La lucha entre Bastianini y Martín por llegar al equipo oficial Ducati

Las dos victorias cosechadas en las cuatro primera carreras del curso llevan a pensar que el italiano está ahora mejor situado que el español para ascender.

La lucha entre Bastianini y Martín por llegar al equipo oficial Ducati

Con Johann Zarco habiéndose eliminado él mismo de la carrera por llegar al equipo oficial Ducati asegurando que su objetivo, ahora mismo, es mantener su sitio en la estructura satélite Pramac, y con Jack Miller admitiendo que para él lo más importante es seguir en MotoGP y que no le importa dónde, incluso aceptando un regreso a Pramac, donde ya estuvo antes de llegar al equipo oficial, la batalla por convertirse en 2023 en compañero de Pecco Bagnaia en el equipo de fábrica de Borgo Panigale se centra, básicamente, entre los dos jóvenes pilotos de 24 años Jorge Martín y Enea Bastianini.

Antes de arrancar la temporada, las acciones del español cotizaban al alza y todo apuntaba a que iba a ser él es elegido. Sin embargo, el estrepitoso arranque de temporada de Bastianini con el equipo Gresini, con el que ha logrado ya dos victorias (Qatar y Austin) en las cuatro primeras carreras, no solo han equilibrado la balanza, sino que en este momento el chico de Rimini parece tener mejores cartas en esa partida.

En una temporada con 21 carreras, la lógica apuntaría a que Ducati esperara a bien entrado el curso para tomar una decisión que se antoja importante, pero algunas cláusulas contractuales y las tradicionales prisas en el mercado de MotoGP para cerrar acuerdos, apuntan a que existe un calendario límite para tomar la decisión y que esa fecha podría ser a finales de mayo, coincidiendo con el Gran Premio de Italia que se disputará en el Circuito de Mugello entre el 27 y el 29 de ese mes.

Bastianini lidera el Mundial de MotoGP con 61 puntos, habiendo puntuado en todas las carreras y confirmando en Austin, con una actuación soberbia, que el triunfo en la noche de Qatar no fue flor de un día.

Martín, por su parte, ha logrado en lo que llevamos de curso dos poles y otras dos primeras filas de parrilla, además del segundo puesto en Termas de Río Hondo. Al español le lastra las dos caídas en Qatar, donde le tiró Bagnaia, e Indonesia, donde la lluvia le jugó una mala pasada.

Enea Bastianini, Gresini Racing

Enea Bastianini, Gresini Racing

Photo by: Gold and Goose / Motorsport Images

Antes del Gran Premio de Italia, supuesta fecha límite, deben disputare tres carreras más, en Portimao esta misma semana, en Jerez la siguiente y Le Mans a mediados de mayo, dando por iniciada una segunda fase importante del campeonato, la de la llegada a las carreras europeas. Lo que pase en estos tres grandes premios que se disputarán en menos de un mes, dependen en gran medida el futuro de ambos pilotos.

También lee:

Pros y contras

Ahora mismo, en Ducati, están valorando los pros y contras de tomar la decisión en un sentido u otro, dejando a un lado la presión mediática que irá creciendo en los próximos días, y los movimientos de los representantes de cada uno de los pilotos, que tratarán de jugar sus cartas.

Bastianini ha ganado dos carreras y lidera el Mundial, pero el corredor italiano lo ha conseguido con una moto hecha en 2020 y que tras dos años con los motores congelados por la pandemia acabó 2021 siendo perfecta, la mejor de la parrilla según opinión generalizada.

El chico de Rimini, que en 2020 corrió con maquinaria 2019 en Avintia, solo ha tenido que ajustar pequeños detalles para seguir ganando con una moto que el pasado año logró siete victorias, dos Miller (Jerez y Le Mans), una Martín (Estiria) y cuatro Bagnaia (Aragón, San Marino, Algarve y Valencia), logrando el de Torino imponerse en cuatro de las seis últimas pruebas. Por tanto, la Desmosedici GP21 no ha hecho más que seguir la inercia del pasado año encadenándose seis victorias en las diez últimas citas. Lo cual tiene todo el mérito del mundo.

“Enea cuenta este año con una moto que es técnicamente mejor que la que tenía el año pasado", admitió en Austin el director deportivo de Ducati, Paolo Ciabatti, a Motorsport.com. “Además, es la moto perfecta, que está en su máximo nivel de rendimiento y desarrollo, y que funciona en todas partes”, añadió.

En Ducati consideran que “Enea está haciendo un gran trabajo, igual que el equipo Gresini, que se ha convertido en una burbuja en la que puede desarrollarse con tranquilidad”.

Bastianini, con una moto 2021 ya desarrollada no tiene que probar piezas ni evoluciones, simplemente debe ajustar la puesta a punto partiendo de los datos de los pilotos Ducati del año pasado, y para ello dispone de todos los entrenamientos en cada uno de los grandes premios. Además, el chico de Torino cuenta con el ingeniero de pista que tuvo Andrea Dovizioso en Ducati, Alberto Giribuola, un técnico con gran experiencia en las motos italianas y que ya ha ganado en el pasado con el de Forli.

Martín, ‘probador’ de la moto 2022

Para Martín, las cosas son completamente diferentes. El español debe lidiar con la Desmosedici GP22, un prototipo que ha nacido mal y que en el equipo oficial, básicamente Bagnaia, han ido destripando desde los test de pretemporada. Primero renunció al motor 2022 y optó por una versión híbrida 21-22; luego Pecco pidió que le retiraran el dispositivo frontal que regula la altura de la moto.

En Ducati ahora tienen dos vías de desarrollo con la moto 2022, la del equipo oficial y la de Pramac, donde Zarco y Martín deben probar piezas durante los grandes premios y seguir montando el holeshot delantero en algunos entrenamientos para tratar de dar con la tecla de ese dispositivo.

“Tenemos muchas piezas en el box que debemos probar, es un trabajo extra pero para Pramac este rol de desarrollo no es un problema, lo vemos como una cosa positiva, quiere decir que nos tienen en cuenta y somos importantes para Ducati”, explicaba Fonsi Nieto, director deportivo de Pramac, a la televisión durante un entrenamiento en Austin, donde Martín tenía dos motos totalmente diferente probando piezas.

Top 3 calificados  Segundo puesto Jack Miller, Equipo Ducati, ganador de la pole Jorge Martín, Pramac Racing, tercer puesto Francesco, Francesco Bagnaia, Equipo Ducati

Top 3 calificados Segundo puesto Jack Miller, Equipo Ducati, ganador de la pole Jorge Martín, Pramac Racing, tercer puesto Francesco, Francesco Bagnaia, Equipo Ducati

Photo by: Gold and Goose / Motorsport Images

Para el corredor, sin embargo, el papel de ‘probador’ no le convence y, de hecho, ya dijo en Argentina que “hemos vuelto al setting del año pasado, la moto no funcionaba bien, íbamos un poco perdidos con todos los cambios en la moto de este año, y hemos vuelto un poco a lo que nos iba bien el pasado año. Me perdí en pretemporada pero creo que hemos vuelto”, señaló entonces.

En Austin, tras conseguir una pole estratosférica, sufrió nuevamente en carrera, perdiendo cualquier opción al podio en la parte final.

“Creía que tenía potencial para luchar por el podio, pero en la recta sufrí muchísimo, es imposible acercarme a ninguna moto. El potencial que tenía la Ducati ahora no lo tengo, con Enea perdía entre 8 y 10 Km/h, no sabemos qué es pero perdemos mucho con el motor nuevo, no sabemos el motivo. No creo que el motor del año pasado sea mejor, pero algo no va, quizá la aerodinámica o no sé el qué”, se lamentó el madrileño que ve como esta situación le resta posibilidades de hacer buenos resultados y, por tanto, de ganarse el paso al equipo oficial.

La situación contractual

Tanto Martín como Bastianini tienen contrato directamente con la fábrica, un acuerdo que acaba al final de la presente temporada, con opción de la marca para seguir en 2023. Pero existen diferencias, mientras Enea no tiene ninguna cláusula que obligue a Ducati a llevarle al equipo oficial, Martín quedará libre de cualquier compromiso si no se convierte en compañero de Bagnaia el próximo año.

Sobre el papel, si los ejecutivos de Borgo Panigale no ascienden al español, éste podría irse libre a final de año, mientras que con Enea no existe esa obligación.

Sobre el futuro de Enea, su representante asegura que “ahora es la pieza más valiosa porque es el líder del campeonato. Queremos que siga en Ducati, pero quizá en el equipo oficial. A los que dice que ese puesto es de Martín, les diría que eso no es del todo cierto. Gigi Dall’Igna no es alguien que tome una decisión así tras solo cuatro carreras”, dice Carlo Pernat.

“De momento solo hay contactos y conversaciones, creo que el mercado de pilotos empezará a moverse después de Jerez”, añadía el veterano manager genovés.

Sobre las opciones de futuro, el propio Pernat se encargó de recordar que “no es ningún secreto que en el pasado ya en Aprilia se habló de Enea”, descartando un rumor que introducía a Honda en la ecuación: “No creo que Honda y el equipo Repsol sean lo mejor para Enea, hay muchas otras oportunidades”.

Una posibilidad, sin embargo, que sí entraría en los planes de Martín, un piloto que siempre ha sido del agrado de Alberto Puig y de Honda, con la que ganó el Mundial de Moto3 en 2018. Un Martín que, además, llegó a Pramac-Ducati procedente de KTM aceptando unas condiciones económicas pandémicas y que, difícilmente, consentiría mantener en el equipo oficial a partir de 2023.

compartidos
comentarios

Horarios del GP de Portugal MotoGP

¿Qué será de Zarco dentro del MotoGP?