Baz: “Para 2017 no me pongo objetivos; si me divierto, iré rápido”

La segunda temporada en MotoGP de Loris Baz estuvo marcada por las lesiones y los problemas mecánicos que le impidieron al francés mostrar todo su potencial, una tendencia que espera cambiar en 2017, cuando contará con novedades técnicas y humanas...

Baz, forjado en la cantera española, donde corrió en la Copa Caja Madrid, la Cuna de Campeones, el Campeonato Catalán y el CEV de 125, pronto destacó como una de las más firmes promesas del motociclismo francés, proclamándose campeón europeo de Superstock 600cc con tan solo 15 años. Más tarde saltaría al Mundial de Superbikes, donde sumó dos victorias y 14 podios que le valieron para llegar a MotoGP con 22 años.

En su primera temporada pilotó un prototipo Open del Forward Yamaha, llegando hasta la última carrera disputando la victoria en esta subcategoría a Héctor Barberá, ahora su compañero en el Avintia. En 2016 se subió a la Ducati GP14 del equipo español, pero una grave lesión en el pie derecho que sufrió en Misano, sumada a algunos problemas mecánicos, le condicionaron un ejercicio en el que por encima de todo destacaron dos resultados: el cuarto puesto logrado en Brno y el quinto de Malasia.

Baz pilotará una GP15 en 2017 y contará con un nuevo jefe de mecánicos, el italiano Paolo Zavalloni, que con anterioridad trabajó en el Team Gresini y en Mahindra.

El de Sallanches habló con Motorsport.com en los últimos test del año, celebrados en Jerez, donde fue la segunda mejor MotoGP tras la de Álvaro Bautista. Baz paró el cronómetro en 1m 39,184 segundos, ocho décimas más rápido que su registro en el pasado GP de España (1m 39,993 segundos).

“Estoy contento de cómo fueron los test. Para nosotros lo importante era coger ‘feeling’, conocer a mi nuevo jefe de mecánicos y dar vueltas con la nueva moto. Me he divertido y he rodado rápido, dos cosas que hacía mucho tiempo que no pasaban. Hay cosas todavía por ajustar, pero es normal. Vamos en la buena dirección”.

Baz se mostró feliz de acabar sin incidencias y rodando muy rápido: “Estoy cogiendo de nuevo confianza poco a poco, algo que es más fácil de hacer en test que en un fin de semana de carreras, porque se trabaja más relajado. Además he tenido muy buena conexión con mi nuevo jefe de mecánicos y estoy también muy contento por ello”.

Por último, habló sobre sus aspiraciones para el próximo año: “No me quiero marcar ningún objetivo, esta temporada me los marqué y al final fue todo un desastre. Lo único que pido para el año que viene es divertirme. Si lo hago iré rápido”.

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Pilotos Loris Baz
Tipo de artículo Noticias de última hora