MotoGP GP de Austria

Espargaró, contra el Red Bull Ring: "No es un circuito"

Aleix Espargaró criticó al Red Bull Ring y a su configuración después de un complicado Gran Premio de Austria de MotoGP, en el que la Aprilia no se adaptó.

Aleix Espargaró, Aprilia Racing Team

Aprilia vivió tras el parón de vacaciones de esta temporada 2023 uno de sus mejores momentos en MotoGP, en el Gran Premio de Gran Bretaña. El podio de Maverick Viñales, una tercera plaza, en la carrera al sprint del sábado en Silverstone fue solo la antesala de algo mejor: la victoria de Aleix Espargaró en la prueba larga del domingo, que significó la segunda tanto para él en su carrera deportiva como para la fábrica de Noale en la clase reina.

Todo esto llevó optimismo al seno de la marca italiana, pero el Gran Premio de Austria sirvió para bajar el subidón general. Ya desde el jueves, Espargaró avisó de que el Red Bull Ring era "la criptonita" de la RS-GP, algo que se vio en pista. Tanto el de Granollers como su compañero de box sufrieron durante el fin de semana: en el caso del #41 la cita se saldó con una séptima posición el sábado y una novena el domingo, mientras que el #12 fue octavo y sexto, respectivamente.

Pasado el fin de semana, Espargaró reconoció todas las complicaciones que vivió en Spielberg, tanto suyas como de la propia moto, coincidiendo con Viñales en que Aprilia debe mejorar su sistema de salida, por ejemplo. Pero también comentó que la actual igualdad de MotoGP hace que un mal circuito pueda provocar un descalabro de una marca por lo cerca que están otras marcas.

Más de MotoGP:

Así lo explicó el catalán en un encuentro con los medios, entre los que estaba Motorsport.com: "La línea es muy fina: hay tantísima igualdad y está todo tan parejo, que cuando uno falla un poco o el circuito no se le adapta bien pues ves que están las seis Ducati delante. Este circuito era nuestra criptonita. Ha sido el único donde ninguna de las Aprilia ha sido competitiva. El resto de circuitos siempre, o Maverick o yo, hemos estado delante".

Al hilo de lo malo que ha sido Austria para el equipo comandado por Massimo Rivola, Espargaró también quiso criticar el Red Bull Ring, un circuito que siempre ha sido recibido comentarios de los pilotos de la categoría reina, especialmente por su peligrosidad o por incidentes como el de 2020, que provocó la aparición de la chicane en la segunda recta.

"Austria es muy difícil. No es un circuito, no sé qué es esto. Son tres rectas metidas con cinco frenadas fuertes", comentó Aleix. Para él, esa configuración de la pista no beneficia nada a la filosofía de la RS-GP: "Parar la moto a cero y acelerar con el par motor que tienen la Ducati y la KTM... Es muy difícil luchar contra ellos. Pero tiene que haber de todo. Hay que trabajar, hemos sacado unos buenos puntos y a por otra", finalizó, pensando ya en el próximo Gran Premio de Catalunya, su carrera de casa.

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo A Quartararo le faltó motivación, pero ahora "acepta" su situación
Artículo siguiente Podcast MotoGP 'Por Orejas' – El mercado se calienta con dos Ducati libres

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol