'El menos pensado', la columna de Martín Urruty

Nuestro columnista nos habla de ese joven veterano, Valentino Rossi, que en 2017 está sorprendiendo de nuevo al mundo de MotoGP.

'El menos pensado', la columna de Martín Urruty

Había que hurgar profundo, poner a prueba el fanatismo irreductible para encontrar hinchas de Valentino Rossi que un mes atrás se animaran a pronosticar que el italiano sería el puntero del campeonato de MotoGP al cabo de las tres primeras fechas de 2017. El propio Rossi no cobijaba tamaña ambición. Los indicios en contra de Il Dottore eran contundentes: había quedado a 734 milésimas del mejor tiempo en los ensayos de postemporada 2016, en Valencia; ya este año terminó a 221 luego de tres días de entrenamientos en Sepang, quedó a casi un segundo -921 milésimas- al cabo de las tres jornadas en Phillip Island y a 402 de la mejor marca en los tres días finales de pretemporada en Qatar. El más rápido siempre había resultado Maverick Viñales, su flamante compañero de equipo en Yamaha.

Después de 17 meses, 531 días, 22 carreras, Rossi es otra vez puntero del Mundial. Lo había sido desde el principio y casi hasta el final de la temporada 2015, cuando perdió el título por cinco puntos y a manos de Jorge Lorenzo, su compañero de entonces, en el Gran Premio de la Comunidad Valenciana que cerró ese ejercicio. Aquella fue la carrera en la que Vale partió último debido a la sanción por su encontronazo con Marc Márquez en Malasia y escaló hasta el cuarto lugar, insuficiente ante el triunfo de Lorenzo escoltado por las Honda de Márquez y Dani Pedrosa. Si en aquellos turbulentos días posteriores a la cita en Cheste, cuando incluso se especulaba con el prematuro retiro del heptacampeón de la categoría reina, era difícil imaginar que Rossi contara con otra chance de pelear por su décima corona, los resultados de la pretemporada 2017 lo quitaron de todo pronóstico.

Como los viejos pilotos de combate que podían volar debajo del alcance del radar para atacar por sorpresa sin ser descubiertos, Valentino, de 38 años, inició su 22ª temporada mundialista, 18ª en la elite, con tres podios consecutivos -arribó tercero en Qatar, segundo en la Argentina y en Austin-, algo que ninguno de sus colegas pudo remediar y aunque aún no ha triunfado eso le permite ostentar seis puntos de ventaja sobre Viñales y 18 frente al campeón Márquez, los dos vencedores en 2017.

Rossi nunca ha sido el más rápido en lo que va del año, pero su efectividad no permite discusión. Quedó a 1s098 de Viñales en los ensayos de Qatar, al cabo válidos como clasificación debido a la lluvia, pero en carrera y después de 20 vueltas llegó tercero a menos de dos segundos del ganador. En Termas de Río Hondo fue 1s760 más lento que Márquez en la tanda final, a la que entró por la ventana de la clasificación 2. Al otro día completó las 25 rondas en Santiago del Estero a menos de tres segundos del triunfador Viñales. Aunque largó en primera fila en Austin, el sábado había quedado a casi un segundo de Márquez: 932 milésimas. Corrió 21 giros desde atrás el domingo y cruzó la meta a 3s069 del catalán. El ritmo de Valentino en carrera y, principalmente, cómo lo sostiene en los giros finales gracias también a los avances de Yamaha es extraordinario.

Si Rossi forjó su leyenda en aquellos iniciáticos duelos con Max Biaggi, no bien se acomodó en 500 cc., y más asentado, frente a Sete Gibernau, Casey Stoner y Jorge Lorenzo, su grandeza ha crecido desde su regreso a Yamaha en 2013 y luego del aciago bienio en Ducati. Su capacidad de reinvención y adaptación constante a nuevos usos y costumbres le permiten una insospechada vigencia. Aunque no coleccione victorias cada domingo como a comienzos de siglo y hayan pasado más de siete años desde que levantó su último título, Valentino agranda su legado peleándoles mano a mano a dos de las mejores generaciones que ha dado la historia: Lorenzo-Pedrosa y los más nuevos Márquez y Viñales. Rossi ha sido subcampeón en las últimas tres temporadas con 35, 36 y 37 años, respectivamente: dos veces de Márquez, quien acaba de cumplir 24, y una de Lorenzo (29). Su actual compañero, Viñales, tenía un año cuando Vale debutó en 125 cc.: el italiano le lleva 15 años y 330 días. 

Rendidos ante las pruebas, Lorenzo y Márquez, dos que llevaban un buen tiempo sin regalarle elogios a Rossi, han destacado abiertamente la competitividad del italiano. Valentino tiene claro que la constancia y consistencia anotadora pueden recompensar con la pelea por el título aún cuando no sea siempre el más rápido. Esa fue su receta en 2015 y estuvo a punto de cuajar en el resultado esperado. Márquez copió la fórmula el año pasado y a fuerza de puntos cimentó su postulación cuando la Honda todavía era indómita, y más tarde exhibió contundencia para sellar la corona con tres fechas de antelación. Rossi muestra cada domingo que descartarlo en los pronósticos que anticipan vencedores o campeones es, cuanto menos, propio de temerarios. Con él, siempre puede ser el día menos pensado.

Podium: second place Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
Podium: second place Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
1/15

Foto de: Gold and Goose / Motorsport Images

Second place Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
Second place Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
2/15

Foto de: Gold and Goose / Motorsport Images

Podium: race winner Marc Marquez, Repsol Honda Team, second place Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing, third place Dani Pedrosa, Repsol Honda Team
Podium: race winner Marc Marquez, Repsol Honda Team, second place Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing, third place Dani Pedrosa, Repsol Honda Team
3/15

Foto de: Gold and Goose / Motorsport Images

Podium: second place Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
Podium: second place Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
4/15

Foto de: Gold and Goose / Motorsport Images

Marc Márquez, Repsol Honda Team
Marc Márquez, Repsol Honda Team
5/15

Foto de: Gold and Goose / Motorsport Images

Dani Pedrosa, Repsol Honda Team
Dani Pedrosa, Repsol Honda Team
6/15

Foto de: Gold and Goose / Motorsport Images

Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
7/15

Foto de: Gold and Goose / Motorsport Images

Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
8/15

Foto de: Gold and Goose / Motorsport Images

Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
9/15

Foto de: Gold and Goose / Motorsport Images

Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
10/15

Foto de: Gold and Goose / Motorsport Images

Dani Pedrosa, Repsol Honda Team, Marc Márquez, Repsol Honda Team, Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
Dani Pedrosa, Repsol Honda Team, Marc Márquez, Repsol Honda Team, Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
11/15

Foto de: Gold and Goose / Motorsport Images

Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing, Dani Pedrosa, Repsol Honda Team
Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing, Dani Pedrosa, Repsol Honda Team
12/15

Foto de: Gold and Goose / Motorsport Images

Fan de Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
Fan de Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
13/15

Foto de: Gold and Goose / Motorsport Images

Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
14/15

Foto de: Gold and Goose / Motorsport Images

Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
15/15

Foto de: Gold and Goose / Motorsport Images

compartidos
comentarios
El GP de las Américas de MotoGP según MiniBikers

Artículo previo

El GP de las Américas de MotoGP según MiniBikers

Artículo siguiente

Alex Rins, cinco lesiones en ocho meses

Alex Rins, cinco lesiones en ocho meses
Mostrar comentarios