Prototipo de Le Mans usará motores de Fórmula E

compartidos
comentarios
Prototipo de Le Mans usará motores de Fórmula E
Gary Watkins
Por: Gary Watkins
19 feb. 2018 17:55

El prototipo de Perrinn, el cual ha sido catalogado como el auto eléctrico de carreras más rápido del mundo, usará tres motores de Fórmula E.

 

Perrinn Project 424
Perrinn Project 424

Photo by: Perrinn Limited

Perrinn busca llevar un auto prototipo 100% eléctrico a las 24 Horas de Le Mans y ya tiene un acuerdo con un proveedor de motores de la Fórmula E para montarlos en su LMP1 424

Los motores impulsarán los ejes traseo y delantero con una potencia de 750 kW para el LMP1, eso equivale a poco más de 1000 caballos para este prototipo eléctrico.

El fundador de la marca, Nicolas Perrin, dijo a Motorsport.com: "Hemos firmado un acuerdo con uno de los actuales suministradores de motores de la Fórmula E para usar sus unidades de la temporada 4 [2017/18], pero no podemos decir cuál de todos hasta que el plan de negocio esté listo".

"Los motores de la Fórmula E están limitados por regulación a 200k W, pero pueden ir más allá y los usaremos a su máxima capacidad, lo que nos dará 750 kW o 1.000 CV". 

El equipo con sede en Yorkshire comprará las células de las baterías desmontadas para montar las suyas propias, juntando nueve módulos de 64 células cada uno.

Perrin, un ex diseñador e ingeniero de carrera de Williams F1, está ahora trabajado para aumentar el presupuesto de 2,260 millones de euros para construir el 424 y realizar el primer test.

Confía en que podrá tener el coche listo y rodando en seis meses después de que el proceso de construcción comience. Perrin cree que un coche que pesará en torno a 1.200 kg, 330 más que un LMP1 híbrido, puede rodar en tiempos entre los que marcan los LMP1 y los que marcan los LMP2.

El objetivo es alcanzar una velocidad pinta de 355 km/h y una aclaración de 0 a 100 km/h en dos segundos. El 424 se usará como test para el desarrollo futuro de tecnología para vehículos eléctricos, planteándose ganar Le Mans en la primera mitad de la siguiente década. 

El Perrinn, que ha sido concebido como un LMP1 privado, ha sido rediseñado notablemente para contar con todo el aparataje eléctrico. 

"La filosofía es la misma, pero hemos repensado todo el coche en torno a la integración de las baterías y hay muchas diferencias en ciertos detalles", dice. 

El coche es 200 mm más largo que el máximo permitido en la categoría LMP1 para acomodar las baterías, que tendrán un peso total de 400 kg. Estas estarán integradas en el chasis, tal y como será el caso del Fórmula E de segunda generación para la quinta temporada de la categoría. 

"Inicialmente pensamos en soldar las baterías a la parte trasera del chasis, pero hemos encontrado una manera más más limpia de hacerlo", explica Perrin, que considera que, "en los próximos cuatro o cinco años", los avances tecnológicos podrían permitir a un prototipo 100% eléctrico correr en Le Mans sin tener que cargar baterías. 

"Nuestro plan es construir un nuevo coche cada año para incorporar los avances en las baterías y la tecnología de recargar", añade. 

El Green4U eléctrico de Panoz tendrá que cambiar baterías en cada parada en boxes si está en el garaje para nuevas innovaciones (Garage 56) de las 24 horas de Le Mans 2019.

Next Le Mans artículo

Sobre este artículo

Campeonatos Le Mans
Autor Gary Watkins
Tipo de artículo Noticias