15 años del título de Nicky Hayden en 2016

Victoria surrealista de Troy Bayliss, error Valentino Rossi y el sueño de su vida para Nicky Hayden: así fue el GP de Valencia 2006 de MotoGP.

15 años del título de Nicky Hayden en 2016

El 29 de octubre de 2006, cuando se apagaron las luces de la parrilla de salida de la carrera de MotoGP en el Circuit Ricardo Tormo de Valencia, Valentino Rossi esperaba llevarse en meta su sexto título consecutivo de campeón del mundo en la categoría reina. Lideraba la clasificación general por primera vez desde la primavera, y que Nicky Hayden acababa de ceder el liderato al astro italiano dos semanas antes en su primer abandono de la temporada.

Tras caerse siendo arrastrado por su compañero de equipo, Dani Pedrosa, en Portugal, Hayden miraba impotente y furioso a su rival desde boxes. Con un segundo puesto pegado a Toni Elías (en el final más ajustado de la historia de MotoGP), Rossi se puso primero y llegaba a Valencia con ocho puntos de ventaja. La tendencia de las últimas carreras hablaba en gran medida a favor del italiano, que acumulaba cinco podios seguidos mientras que el Kentucky Kid no acababa entre los tres primeros desde su victoria en Laguna Seca, seis carreras antes.

Nicky Hayden no lo reveló más allá su círculo íntimo, pero empezó esa carrera en Valencia con un hombro roto, además de con una vieja placa torcida, dos consecuencias de aquella caída en Estoril. Ni hablar de eso: no se trataba de dar ninguna ventaja psicológica a su rival, aunque probablemente no la necesitara dado que estaba invencible en el campeonato desde 2001.

"All in!", la apuesta de Hayden en Valencia 2006

La filosofía del estadounidense era simple: jugárselo todo, como indicaba su mono, en el que el mensaje tradicional de su apodo fue reemplazado por el diseño de un juego de póquer y las palabras "All in" (puedes ver ese mono en las fotos del final del artículo). No perdió la esperanza, sabía que se estaba jugando la suerte de su vida tras haber luchado durante toda su trayectoria con el único objetivo de convertirse en Campeón del Mundo, un sueño de infancia que parecía poco realista en su niñez en Owensboro, y en la parrilla de salida le dijo al comentarista que quiso indagar sobre su estado de ánimo: "¡Es una oportunidad increíble, hombre! Las gradas están llenas, no queda una sola butaca libre, hay 130.000 aficionados y nos estamos jugando el título. Lo he estado diciendo todo el fin de semana: voy a por todas, tengo que ir a por la victoria".

Jugárselo todo significa sorprender desde el principio, y salió mejor desde el quinto lugar que Rossi, que partía desde la pole. El #46 falló y bloqueó, con un pequeño toque con Hayden, mientras que Troy Bayliss se ponía en cabeza. El australiano estaba allí como invitado, llamado para reemplazar al lesionado Sete Gibernau, en una Ducati que no conocía y equipada con neumáticos que nunca antes había probado. Al final de la primera vuelta, la #69 de Honda era cuarta y la Yamaha #46, séptima. Fue un flojo inicio Rossi, pero el título todavía le pertenecía en ese momento.

Casey Stoner y luego Loris Capirossi vieron cómo Hayden les superaba. Luego, en la tercera vuelta, fue su compañero el que no se resistió cuando le trató de pasar. El estadounidense ya era segundo, mientras Rossi seguía estancado en el séptimo lugar, y la clasificación provisional pasaba a estar a favor de Hayden. En ese momento, el estadounidense seguía el ritmo del líder, un Troy Bayliss sereno, pero detrás de ellos las diferencias seguían siendo mínimas.

Las calculadoras se activaron frenéticamente, y todos los escenarios pasaron a las cabezas de los integrantes de los equipos de los dos aspirantes, con algo en común en ambos bandos: las 30 vueltas de esa carrera serían interminables. Sin embargo, el campeonato cambió muy rápidamente en la 5, cuando Valentino Rossi perdió el control de su Yamaha y acabó en grava. La grada de Repsol Honda no se lo podía creer, pero esos más de 130.000 espectadores de los que Hayden había hablado en la salida presenciaron lo impensable: Rossi se había hundido.

La caída de Valentino Rossi.

La caída de Valentino Rossi.

Photo by: Yamaha Motor Racing

Hayden nunca había estado tan cerca de su sueño y todavía le quedaban 25 vueltas. El #46 se subió de nuevo a la moto y siguió la carrera, intentando sumar puntos, mientras que el estadounidense no podía permitirse también caerse, algo que le dejaría fuera de la lucha. Tras adelantarle Capirossi, Hayden se mantuvo en la tercera posición, dejando a Ducati ante un doblete que, en su momento, pasó algo desapercibido. Ese día llegó a la bandera a cuadros con lo que para él era importante: muy por delante de Rossi (que fue 13º) para sacarle cinco puntos en clasificación final del campeonato y llevarse el título. Sí, cinco puntos, justo los que perdió Rossi cuando dos semanas antes le ganó Toni Elías por dos milésimas.

"Es bastante horrible, porque logramos recuperar muchos puntos pero al final perdimos", comentaba un Rossi tan incrédulo como todos. "Fue una carrera difícil, tuvimos problemas y cometí un error en la salida y luego otro cuando me caí. No entendí por qué me fui al suelo, pero cuando te caes siempre es un error".

Capaz de hacer lo mejor y lo peor ese año, Valentino Rossi no estuvo a la altura que necesitaba durante toda la temporada. Con 25 años, Nicky Hayden ganó el 'Santo Grial' gracias en particular a sus dos victorias (Assen y Laguna Seca) y su constancia ante los tres abandonos del Doctor. El 29 de octubre de 2006, se convirtió en el séptimo estadounidense coronado en la categoría reina y sigue siendo, hasta el día de hoy, el último.

Mientras el #69 llegaba al parque cerrado con júbilo, Troy Bayliss se bajaba de su moto y sorprendió diciendo "fácil" en su primer comentario sobre su impresionante victoria. Ese éxito, único para él en MotoGP, quedaría sin embargo en los anales como una obra maestra del australiano, al que había querido recompensar Ducati por su segundo título en superbikes.

Dos años antes, el fabricante italiano le había mostrado la puerta de salida del mundial, dejándole cierta amargura con los altos cargos del equipo. Pero ese regreso inesperado y la facilidad con la que dominó esa carrera fueron suficientes para que se ganara un puesto para siempre.

También lee:
Podium : deuxième place pour Loris Capirossi, le Champion du Monde 2006 de MotoGP Nicky Hayden,et le vainqueur de la course Troy Bayliss

Loris Capirossi, Nicky Hayden et Troy Bayliss sur le podium

compartidos
comentarios
MotoAmerica o Dakar, la duda de Petrucci para su futuro
Artículo previo

MotoAmerica o Dakar, la duda de Petrucci para su futuro

Artículo siguiente

¿Cuáles son las cualidades de Quartararo que lo hicieron campeón?

¿Cuáles son las cualidades de Quartararo que lo hicieron campeón?
Mostrar comentarios