Ducati tiene la obligación de renovar a Dovizioso

La excelencia alcanzada por Andrea Dovizioso, unida a la comunión con su equipo y al punto de adaptación que le falta a Jorge Lorenzo, convierten al italiano en una pieza irrenunciable para Ducati.

A Ducati no le queda otra que renovar a Andrea Dovizioso, que como ocurrió el año pasado se dibuja como la opción más fiable de la marca italiana para pelear por el título en MotoGP.

El triunfo que logró el de Forli en Qatar en el arranque del año lo confirma como el principal candidato a discutirle la corona a Marc Márquez, gran dominador del último lustro, en el que acumula cuatro cetros de los cinco que se han puesto en juego.

Cuando Ducati apostó por Jorge Lorenzo para que el español abanderara su proyecto de reconquista en la categoría de las motos pesadas, seguramente no contó con el papel que iba a jugar en la ecuación la singularidad de su propia moto.

Un año y medio después de la llegada del mallorquín a Borgo Panigale, su nivel de adaptación es infinitamente más alto al de cuando aterrizó, aunque por lo visto en lo que llevamos de 2018, difícilmente le alcanzará para aspirar al Mundial.

Lorenzo podrá ganar carreras, pero si tuviera que jugarme la paga a qué corredor de Ducati tendrá más números para llevarse el premio más gordo de todos, mi apuesta sería por el dorsal número #04.

Y no solo porque Dovi ya fuera capaz en 2017 de llevar el toma y daca con Márquez hasta Valencia, y tampoco por las seis victorias que fue capaz de sumar entonces, las mismas que el campeón. Yo me alinearía con él por todo aquello que aglutina en este momento de su trayectoria, por el nivel de excelencia que ha alcanzado a sus 32 años recién cumplidos, por su madurez y por la comunión que hay entre él y su equipo.

 

Por todo ello, el constructor de las motos rojas está obligado a renovarle, aunque para ello deba subirle considerablemente el sueldo, algo que el chico se ha ganado con creces. Ducati no puede permitirse el lujo de perder al único piloto que hasta el momento ha demostrado estar en condiciones de llevar a Bolonia el título que solo Casey Stoner ha sido capaz de levantar, hace ya más de una década.

Dovizioso y su agente también están jugando sus cartas, conscientes de lo que supone para cualquiera en estos momentos hacerse con sus servicios. Una ganga a todos los niveles puesto que se trata de una de las primeras espadas del certamen; de alguien que podría recalar en Honda o Suzuki y volcar allí toda la información recabada en Ducati los últimos cinco años, al margen de aportar su método y experiencia en el desarrollo de prototipos.

Por si eso fuera poco, su salario base no llega actualmente a los dos millones de euros, una cifra que supone un diferencial injustificable al compararlo con los 12 millones que ingresa su vecino de taller, que también debe negociar su continuidad más allá del próximo 31 de diciembre.

Desde los despachos del fabricante italiano ya se ha dejado claro que la renovación de Lorenzo será a la baja, por más que los cinco títulos que posee el balear, especialmente los tres de MotoGP, deban tenerse siempre en cuenta. La depreciación del #99 es evidente si comparamos con el valor que tenía en 2016, aunque eso no significa que la nómina de Dovizioso y la suya deban estar al mismo nivel.

Por lo demás, la cotización del actual líder del campeonato está en estos momentos en su cúspide, tanto por su éxito en Losail como por el contraste con el cero que se llevó de allí Lorenzo, circunstancia que podría cambiar en el caso de que el de Palma le diera la vuelta a la tortilla en las próximas fechas y comenzara a justificar el precio que se pagó por él.

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Pilotos Andrea Dovizioso
Equipos Ducati Team
Tipo de artículo Opinión
Etiquetas andrea dovizioso, ducati, motogp 2018, noticias motogp