Airbag obligatorio en MotoGP, de la pista a la calle

Los fabricantes del equipamiento usado en MotoGP no han dejado de evolucionar las medidas de seguridad que protegen a los pilotos y que tienen una aplicación directa en el día a día de los usuarios.

Del casco jet se pasó al integral en la década de los 70 y a principios del siglo XXI, el tradicional mono integral de cuero comenzó a recibir distintos aditamentos en kevlar, cordura y otro tipo de materiales sintéticos, que mejoran la seguridad tanto de los pilotos profesionales y amateurs como de los usuarios de motos de calle.

Ahora, los organizadores del Mundial de MotoGP han declarado obligatorio el airbag, que ya utilizaban la mayoría de pilotos, a partir de 2018.

 

Protecciones MotoGP

 

Si el casco integral o la chaqueta de cordura para moto es algo ya imprescindible para cualquier motero, la chaqueta, mono o chaleco airbag, derivado de los airbag que utilizan los pilotos, será el próximo elemento indispensable para cualquier usuario de las dos ruedas.

Dainese y Alpinestars son las dos marcas más involucradas con estos sistemas de seguridad desde el inicio, allá por 2007, a las que se unió Ixon las últimas temporadas.

Para entender su funcionamiento podemos citar como ejemplo el Tech-Air Airbag System, de la firma italiana Alpinestars, que se activa simplemente subiendo la cremallera de la chaqueta. En ese momento, tres luces led se iluminan para confirmar que el sistema está activado.

 

Protecciones MotoGP 

 

El airbag de Alpinestars detecta cuando el piloto colisiona, y se hincha en sólo 25 milisegundos, por lo que cuando se produce el primer choque en la caída, el piloto ya se encuentra perfectamente protegido. Cuenta con una protección hinchable para espalda, hombros, zona lumbar y zona pectoral.

Para su funcionamiento, el Tech-Air se alimenta de una batería de litio-ion con una vida de 25 horas y otras seis de tiempo de recarga mediante un cargador micro USB. Cargando sólo una hora tendremos el sistema alimentado durante cuatro. La centralita electrónica o ECU, está perfectamente protegida para garantizar su funcionamiento en cualquier condición climática y a temperaturas con un rango de -10 ºC a 50 ºC.

Además cuenta con el Tech-Air Connect, un programa software para Windows que permite conectar el airbag al ordenador y realizar un diagnóstico rápido del mismo o actualizar el firmware, entre otras muchas funciones.

Así funciona este salvavidas, cuyo reto próximo es ocupar cada vez menos espacio y ser más cómodo a la par que proteger más partes del cuerpo.

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Tipo de artículo Artículo especial
Etiquetas airbag motogp, casco motogp, motogp, seguridad motogp

Zona roja: lo que ahora está en tendencia