La historia de Chevrolet, Louis crea la marca y la tragedia le aparta de las carreras (III)

compartidos
comentarios
La historia de Chevrolet, Louis crea la marca y la tragedia le aparta de las carreras (III)
Por:
, Periodista
Traducido por: Pepe Román
1 may. 2019 2:22

En los 15 años que fueron de 1905 a 1920, Louis se pasó tres recuperándose de los fuertes accidentes que sufrió. Pero el que le apartó de las carreras fue el que le costó la vida a su hermano Gaston.

En 1909 Louis abrió un garaje en Detroit. Allí siguió diseñando, construyendo y probando motores de 4 y 6 cilindros. Era un perfeccionista enfermizo y con una capacidad de trabajo extraordinaria que le llevaba a completar jornadas de 16 horas sin descanso. Llegaba al extremo de no salir del taller durante varios días.

William Durant, el hombre que les probó, fue expulsado de su General Motors al quedarse en minoría con sus acciones. Louis le ofreció diseñar un pequeño turismo de lujo. Así nació Chevrolet el 3 de noviembre de 1911. El resultado fue un automóvil bautizado como ‘El Chevrolet’ y vendió 20.000 unidades en tres años. El coche tenía un cigüeñal con contrapesos, la palanca de cambios sobresaliendo del suelo y fue el primer vehículo con freno de mano.

Del editor, también lee:

Pero Louis no vio muchos de aquellos beneficios. Abandonó la compañía en 1914 cuando las ventas se disparaban. La razón fue un desacuerdo con Durant, que quería construir un coche barato para competir con Ford. Tomó decisiones sobre ello a espaldas de Louis Chevrolet. Este, aparte de no querer que sus coches fueran baratos, lo tomó como una traición. Además, quería volver a competir. Vendió sus acciones a Durant y abandonó su compañía. No llegó a estar siquiera tres años, pero su nombre se mantendría para siempre.

Inmediatamente pasó a construir coches de competición bajo el nombre de Frontenac, como aquellas bicicletas. Completó cuatro unidades. Arthur y Louis Chevrolet tomaron parte con tres de aquellos coches en la Indy 500 de 1916. Ninguno acabó la carrera.

Louis había comenzado a trabajar con aluminio en vez de acero, buscando el mejor ratio de peso/potencia creando pequeños motores de cuatro cilindros muy ligeros.

El Frontenac número 8 en la Indy500 de 1916, que fue el que pilotó Louis Chevrolet en esa edición.

El Frontenac número 8 en la Indy500 de 1916, que fue el que pilotó Louis Chevrolet en esa edición.

La guerra le dio la opción de experimentar con motores para los aeroplanos. En cuanto esta finalizó, Chevrolet volvió a las carreras. Siguió probando soluciones nuevas, lo que en algún caso estuvo a punto de provocar una tragedia. Un error le llevó a montar unos brazos de dirección hechos en vanadio. Pero las piezas no habían sido tratadas con calor y se rompieron, excepto la del coche de su hermano Gaston.

Gaston fue el que dio la victoria más importante a sus coches. Su Frontenac de 1920, con un motor de 8 cilindros en línea, venció con aquel al volante en las 500 millas de Indianápolis. Fue la primera victoria de un coche construido en Estados Unidos desde 1912.

Chevrolet quedó grabado para siempre en el corazón de los estadounidenses. En la última carrera de la temporada, en Berverly Hills, Gaston sufrió un accidente en la vuelta 146 de las 200 establecidas y falleció. Louis abandonó la competición para siempre. Nunca más se subió a un coche de carreras, aunque los siguiera construyendo.

Gaston Chevrolet, al volante de su Monroe-Froontenac. Gaston venció en la Indy500 de 1920 y se llevó el título. Falleció en la última carrera del año.

Gaston Chevrolet, al volante de su Monroe-Froontenac. Gaston venció en la Indy500 de 1920 y se llevó el título. Falleció en la última carrera del año.

Artículo siguiente
La historia de Chevrolet: el francés temerario (II)

Artículo previo

La historia de Chevrolet: el francés temerario (II)

Artículo siguiente

IMS confirma los 36 inscritos para la edición 103 de Indy 500

IMS confirma los 36 inscritos para la edición 103 de Indy 500
Mostrar comentarios

Sobre este artículo

Campeonatos IndyCar
Autor Carlos Barazal