Fórmula 1
02 jul.
-
05 jul.
FP1 en
13 Horas
:
10 Minutos
:
40 Segundos
R
GP de Estiria
09 jul.
-
12 jul.
Fórmula E
R
Berlin ePrix I
05 ago.
-
05 ago.
Próximo evento en
R
Berlin ePrix II
06 ago.
-
06 ago.
Próximo evento en
MotoGP
R
GP de Andalucía
24 jul.
-
26 jul.
Próximo evento en
WSBK
R
Jerez
31 jul.
-
02 ago.
Próximo evento en
R
Algarve
07 ago.
-
09 ago.
Próximo evento en
WRC
R
Rally de Estonia
04 sept.
-
06 sept.
Próximo evento en
R
Rally de Turquía
24 sept.
-
27 sept.
Próximo evento en
WEC
13 ago.
-
15 ago.
Próximo evento en
R
Bahrein
19 nov.
-
21 nov.
Próximo evento en
IndyCar
06 jun.
-
06 jun.
Evento finalizado
R
GP de Indianápolis
02 jul.
-
04 jul.
Practice en
19 Horas
:
40 Minutos
:
40 Segundos
NASCAR Cup
R
Pocono II
28 jun.
-
28 jun.
Evento finalizado
R
Indianapolis
05 jul.
-
05 jul.

24 Horas de Le Mans: los 10 autos más bonitos de la historia

compartidos
comentarios
24 Horas de Le Mans: los 10 autos más bonitos de la historia
Por:
13 jun. 2020 0:00

Las carreras de resistencia suelen producir máquinas espectaculares y las necesidades del circuito de Le Mans han propiciado modelos para el recuerdo.

10. Porsche 935/78 'Moby Dick'
Año: 1978

Porsche 935/78 Moby Dick

Porsche 935/78 Moby Dick

Photo by: Porsche AG

Pocos considerarían bonitos a los coches del Grupo 5 de finales de la década de los 70, pero fueron muy llamativos. Y el 935 de cola larga fue quizás el más 'escandaloso' de todos.

El 935 ya era el que marcaba el ritmo en la categoría cuando el 'Moby Dick', señalado por muchos como una referencia a nivel de reglas, llegó a Silverstone y rápidamente ganó las 6 horas por una ventaja de siete vueltas con Jacky Ickx y Jochen Mass al volante.

En Le Mans, donde lo pilotaron Rolf Stommelen y Manfred Schurti, se enfrentó a su prueba más grande. El motor turbo de 3.2 litros daba más de 750 cv, lo que ayudó al 935/78 a igualar los prototipos más rápidos del Grupo 6 en la recta de Mulsanne, superando los 354 km/h.

Tras ser tercero en clasificación, siendo el coche más rápido del Grupo 5 en más de 15 años, el 935/78 luchó en la primera parte de la carrera con los Alpine-Renault y Porsche 936, pero no tenía ni la economía de combustible ni la fiabilidad necesaria para estar delante. Finalmente fue octavo, sueperado por tres 935 'normales', tras haber sufrido una avería en un pistón.

A partir de entonces, algunos equipos clientes de Porsche crearon sus propias versiones. John Fitzpatrick y David Hobbs acabaron quintos en Le Mans en 1982, mientras que el coche de IMSA con decoración de Momo fue quizás incluso mejor que la original con Martini.

Para no perderte nada:

9. Alfa Romeo 8C 2900B Touring
Año: 1938

1938 Alfa Romeo 8C 2900B Le Mans Coupe

1938 Alfa Romeo 8C 2900B Le Mans Coupe

Photo by: Dave Dyer

Aunque es raro, algunos cupés corrieron en Le Mans antes de la Segunda Guerra Mundial y dejaron huella. Varios podrían haberse incluido en esta lista, pero la primera elección tiene que ser este Alfa Romeo único, en parte debido a su aspecto impresionante y también porque debería haber ganado las 24 Horas de 1938.

Terminado de construir justo antes del evento, el turismo sobrealimentado de 2.9 litros tuvo un gran impacto. "Causó un gran revuelo entre los coches deportivos, ya que un coche cerrado era casi algo desconocido", escribió el experto en Alfa Romeo Simon Moore en su libro The Immortal 2.9.

Contra los Talbot y Delahaye, Raymond Sommer y Clemente Biondetti lucharon por el liderato desde el principio. Tal fue el ritmo que la máquina italiana, que alcanzó los 241 km/h en Mulsanne, disfrutó de una gran ventaja cuando los coches franceses, que eran más rápidos, fallaron.

Sin embargo, pese al colchón del que disfrutaban, el neumático delantero derecho explotó a menos de cuatro horas para el final. Sommer llevó el Alfa a boxes, pero una válvula rota detuvo al gran cupé. Biondetti finalmente se vio obligado a renunciar al sueño de la victoria.

Por lo tanto, fue uno de los grandes perdedores de Le Mans, pero ese capó largo, el rojo de Alfa y la forma futurista le permitieron convertirse en una leyenda del folclore de la carrera.

8. Mazda 787B
Año: 1991

Patrick Dempsey drivers the Mazda 787B for the 20th anniversary of Mazda's win

Patrick Dempsey drivers the Mazda 787B for the 20th anniversary of Mazda's win

Photo by: Rainier Ehrhardt

Hubo tantos coches espectaculares del Grupo C que se podía crear una lista similar solo para los coches que corrieron en Le Mans durante más de una década desde 1982. El Mazda 787B no fue el mejor, pero tiene que estar en una lista de los más bonitos.

La inolvidable decoración que combinaba verde y naranja, las líneas despejadas, el motor rotativo y la victoria impactante lo convierten en una elección muy lógica. Y eso a pesar de estar frente a otros dos grandes coches deportivos: el Mercedes C11 y el Jaguar XJR-12 (¿fue incluso mejor en la decoración 'Silk Cut' púrpura que en la tradicional decoración blanco y púrpura?).

Dos aspectos claves permitieron que el 787B pilotado por Johnny Herbert, Bertrand Gachot y Volker Weidler lograra una sorprendente victoria, la primera de un fabricante japonés en las 24 Horas de Le Mans.

El primero fue una reducción de 50 kg antes de la carrera. Eso hizo que el Mazda diseñado por Nigel Stroud fuera 170 kg más ligero que sus principales rivales, lo que lo ayudó a superar a los XJR-12.

El segundo fue la inesperada falta de fiabilidad de los C11 que dominaron la carrera. Cuando el Mercedes de Jean-Louis Schlesser / Mass / Alain Ferte falló a poco más de tres horas para el final, el Mazda, con la fiabilidad mejorada gracias a la asistencia de ORECA con el desarrollo del motor rotativo, se quedó con una ventaja inexpugnable.

El 787B nunca más estuvo cerca de ganar, pero sigue siendo uno de los favoritos de los aficionados allá donde aparezca.

También lee:

7. Ford GT40
Años: 1968-69

#9 Ford GT40: Pedro Rodriguez, Lucien Bianchi

#9 Ford GT40: Pedro Rodriguez, Lucien Bianchi

Photo by: Motorsport Images

¿Prefieres el GT40 o su desarrollo, el Mirage M1, con un cockpit más suave? ¿O incluso las versiones MkII y MkIV que ganaron en Le Mans antes del Mk1? Tuvimos que ver muchas fotos para tomar una decisión...

Al final tuvimos que ir con la elección obvia. Hay algo especial en la versión de JW Automotive y la decoración de Gulf que ganó las 24 Horas en 1968 y 1969. Al ver que el mismo coche, el chasis 1075, ganó ambas carreras (y varias más), se podría argumentar que este es uno de los mejores deportivos de carreras de siempre.

El Ford GT original tardó mucho tiempo en destacar y fue solo la prohibición de los monstruos de motor más grande para 1968 lo que le dio al Mk1 la oportunidad de brillar. Pero con el genial equipo JWA Squad usando versiones desarrolladas, que incluían cabezales Gurney-Weslake en los V8 de 4.9 litros, lograron la gloria.

La victoria de Le Mans, cortesía de Pedro Rodríguez y Lucien Bianchi, permitió a Ford arrebatar el campeonato del mundo de 1968 a Porsche.

La heroicidad de Ickx con el viejo GT40 en las 24 Horas de 1969, superando al Porsche 908 de Hans Herrmann por menos de 100 metros, dio al coche de Gulf un lugar inolvidable en la historia.

6. Toyota GT-One
Años: 1998-99

#1 Toyota Motorsport Toyota GT-One: Keiichi Tsuchiya, Toshio Suzuki, Ukyo Katayama

#1 Toyota Motorsport Toyota GT-One: Keiichi Tsuchiya, Toshio Suzuki, Ukyo Katayama

Photo by: Fuji Speedway

La era GT1 de finales de la década de los 90 fue un punto culminante para Le Mans. La definición de 'GT' se extendió a nuevos límites y los sofisticados diseños de fábrica se parecían más a los coches del Grupo C que a las máquinas que se podían comprar para la calle y la carretera.

De todos esos, incluido el Porsche 911 GT1-98 que ganó las 24 Horas, es el Toyota GT-One el que aún sigue muy vivo en la memoria. En parte se debe a que el rápido coche diseñado por Andre de Cortanze de alguna manera no pudo ganar en Le Mans, pero también gracias a su aspecto agresivo y memorable.

Después de clasificarse en segundo lugar, el Toyota de Martin Brundle / Eric Helary / Emmanuel Collard tomó el mando al inicio de la carrera de 1998, pero varios retrasos, incluidos problemas en la caja de cambios y dos accidentes, finalmente arruinaron el objetivo.

El GT-One de Thierry Boutsen / Ralf Kelleners / Geoff Lees pasó a la parte delantera y aspiraba a la victoria cuando llegaron más problemas de transmisión a menos de dos horas para el final.

El Toyota V8 hizo doblete en 1999, pero las paradas en boxes lentas y la impresionante competitividad del BMW V12 LMR crearon un buen duelo.

Los dos GT-One más rápidos se retiraron debido a accidentes y el coche totalmente japonés de Ukyo Katayama, Keiichi Tsuchiya y Toshio Suzuki terminó en segundo lugar tras un toque con un BMW privado que le provocó un pinchazo.

Esa fue la última aparición en Le Mans del GT1 más rápido, y Toyota tendría que esperar casi 20 años antes de finalmente romper su maldición en las 24 Horas.

5. Jaguar D-type
Año: 1955

#43 Jaguar D Type: Tony Pickering, Roger Earl, Gavin Pickering

#43 Jaguar D Type: Tony Pickering, Roger Earl, Gavin Pickering

Photo by: Philippe Hubert

Uno de los coches más famosos de Le Mans, el D-type, fue diseñado pensando en la enorme recta de Mulsanne. El resultado de los esfuerzos de William Heynes y Malcolm Sayer, el resbaladizo Big Cat fue una revelación cuando apareció en Le Mans 1954, donde terminó en segundo lugar.

Su aerodinámica, los frenos de disco y la construcción semi-monocasco lo convirtieron en un hito deportivo. "Fue increíblemente avanzado para la época", coincide el piloto histórico y experto en Jaguar Gary Pearson.

La versión del año siguiente con morro largo y aletas alcanzó la gloria, aunque en medio del peor desastre en la historia del automovilismo, que se cobró más de 80 vidas. Fue la primera de las tres victorias de un D-type en el clásico francés.

Inicialmente, el D-type tenía la versión de 3.4 litros del famoso motor de seis cilindros en línea del Jaguar XK, pero eso aumentó a 3.8 antes de ser reducido, sin éxito, a tres litros para las nuevas reglas de 1958.

Fuera de Francia, el éxito de ese coche fue menos espectacular, pero hizo lo que debía hacer. Su resultado en Le Mans 1957 (1-2-3-4-6) subrayó el talento de Jaguar en la resistencia y su ADN se puede ver claramente en el E-type, que muchos consideran todavía el más bonito de todos los coches de carretera.

4. Porsche 962
Año: 1988

#5 1988 Porsche 962: Peter Harburg

#5 1988 Porsche 962: Peter Harburg

Photo by: Eric Gilbert

La gran cantidad de Porsche 956 y 962 que corrieron, y la enorme cantidad de éxitos que acumularon en la década de los 80 pueden influir esta elección. Pero el 962 fue especial y todavía tiene un aspecto excelente, casi 30 años después de que dejara de competir al nivel más alto.

Los coches de cola larga a menudo lucen más que los de cola corta y, antes de que las chicanes llegaran a Mulsanne, eso era lo que se necesitaba en Le Mans. El 956 o el 962 ganaron las 24 Horas durante seis años consecutivos desde 1982.

El 962 turboalimentado llevó tantas decoraciones icónicas que es difícil elegir solo una. Los colores azul y blanco de Rothmans que adornaban los coches de fábrica en muchos de sus éxitos son los más famosos. Pero hemos optado por los colores rojo y amarillo de Shell, que llevaron tres coches desde 1988.

Ese año, el dominio de Porsche finalmente se rompió con los Jaguar 'Silk Cut', que también podrían haber estado en esta lista. Hans Stuck, Klaus Ludwig y Derek Bell terminaron en la misma vuelta que el ganador, mientras que el coche de Andretti llegó a meta sexto.

3. Porsche 917K
Año: 1971

Helmut Marko, Porsche 917k

Helmut Marko, Porsche 917k

Photo by: Motorsport Images

Hubo varias versiones del increíble 917 de Porsche en las 24 Horas de Le Mans de 1971. Podría decirse que los más geniales fueron los de cola larga que marcaron el ritmo inicial, mientras que el más dramático (¡y feo!) fue el 917/20 'Pink Pig' (Cerdo rosa).

Pero es la variante que acabó primero y segundo en la carrera lo que se lleva nuestro voto: el 917K de cola corta con aletas verticales. El coche representa el movimiento desde las curvas redondeadas de la década de los 60 hasta los bordes más cuadrados y duros de la década de los 70.

Los ganadores Helmut Marko y Gijs van Lennep, con el chasis 053, el único 917 con un chasis de magnesio más ligero, establecieron un récord de distancia que se mantendría insuperable durante casi tres décadas, superando por dos vueltas al coche de Richard Attwood y Herbert Muller.

También ayuda que cada uno usara una de las decoraciones más icónicas del automovilismo. Los vencedores estaban patrocinados por Martini, mientras que los segundos tuvieron el famoso azul y naranja de Gulf Oil.

2. Aston Martin DBR1/300
Año: 1958

#5 David Brown Racing, Aston Martin DBR1/300: Carroll Shelby, Roy Salvadori

#5 David Brown Racing, Aston Martin DBR1/300: Carroll Shelby, Roy Salvadori

Photo by: Motorsport Images

El DB3S de 1955 era un coche deportivo de buen aspecto y los Project de la década de los 60 fueron especiales, pero es quizás el más icónico de todos los Aston Martin el que aparece en esta lista.

El DBR1 / 300 logró un doblete en Le Mans 1959, pero es la versión del año anterior a la que nos refereimos. El coche más exitoso de los dos había sufrido una elevación de la carrocería trasera, una cubierta de plástico sobre el asiento del pasajero y había tenido también cambios en las ruedas traseras. Por una vez, los cambios para Mulsanne no mejoraron la apariencia de la máquina.

Así que hemos optado por el diseño 'estándar' de Ted Cutting, que tiene que ser uno de los coches de carreras más bonitos de todos los tiempos. El chasis de bastidor espacial multitubular también ayudó a que el DBR1 fuera uno de los vehículos de mejor manejo de su era, compensando la desventaja de potencia de su motor de seis litros y seis cilindros en línea en comparación con su rival Ferrari.

El talón de Aquiles del coche era su caja de cambios, pero eso se reforzó para 1959 y el DBR1 con curvas, con la ayuda de Stirling Moss, fue lo suficientemente bueno como para ganar los 1000KM de Nurburgring y el Goodwood Tourist Trophy, así como Le Mans, para darle el campeonato del mundo de coches deportivos s Aston Martin.

1. Ferrari 330 P4
Año: 1967

Ludocivo Scarfiotti, Mike Parkes, Ferrari 330 P4 Coup

Ludocivo Scarfiotti, Mike Parkes, Ferrari 330 P4 Coup

Photo by: Sutton Images

Varios Ferrari podrían haber formado parte de esta lista histórica. El 1962 250 GTO es uno de los coches más buscados y el 312 PB de 1973 estuvo hasta el corte final entre los candidatos. Ferrari dominó en Le Mans en la primera mitad de la década de los 60, pero su coche más bonito llegó después de haber sido destronado por los importantes dólares de Ford.

El 330 P4 era muy bonito por dentro y por fuera. Su V12 de cuatro litros fue una obra maestra de Franco Rocchi, con una culata de tres válvulas, mientras que el cuerpo curvilíneo mejoró el camino iniciado por el P3.

El coche también demuestra cómo unos pocos milímetros o grados pueden marcar una gran diferencia en la estética: ha habido réplicas del coche con aspectos realmente terribles.

El P4 fue un digno rival de los Ford de siete litros y lideró un famoso 1-2-3 en las 24 horas de Daytona de 1967.

A pesar de estar a 32 kilómetros por hora del Ford MkIV en la recta Mulsanne, el P4 luchó valientemente en Le Mans, sobreviviendo a la mayoría de los coches estadounidenses y llegando a meta segundo y tercero. También fue el coche más atractivo en una carrera llena de máquinas que podrían haber estado en esta lista.

El P4 se impuso en la categoría de más de 2000cc en el Campeonato Internacional de Prototipos Deportivos en la cita final de Brands Hatch, y el piloto invitado Jackie Stewart luego lo describió como uno de los coches mejor equilibrados que pilotó.

El P4 no ganó en Le Mans, pero cumple todos los requisitos de lo que debería ser un coche deportivo de carreras: rápido, exitoso ... y precioso.

 
Artículo siguiente
El 'spotter guide' de las 24 horas de Le Mans virtuales

Artículo previo

El 'spotter guide' de las 24 horas de Le Mans virtuales

Artículo siguiente

En vivo: 24 Horas de Le Mans Virtual

En vivo: 24 Horas de Le Mans Virtual
Mostrar comentarios

Sobre este artículo

Campeonatos Le Mans
Autor Kevin Turner