Romper el récord de Indy 500 no es el objetivo del aerokit 2018

El presidente de competencia y operaciones de IndyCar, Jay Frye, dijo que el aerokit 2018 no busca hacer que los monoplazas rompan el récord de velocidad en Indianápolis.

Arie Luyendyk marcó el récord de vuelta con una velocidad de 237.498mph y un promedio en las cuatro vueltas de 236.986mph de velocidad durante la clasificación de la edición 80 de las 500 Millas de Indianápolis, esto lo hizo manejando un Reynard-Ford del equipo Jonathan Byrd/Treadway Racing y durante el segundo día. 

Con la Indy Racing League pasando de los autos ex-CART a los nuevos coches con aspiración normal para 1997, la velocidad por la pole position cayó casi 20 mph. Desde entonces, la velocidad para la pole de Indy 500 ha pasado la barrera de las 230 mph apenas cuatro veces, siendo el más rápido el promedio de Helio Castroneves 231.725, fijado en 2003 con un Penske-Toyota.

Frye reveló los conceptos preliminares para el aerokit universal de IndyCar 2018 ayer en el Autoshow de Detroit, pero sugirió que alcanzar una mayor velocidad en el Indianapolis Motor Speedway no era la prioridad número uno de su equipo técnico.

"La velocidad está en nuestro ADN, por lo que para este coche 2018, con el coche universal, ciertamente no queremos ir atrás, tenemos que seguir adelante. El objetivo es mantener donde estamos, pero dar pasos adelante". 

"La velocidad es muy importante, sí, pero al final del día, el producto de carreras es lo más importante". 

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series IndyCar
Evento Indy 500
Pista Indianapolis Motor Speedway
Pilotos Arie Luyendyk
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas jay frye, record, reynard, speed, treadway racing

Zona roja: lo que ahora está en tendencia