Declaraciones

Bagnaia aclara sus comentarios: "Se descontextualizaron mis palabras"

Pecco Bagnaia puntualiza unas recientes declaraciones, en las que se le adjudicó la voluntad de limitar el potencial de las motos satélite para reducir los accidentes al principio de las carreras.

Francesco Bagnaia, Ducati Team

El Gran Premio de Francia no termina de sentarle demasiado bien al actual campeón, que el año pasado rodó por el suelo mientras se disputaba el triunfo con Enea Bastianini, y que el domingo pasado corrió la misma suerte al chocar con Maverick Viñales.  

Tras la prueba, el italiano atendió a los periodistas como de costumbre, y en ese encuentro se le pidió que sugiriera una solución para poner freno a la acumulación de accidentes que se han producido en las primeras vueltas, fruto de la agresividad que se concentra. "Los accidentes van en aumento. ¿Es algo puntual? ¿Depende de los circuitos? ¿Qué lectura hace de ello?", se le preguntó, literalmente, a Pecco Bagnaia.

También lee:

A continuación se ha transcrito, literalmente, la respuesta que dio el corredor de Ducati a esa cuestión: "Desde mi punto de vista, llevamos dos años en los que se intenta de ganar en los primeros giros. Y un piloto que está detrás, que no tiene el potencial para rodar delante, intenta adelantar seis pilotos de golpe. Y eso no funciona así. Vamos todos al máximo y, si yo freno al límite, buscar algo más es equivocarse. Y aún más en la primera fase de las carreras. La mayoría de las caídas se producen al principio, porque hay demasiada agitación. Con este marco que tenemos hoy en día, todas las motos pueden imponerse. Es necesario reflexionar sobre ello, porque no es un escenario seguro. De la primera a la última moto, todas pueden ganar. Ya no existen esas seis o siete décimas que había antes entre las motos oficiales y las satélite".

"Los ‘Cuatro Fantásticos’ [Rossi, Pedrosa, Stoner y Lorenzo] surgieron porque eran los mejores, y porque disponían de motos oficiales. Los demás estaban bastante lejos porque no tenían el potencial para rodar delante, tampoco a nivel técnico. Ahora, el nivel es extremo, todo se lleva al límite […]. Se necesitaría recuperar un poco esa diferencia entre las motos de fábrica y las cliente, o encontrar una solución para evitar ciertas situaciones".

A raíz de esas declaraciones, Hervé Poncharal, presidente de la Asociación de Equipos (IRTA) y director de la escudería Tech3, interpeló directamente al turinés, en unas manifestaciones amplificadas por el portal oficial del campeonato. En ellas, el ejecutivo francés arremetió contra Bagnaia hasta el extremo de describir su testimonio como una "enorme gilipollez", al venir de alguien que progresó a través de Moto3 y Moto2, hasta llegar a un equipo independiente de MotoGP (Pramac), en el que dispuso de material de "primer nivel".

Este jueves, el líder del Mundial atendió a Motorsport.com en una pausa del entrenamiento que realizó en Mugello sobre una Ducati Panigale V4, y puntualizó lo dicho el domingo anterior.

"Lo que ha salido publicado está descontextualizado por la interpretación que han hecho algunos. Se me preguntó por la seguridad y por los motivos del aumento de los accidentes y yo, simplemente traté de hacer una analogía y dije que eso antes no ocurría. Creo que hace años había menos contactos porque, entre los primeros pilotos y los demás, había mucha diferencia. Ahora todo está mucho más compactado. Precisamente yo, que he llegado a MotoGP de la mano de un equipo satélite [Pramac], ¿cómo voy a sugerir crear diferencias entre las motos oficiales y las satélite?", clamaba Bagnaia.

"El aumento del número de caídas se debe a la gran igualdad que hay en el Mundial. Todos estamos cada vez más cerca y todos frenamos al límite. Incluso cuando uno sale detrás, y sabe que no tiene el ritmo para estar delante, trata de ganar el mayor número de plazas en la arrancada para sacar el máximo provecho de los neumáticos nuevos. Por eso se disparan los accidentes en la primera parte de las carreras", subrayaba el italiano, dolido por la interpretación y el trato que se le ha dado al asunto.

 

"Después de Le Mans desconecté tres días, sin teléfono, y al volver a conectarlo me di cuenta de la polémica que se había generado con Poncharal, engrandecida por la web oficial del campeonato. La bola se ha ido haciendo cada vez más grande cuando en ningún momento hice ningún comentario para crear polémica. Más bien al contrario, porque soy consciente de que se trata de un tema muy serio como es la seguridad. Por desgracia, estamos entrando en una dinámica en la que hay quien prefiera buscar polémicas que hablar de quién gana o de las batallas tan bonitas que se dan en la pista", quiso recalcar el #1, quien afirma estar harto de tener que clarificar cosas que a él le parecen de cajón.

"Últimamente se ha hablado demasiado de argumentos que no son de mi competencia. Yo soy piloto, soy un enamorado de este deporte y mi único objetivo es ganar carreras y trabajar junto a mi equipo. De ahora en adelante hablaré solo de deporte, que es lo que mejor conozco y el resto lo dejaré a otros. Estoy cansado de tener que justificar cada palabra que viene sacada de contexto como pretexto para abrir una polémica", cierra Bagnaia.

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo La dura respuesta de Poncharal a Bagnaia
Artículo siguiente Bottas está en charlas para revivir el frustrado proyecto KymiRing

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol