Aleix Espargaró: "De aquí a Valencia van a pasar cosas"

Aleix Espargaró cree mantener intactas sus opciones de pelear por el título debido a la igualdad que se ha instalado en MotoGP, y ve como algo positivo para sus intereses la recuperación de Pecco Bagnaia.

Aleix Espargaró: "De aquí a Valencia van a pasar cosas"

En Silverstone, este último fin de semana, el de Aprilia pasó por estados de ánimo opuestos. El sábado, hasta la tremebunda caída que sufrió durante el cuarto ensayo libre, era uno de los principales favoritos a llevarse el triunfo el domingo, por el ritmo y la velocidad exhibidas.

La caída –"pensé que me habían explotado los tobillos"– hizo que esas expectativas cambiaran por completo, y los dolores provocaron que tuviera que salir a la carrera en una actitud más defensiva. A pesar de ello, Espargaró terminó el noveno, justo por detrás de Fabio Quartararo, sobre quien solo perdió un punto en la tabla general, en la que se encuentra a 22 del francés.

La machada del español en Gran Bretaña fue tan destacable como discreto fue el concurso de Quartararo, habida cuenta de que un año antes se adjudicó un triunfo incontestable, en un escenario que, sobre el papel, le va como anillo al dedo a su Yamaha. Ese contraste en solo un año lleva a Espargaró a pensar que la gresca por el Mundial está todavía muy abierta, y más aún si Pecco Bagnaia, ganador en Silverstone y que acumula ya cuatro victorias, es capaz de reducir los 49 puntos que le separan del Diablo.

También lee:

"Silverstone era una pista muy fácil para Fabio, que el año pasado ganó con un margen de cinco segundos, y esta vez terminó octavo. No entiendo muy bien qué le pasó, y tampoco entiendo por qué ganó una Ducati", reflexiona el menor de los hermanos de Granollers (Barcelona), que tras el accidente del sábado arrastra una pequeña fractura en el talón del pie derecho, que no requerirá cirugía.

"La presión la tiene Fabio, que es el líder y al que todos perseguimos. Este Mundial va a ser largo; se están acercando las Ducati. De aquí a Valencia van a pasar cosas", adivina el corredor catalán, que tiene menos de un gran premio de desventaja respecto del #20, cuando todavía deben celebrarse ocho más.

Según el piloto de Aprilia, tiene margen él y también lo tiene Bagnaia, que ha tomado carrera –dos triunfos consecutivos– y que en menos de dos semanas se presentará en Austria, un trazado que parece hecho a medida de la potencia de la Ducati.

"Que llegue Pecco es muy positivo para nosotros, porque quiere ganar carreras y él mira a Fabio, que es el que tiene más que perder. Yo no tengo nada que perder, de modo que la llegada de Bagnaia es muy buena para que yo pueda ganar el Mundial", concluye el #41.

compartidos
comentarios
Quartararo: "Pasar con la Yamaha es una pesadilla"
Artículo previo

Quartararo: "Pasar con la Yamaha es una pesadilla"

Artículo siguiente

Márquez es "optimista" pero no quiere poner plazos para su vuelta

Márquez es "optimista" pero no quiere poner plazos para su vuelta