Newgarden rebasó a Wickens sin saber si lo lograría

Josef Newgarden, del equipo Penske-Chevrolet, admite que no tenía idea de si su rebase "arriesgado" a Robert Wickens le daría el triunfo en Phoenix.

Josef Newgarden y su compañero de equipo, Will Power, se habían movido al frente de la competencia después de que Simon Pagenaud, Alexander Rossi y Sebastien Bourdais perdieran posiciones en las primeras paradas debido a errores.

 El dúo de Penske fue, posteriormente, perjudicado por el emparejamiento entre Schmidt Peterson Motorsports de James Hinchcliffe y Wickens, así como con Ed Jones, de Ganassi, y Ryan Hunter-Reay, de Andretti Autosport, pero una siguiente parada para Newgarden le permitió recortar nuevamente la ventaja.

"El último pase fue arriesgado, no sabía que iba a suceder", dijo Newgarden. "El primero [el rebase a Hinchcliffe y Rossi] me sentí muy seguro. Lo analicé. Fue premeditado.

"El último [adelantamiento] ... No sabía que tenía que hacer eso. Cuando estaba midiéndolo, yo estaba como, 'Hombre, esta es la única forma en que esto va a funcionar'. No sabía si iba a funcionar, pero fue bueno.

"Los neumáticos marcan una gran diferencia. Tenía neumáticos nuevos de 50 vueltas [en comparación con Wickens]. Con eso, con todo lo que tuvo que controlar en la curva 1, me dio suficiente espacio".

 

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series IndyCar
Evento Phoenix
Pista ISM Raceway
Pilotos Josef Newgarden
Equipos Team Penske
Tipo de artículo Noticias
Etiquetas indycar, josef newgarden, phoenix, ryan hunter-reay, sebastien bourdais, will power

Zona roja: lo que ahora está en tendencia