"La idea es que VR46 compita con Yamaha en 2024"

Jorge Viegas, presidente de la FIM, reconoció el pasado viernes que la idea del equipo VR46 es correr con Yamaha a partir de 2024, una maniobra que haría que Ducati volviera a disponer de seis motos en la parrilla de MotoGP.

Marco Bezzecchi, equipo VR46 Racing

El portugués hizo esas declaraciones en la Asamblea Anual de la Federación Internacional de Motociclismo (FIM) que se celebra este fin de semana en la ciudad italiana de Rimini, y en la que se anunció su reelección por otros cuatro años. 

A Jorge Viegas, que obtuvo el 99% de apoyo en la votación que se llevó a cabo entre las federaciones nacionales, se le preguntó por el hecho de que Yamaha vaya a afrontar la temporada que viene con solo dos unidades de su M1, después de que la escudería RNF, de Razlan Razali, no renovara su acuerdo con la marca de los diapasones y decidiera vincularse a Aprilia.

"No veo bien esta situación", respondió el ejecutivo ante los micrófonos de RAI; "pero creo que será solo en 2023. En 2024, el equipo de Valentino Rossi dejará Ducati y competirá con Yamaha. Esa es la idea, aunque, por ahora, no hay nada confirmado. Estoy dando una noticia: en 2024 habrá seis Ducati y cuatro Yamaha". 

Eso que Viegas define como noticia es una maniobra de la que se habla desde que se confirmó el desembarco de la totalidad de la estructura de Il Dottore a la categoría de las motos pesadas, el pasado ejercicio. 

A pesar de que Rossi exploró todas las opciones disponibles, poniendo especial mimo a la de Suzuki, que nunca llegó a concretarse, nadie pudo igualar las condiciones que Ducati estuvo en condiciones de ofrecer a la formación, novata en la categoría de las motos pesadas. El acuerdo que se firmó establecía que Luca Marini iba a disponer de una Desmosedici de última generación, mientras que Marco Bezzecchi iba a correr con el modelo del año anterior. La competitividad del prototipo italiano, campeón del mundo con Pecco Bagnaia, y con el que Bezzecchi se proclamó novato del año, confirman el acierto en la decisión, y llevan a Yamaha a tener que mover ficha para seducir a VR46.

Por si te lo perdiste:

Se da la circunstancia de que la estructura de Tavullia ha decidido dar un paso atrás con vistas a 2023, y renunciar a la última versión de la Desmosedici que, sobre el papel, iba a conducir Marini. En vez de eso, el hermano de Rossi competirá con la Ducati de 2022, la misma con la que contará Bezzecchi. Con este cambio, las arcas de la compañía se ahorran alrededor de un millón de euros, una cantidad considerable si tenemos en cuenta el potencial demostrado por la moto, que tras 15 años le ha devuelto la corona al fabricante boloñés.

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo KTM reconoce que que subió a pilotos a MotoGP "demasiado pronto"
Artículo siguiente Jarvis: "Nos gustaría volver a tener cuatro Yamaha en pista en 2024"

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol