Bastianini dice que no tiene órdenes de Ducati en su duelo con Pecco

Enea Bastianini volvió a plantar cara, como en las carreras anteriores, a Pecco Bagnaia, la punta de lanza del proyecto Ducati en MotoGP, asegurando que no recibió órdenes de equipo.

Si en Misano, donde Enea Bastianini fue segundo a escasos milésimas de Pecco Bagnaia, y en Aragón, donde superó a su compatriota en la última vuelta, los dos jóvenes corredores italianos de Ducati pelearon a brazo partido por la victoria, este domingo en la carrera de MotoGP del Gran Premio de Japón se volvieron a ver las caras, aunque esta vez luchando por la novena posición en la línea de meta.

Las circunstancias del fin de semana de Japón, con una única sesión de entrenamientos libres el viernes, un sábado de clasificación en mojado y, de nuevo, en seco el domingo, con dos caídas de Bastianini incluidas (una en seco y otra en mojado), puso al de Gresini en una situación de salida en parrilla (15º) tan complicada, o más, que la 12ª de Bagnaia, lo que acabó juntándoles tras las primeras vueltas luchando por cerrar el top 10.

Pese a no estar la victoria, ni el podio, en juego, los dos italianos se las tuvieron tiesas una vez más, tratando de imponer el perfil de piloto dominador de cara a un próximo año en el que compartirán box en el garaje oficial de Ducati.

"En la salida era importante recuperar algunas posiciones e intentar aprovechar el neumático blando, pero era difícil, porque cuando estás detrás de tantas motos la presión de la goma delantera sube, por lo que se hace difícil adelantar a otros pilotos en las frenadas", explicó Bastianini al final de la carrera, en la que acabó noveno.

"Además, tenía a Pecco delante y sabemos que frena muy tarde, así que adelantarle no fue fácil", pese a que lo logró en la primera parte de la carrera.

"Luego, cuando le pasé tuve pista libre, pude coger mi ritmo, aunque en la última parte de la carrera no fui demasiado rápido, porque la caída de los neumáticos fue importante en las últimas diez vueltas", lo que propició que Pecco recuperara la posición.

Un Bagnaia que en la última vuelta trató de pasar a Fabio Quartararo para arañar algún punto al líder del Mundial, una maniobra que acabó con el de Turín en el suelo.

El error le sirvió a Bastianini para recuperar una posición, aunque el de Rimini venía persiguiendo esa plaza en carrera al marca su vuelta rápida al final.

"Sí, a tres o cuatro vueltas del final, porque estaba al límite para intentar mantenerme cerca de Pecco y Fabio. Era un riesgo, pero tenía que tomarlo para mantenerme unido a ellos y quizás tener una oportunidad en la última vuelta de adelantarles", imaginó.

Una ve más, la batalla entre los dos corredores dejó claro que no hay órdenes de equipo en Ducati, o que si las hay Enea no se da por enterado: "No, no he recibido ningún mensaje. Tal vez había un plan, pero a mí no me ha llegado nada", zanjó.

También lee:
compartidos
comentarios
Horarios para el GP de Tailandia MotoGP 2022
Artículo previo

Horarios para el GP de Tailandia MotoGP 2022

Artículo siguiente

Espargaró lamenta el error de Aprilia que le podría costar sus chances

Espargaró lamenta el error de Aprilia que le podría costar sus chances