Declaraciones
MotoGP GP de Japón

Bagnaia admite que forzó "un poco" en India, pero no se arrepiente

Pecco Bagnaia analizó su caída en el pasado GP de India de MotoGP y confía en que pueda solucionarse de cara a la cita de Motegi de este fin de semana.

Francesco Bagnaia, Ducati Team

Pecco Bagnaia llega al Gran Premio de Japón con ganas de reivindicarse. El líder del Mundial sufrió una caída en India que vio cómo su ventaja en la general del campeonato se reducía a apenas 13 puntos sobre su más directo perseguidor, Jorge Martín.

El italiano reconoció su error al término del día en Buddh, aunque quiso incidir en los problemas de frenada que está experimentando con su Ducati y que le están perjudicando en los últimos grandes premios.

En su llegada a Twin Ring Motegi, Bagnaia explicó en la rueda de prensa de pilotos que espera que los problemas vayan solucionándose desde este fin de semana, para poder luchar por el título en buenas condiciones contra el español y contra Marco Bezzecchi.

"Creo que estamos avanzando de la manera correcta", empezó diciendo el #1. "Hemos estado hablando ayer y hoy con nuestro equipo y creo que el trabajo que van a realizar está yendo en la línea correcta. El objetivo máximo será volver a recuperar las sensaciones que tenía en la frenada, y luego ya veremos. Estoy seguro de que seremos capaces de conseguirlo", dijo confiado.

Bagnaia explicó cómo siente sus problemas: "Mi sensación es que freno igual, pero no soy capaz de parar la moto. Me resulta bastante difícil, porque ya no me ayuda el tren trasero en la frenada. Cuando me caí en India, enseguida se alineó el tren trasero con el delantero y perdí la moto. Normalmente soy capaz de gestionarlo, pero la derrapada que tenía la semana pasada en la entrada de las curvas era demasiado inestable. Resultaba difícil controlarlo. Estoy seguro al 100 por 100 de que mañana por la mañana ya estará todo bien".

"El lunes por la noche, a las 3 de la madrugada, estaba viendo todos los vídeos con los puntos de frenada de Buddh, Montmeló, Austria, Misano... Tratando de entender, al ver las imágenes, qué era lo que había ocurrido. Y era fácil desentrañar qué pasó. Lo que salió es que en las últimas carreras el tren trasero está funcionando de una manera un poco extraña. Hemos decidido apostar por una línea distinta este fin de semana, empezaremos con un setting distinto al que sea fácil hacerle un seguimiento", siguió, remarcando que tendrá una nueva puesta a punto desde los ensayos libres del GP de Japón.

Más de MotoGP:

Pese a estos últimos problemas, como la caída de India y el accidente de Barcelona, Bagnaia no siente una presión extra, algo que le ha perjudicado en otros momentos en MotoGP: "Ahora mismo quedan 14 carreras por delante. No siento que tenga más presión sobre mí. El año pasado sí que era más intenso, llevábamos muchos años sin conseguir el título y era distinto. Sé perfectamente que todo está bien y que podemos luchar por ganar. Y que cuando estamos en un mal momento terminamos segundos o terceros. Tenemos que centrarnos en clavarlo todo a la perfección y en lo que sabemos hacer, así que no estoy demasiado preocupado por ello".

Pecco explicó además que actualmente no le cuesta mucho hacer borrón y cuenta nueva tras una caída: "Lo bueno es que empiezas a competir de nuevo rápido, como este fin de semana. Y siempre resulta beneficioso entender tu caída, por qué te has caído, para evitar volver a cometer ese error luego. Puedo decir que no tengo ningún problema, y no tengo en mi mente la caída de la semana pasada ahora mismo, sé lo que he hecho mal y lo fuertes que estamos".

El italiano también quiso señalar que, a pesar de su caída en India, volvería a repetir los pasos que siguió: "Forcé un poco la situación en aquel momento, y si volviera a estar ahí lo habría hecho igual. Es mi estrategia siempre, empujar a tope, y voy a continuar en ese sentido. Trataré siempre de mejorar. Voy a intentar estar en la mejor situación posible, a por la victoria, y luego ya veremos. El pasado, en el pasado queda. Hay que avanzar".

Finalmente, el vigente campeón comparó su actual pelea por el título con la de 2022, contra Fabio Quartararo y Yamaha, y remarcó que prefiere que todo se resuelva en casa, en Borgo Panigale: "El año pasado se mencionó muchas veces, si había órdenes de equipo, y este año no, y eso es positivo. Si estas luchando contra otros pilotos de Ducati ellos también conocen tu telemetría, y eso es bueno para Ducati. Y lo prefiero, porque te lo pone más difícil a pesar de que tengan más información", finalizó.

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo Márquez dice que su futuro "no se decidirá este fin de semana"
Artículo siguiente Miller advierte por la "desesperación" de los pilotos de MotoGP

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol