Las notas del Gran Premio de la República Checa

Como cada lunes tras las carreras, os ofrecemos nuestro particular análisis sobre lo sucedido el fin de semana de gran premio de MotoGP.

El GP de la República Checa deparó la primera victoria de Crutchlow y el motociclismo británico en MotoGP, acabando con una sequía de 35 años de triunfos ingleses en categoría reina. Una carrera más en la que Márquez reforzó la distancia con el segundo clasificado. 

Suben

Cal Crutchlow logró su primera victoria en la categoría reina, tras seis temporadas y en su gran premio número 98. El británico, que había logrado seis terceros puestos y tres segundos, logró en su décimo podio subir a lo más alto, algo que no lograba ningún británico desde hacía 35 años. Siendo, además, el primer triunfo para la escudería LCR, una de las veteranas del campeonato. Sin duda, la gesta tiene más de histórica que de deportiva, aunque el merito del británico es absoluto: arriesgó en la elección de los neumáticos montando el compuesto duro delante y detrás, lo que al final fue determinante. A ello, además, sumó una gran habilidad para pilotar sobre mojado, logrando marcar la vuelta rápida en carrera. Crutchlow se convierte en el sexto piloto diferente en ganar una carrera este año, algo que no se veía desde hace mucho tiempo, y que puede ser fruto de los continuos cambios de reglamento para igualar la competición, es posible. Sobre todo cuando las carreras son en mojado.

Loris Baz optó, como Crutchlow, por montar el compuesto duro delante y detrás, lo que le dio, como al británico, una ventaja extra en la segunda mitad de la prueba. Pero las carreras se ganan en la pista y en el box, cuando se determinan las estrategias y se eligen los settings, neumáticos y demás. Así que tanto mérito tiene el triunfo de Cal como el fantástico cuarto puesto de Baz (su mejor resultado del año e igualando el cuarto logrado en Misano 2015). El francés, que sufrió un terrible accidente en Mugello, destrozándose un pie, se ha ido recuperando poco a poco y el domingo demostró que es capaz de pilotar con habilidad y rapidez, y que sólo necesita una buena moto y estar bien físicamente para demostrar que tiene sitio en este campeonato.

Mejoran

Valentino Rossi volvió al podio tres carreras después, y lo hizo en otra portentosa exhibición de pilotaje en condiciones complicadas. El doctor tiró de sabiduría y experiencia para cuidar el neumático delantero durante la primera mitad de la carrera, rodando incluso en posiciones muy retrasadas, pero al final la goma dura trasera le dio ventaja, y haber guardado el neumático delantero le valió para desatar un ataque que le llevó hasta el segundo puesto. El 46 está en forma, pero el lastre de los tres ceros que arrastra esta temporada le ponen la lucha por el título casi imposible.

Héctor Barberá sigue en su línea ascendente y su presencia en los primeros puestos, tanto en clasificación como en carrera, empieza ya a no ser casual. El valenciano ha dado un salto de ‘coco’ importante, se le ve más centrado y maduro, hay muchas ganas de verle ya con la Ducati 2016 la próxima temporada. Tal y como está de cabeza y pilotando, una moto competitiva le llega en el momento justo.

Eugene Laverty ya vino a estas notas tras el GP de Austria y el norirlandés sigue haciendo un excelente trabajo, terminando esta vez en la sexta posición. Hace quince días, el piloto quería volver a WSBK en 2017, y su equipo no le iba a poner ningún problema para que así fuera. Sin embargo, en dos carreras las cosas han cambiado y ahora Jorge Martínez Aspar tiene un verdadero dilema, porque sabe perfectamente que el bueno de Eugene tiene mucho gas en el puño derecho.

Se mantienen

Marc Márquez no falla. Haga sol o frío, en seco o en mojado, el de Honda está siempre ahí y esa regularidad le va a llevar de cabeza a su tercer título de MotoGP. Marc se entiende con su moto a la perfección, y la Honda sigue mejorando día a día. Es difícil de dar por sentado que la RC213V sea una mala moto cuando hasta tres pilotos diferentes han ganado ya este año con esa moto, Marc, Miller y este domingo Crutchlow. Márquez, sin duda, pone lo que le falta a la moto, pero viendo los resultados, la moto no parece que vaya tan mal.

Andrea Iannone venía de ganar en Austria y protagonizó un inicio de carrera excelente, salía tercero, se puso segundo en la tercera vuelta y primero en la cuarta, liderando la carrera con solvencia hasta la vuelta 16, a sólo siete del final, cuando la goma delantera, absolutamente destruida, dijo basta y tuvo que bajar el ritmo para acabar octavo. Poco premio para los excelentes dos primeros tercios de carrera que protagonizó.

Bajan

Dani Pedrosa sigue peleándose con una moto que, definitivamente, parece que no está hecha para él. Para Dani la temporada está siendo un verdadero calvario, y el problema es que Crutchlow y Miller, con la misma moto y en un equipo satélite, han logrado ya una victoria este año, y la diferencia con Márquez respecto a Pedrosa, es sideral a nivel de resultados, lo que cada vez está liando más el ovillo en el que se ha sumergido el piloto de Sabadell.

Jorge Lorenzo sacó la cabeza en Austria después de tres carreras desastrosas, pero de nuevo la lluvia fue un factor desestabilizador para el balear, que salió de Brno con el tercer 0 de la temporada. Cierto es que tuvo problemas con el neumático delantero, que tuvo que entrar dos veces a pits a cambiar de moto, y que marcó la segunda vuelta rápida en carrera, lo que demuestra que tenía velocidad. Pero no menos cierto es que Lorenzo ha sumado en las cinco últimas carreras 23 puntos sobre 125 posibles. En ese mismo tramo de la pasada temporada acumuló 99/125 puntos, 76 más que ahora. Unos números que le dejan ya, prácticamente, fuera de la lucha por el campeonato.

Michelin tuvo mala suerte, porque llevó unos neumáticos para seco que parecían ser del gusto y agrado de todos los pilotos y con los que se logró batir el récord de la pole. Pero llovió, y los neumáticos para mojado fueron otra cosa. El suministrador único decidió llevar sólo dos opciones, una blanda y otra dura, con la característica de que la blanda era muy blanda, y la dura muy dura. No había termino medio y eso condenó a unos al principio y a otros al final. Michelin debe entender que puede llevar a un gran premio un neumático que pueda tener mayores o menores prestaciones, más o menos agarre, durar un poco más o menos. Pero nunca, jamás, puede llevar un neumático que no pueda aguantar la distancia de carrera sin convertirse en un auténtico peligro para el piloto. Y ayer, por las imágenes que se han visto, el peligro fue evidente.

  

Foto Ronny Lekl
Foto Ronny Lekl

 La foto:

En la captura de tuiter de una imagen de Ronny Lekl (gp_photo.de) podemos ver la rueda delantera de la Ducati 29 de Andrea Iannone, absolutamente destrozada. Ese mismo problema lo sufrieron varios pilotos que eligieron el neumático delantero blando, como Dovizioso, Lorenzo, Redding, etc.

 

 

 

 

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Evento GP de República Checa
Pista Brno
Pilotos Valentino Rossi , Eugene Laverty , Hector Barbera , Jorge Lorenzo , Cal Crutchlow , Dani Pedrosa , Marc Marquez , Loris Baz , Andrea Iannone
Tipo de artículo Artículo especial