El juego de las sillas de KTM en MotoGP

El compromiso de KTM con Pedro Acosta, a quien la marca promocionará a MotoGP en 2024, y la negativa del promotor del Mundial a darle al grupo austríaco las plazas que dejó vacantes Suzuki, provoca un embudo que dejará sin lugar a alguno de los actuales pilotos.

Jack Miller, Red Bull KTM Factory Racing, Marc Márquez, Repsol Honda Team

Tal y como adelantó Motorsport.com antes del pasado Gran Premio de Países Bajos de MotoGP, Acosta ha decidido ejercer la opción que tenía en su contrato y correr en la categoría de las motos pesadas el curso que viene, extremo confirmado por el propio piloto murciano durante el pasado fin de semana.

A pesar de que KTM le planteó la posibilidad de permanecer otra temporada en Moto2, el de  Mazarrón desechó esa alternativa, circunstancia que fuerza a la compañía de Mattighofen a hacerle hueco en uno de los cuatro prototipos que gestiona; las dos RC16 oficiales decoradas con los colores de Red Bull, y las dos GasGas, que no dejan de ser KTM pintadas de rojo.

Tanto Jack Miller como Brad Binder, la pareja que ocupa el taller oficial de las motos naranjas, tienen contrato en vigor hasta finales de 2024. Lo mismo ocurre con Pol Espargaró, la punta de lanza del proyecto GasGas, que, sin embargo, lleva lesionado desde el terrible accidente que sufrió en Portimão, la primera parada del calendario. Así las cosas, el eslabón más débil de toda la estructura es Augusto Fernández, el único cuyo vínculo expira a finales de este ejercicio. En Assen, donde terminó el décimo y se convirtió, junto a Franco Morbidelli, en el último piloto en haber puntuado en todas las citas celebradas hasta la fecha, Fernández reconoció no estar atravesando una situación cómoda ante el silencio de KTM sobre su futuro.

"A mí me gustaría quedarme. KTM está intentando que todos tengamos sitio, dado que las dos partes estamos contentos. Yo quiero seguir exactamente igual otro año, y no estoy mirando otras opciones", declaraba Fernández el domingo, antes del parón veraniego que debería terminar de configurar la parrilla de 2024.

Más de MotoGP:

Consciente de la patata caliente que tiene entre manos, KTM solicitó al promotor del certamen la posibilidad de disponer una quinta unidad con vistas a la temporada que viene, gestionada a través de la estructura que Aki Ajo posee en las clases pequeñas, con la idea de no tener que dejar a nadie a pie. Ese escenario todavía se recrudecería más si en la ecuación irrumpiera Marc Márquez, en caso de que el español optara por romper su vínculo con Honda una vez termine el curso actual, para unirse al destacamento naranja.

Sin embargo, Dorna decidió no acceder a la petición, dado que las dos vacantes que dejó Suzuki cuando decidió cerrar abruptamente su división de MotoGP, a finales de 2022, están pensadas para la eventual entrada de un nuevo fabricante. En este sentido vale la pena destacar que KTM y GasGas operan bajo un mismo paraguas en lo relativo a los votos de la MSMA.

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo Rins regresa a su casa y sueña con reaparecer en Silverstone
Artículo siguiente Ezpeleta confirma que habrá concesiones para Honda y Yamaha en MotoGP

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol