Toyota acepta las disculpas de Vincent Capillaire por lo sucedido en Le Mans

compartidos
comentarios
Toyota acepta las disculpas de Vincent Capillaire por lo sucedido en Le Mans
Basile Davoine
Por: Basile Davoine
Traducido por: Luis Ramírez
22 jun. 2017 20:43

La marca japonesa admitió que recibió una disculpa por parte de Vincent Capillaire por lo sucedido en los pits de Le Mans mientras el Nº 7 estaba en los fosos.

#45 Algarve Pro Racing Ligier JS P217 Gibson: Mark Patterson, Matt McMurry, Vincent Capillaire
#45 Algarve Pro Racing Ligier JS P217 Gibson: Mark Patterson, Matt McMurry, Vincent Capillaire
La puerta del garaje del #7 Toyota Gazoo Racing Toyota TS050 Hybrid: Mike Conway, Kamui Kobayashi, S
#7 Toyota Gazoo Racing Toyota TS050 Hybrid: Mike Conway, Kamui Kobayashi, Stéphane Sarrazin
#7 Toyota Gazoo Racing Toyota TS050 Hybrid: Mike Conway, Kamui Kobayashi, Stéphane Sarrazin
#7 Toyota Gazoo Racing Toyota TS050 Hybrid: Mike Conway, Kamui Kobayashi, Stéphane Sarrazin

Si bien Vincent Capillaire ya había expresado públicamente su pesar en redes sociales por la confusión que pudo haber provocado en la parada de pits del Toyota TS050 Nº 7, el piloto de la categoría LMP2 se disculpó directamente con el equipo japonés por lo sucedido en las 24 Horas de Le Mans. 

El fabricante japonés le ha aceptado las disculpas y lo informó oficialmente a través de un comunicado de prensa donde dicen: “Toyota Gazoo Racing puede puede confirmar que ha recibido una disculpa de Vincent Capillaire sobre sus acciones durante las 24 Horas de Le Mans. Hemos aceptado plenamente su disculpa y reconocemos que su gesto deportivo nunca tuvo la intención de provocar consecuencias negativas para nuestro coche Nº 7. Seguimos en buenos términos con Vincent y consideramos que el asunto cerrado”. 

En la noche del sábado al domingo de las 24 Horas de Le Mans, el coche de seguridad salió a la pista mientras que el Toyota Nº 7 era el líder de la competencia en manos de Mike Conway. Los japoneses aprovecharon esta neutralización para hacer una parada en boxes. El prototipo quedó detenido al final del carril por el semáforo rojo cuando Kamui Kobayashi ya estaba en los mandos.

Vincet Capillaire, del equipo Algarve Pro Racing LMP2, se acercó al híbrido TS050 para hacerle una "señal de aliento" poniendo un pulgar arriba. Kobayashi por desgracia lo interpretó como la de un comisario y aceleró, pero de inmediato, Toyota le ordenó que se detuviera.

El director técnico de Toyota, Pascal Vasselon dijo que esto provocó un sobrecalentamiento del embrague.

 

Next Le Mans artículo