quien mejor paso por vuelta tenía”, explicó.

“La séptima posición creo que no es la real a la que podemos aspirar en este circuito. De todas formas no acabamos de tener un ritmo muy bueno, comparado con el año pasado vamos mucho más lentos".

“Pero por la tarde no tuve buenas sensaciones, la moto me sacaba para fuera y volví a cambiar de neumáticos, aunque seguía sin encontrarme a gusto, por lo que monté una tercera goma, pero ya usada porque no nos quedaban neumáticos nuevos montados”, en la llanta.

“La séptima posición creo que no es la real a la que podemos aspirar en este circuito. De todas formas no acabamos de tener un ritmo muy bueno, comparado con el año pasado vamos mucho más lentos, y eso es por los neumáticos”, insistía el de Yamaha.

Los viernes, le cuesta

A Lorenzo le han recordado que en las últimas temporadas, sobre todo el año pasado, era fortísimo desde el primer entrenamiento y tenía una base de setting muy competitiva, mientras que este año le cuesta mucho los viernes.

“Este año aprieto igual que el pasado año, pero haciendo lo mismo voy dos segundos más lento aquí. Depende del circuito, en Misano fui este año más rápido que el pasado, pero aquí me está costando mucho pese a que aprieto igual de fuerte. Intento ir igual de rápido, pero no somos fuertes”, argumentaba Lorenzo.

“En un 90% con la electrónica del pasado año los problemas de este con los neumáticos serían los mismos".

Los pilotos de MotoGP, esta temporada, están teniendo muchos problemas con el cambio de neumáticos de Bridgestone a Michelin. Sin embargo, no es la única novedad de la temporada, también la nueva electrónica puede influir en las dificultades a la hora de poner a punto la moto con las nuevas gomas.

“En un 90% con la electrónica del pasado año los problemas de este con los neumáticos serían los mismos. La variación de rendimiento de los pilotos, los problemas y las caídas son en un 90% por los neumáticos, quizá el diez restante sea por la electrónica, que no suele hacer caer a los pilotos. Con la nueva la moto es más nerviosa y derrapa más, pero no afecta tanto”, argumentaba el balear.

“No es culpa de Michelin porque ellos dan los mismos neumáticos a todo el mundo. Pero en los últimos años con Bridgestone estabas siempre entre los dos o tres primeros, mientras que ahora un día estas primero y al siguiente, octavo. Poniendo la misma ambición, el mismo pilotaje e idénticas ganas, los resultados son diferentes”.

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Evento GP de Aragón
Sub-evento Práctica viernes
Pista Motorland Aragon
Pilotos Jorge Lorenzo
Equipos Yamaha Factory Racing
Tipo de artículo Noticias de última hora