Magnussen sueña con disputar las 500 Millas de Indianápolis

Kevin Magnussen, ex piloto de Fórmula 1, ha revelado su deseo de competir algún día en las 500 Millas de Indianápolis, tras haber disputado una carrera en la IndyCar esta temporada.

Magnussen sueña con disputar las 500 Millas de Indianápolis

El danés, quien disputó de 119 grandes premios en la máxima categoría, hará su debut en las 24 Horas de Le Mans este fin de semana, cuando corra en LMP2 junto a su padre, Jan, en un ORECA-Gibson 07 del equipo danés High Class Racing.

El piloto de 28 años ya se ha comprometido a participar en el Campeonato del Mundo de Resistencia el próximo año con Peugeot.

Con la clásica de resistencia francesa tachada de su lista de deseos, Magnussen ha admitido que quiere probar otros eventos, como la legendaria Indy 500.

"Siempre supe que había muchas carreras que quería hacer cuando terminara la F1, cosas que quería probar. Le Mans es una, la Indy 500 es una y las 24 horas de Daytona es una", dijo Magnussen a Motorsport.com.

"La Indy 500 es algo que me gustaría probar algún día. No sé si tendré la oportunidad, pero es un sueño que tengo desde hace años".

Magnussen reveló que las conversaciones con Chip Ganassi Racing que lo llevaron a conducir el Cadillac DPi-V.R #01 para el Campeonato IMSA WeatherTech SportsCar de esta temporada empezaron con una discusión sobre IndyCar.

También lee:

Kevin Magnussen, Arrow McLaren SP Chevrolet

Kevin Magnussen, Arrow McLaren SP Chevrolet

Photo by: Art Fleischmann

"Al principio intentábamos llegar a un acuerdo por la IndyCar", explicó. "He estado en contacto con Ganassi durante muchos años. La primera vez que hablé con ellos fue en 2015, cuando perdí mi asiento en McLaren en favor de Fernando (Alonso)".

"La IndyCar no sucedió para este año, pero cuando surgió el acuerdo con Cadillac para DPi en el último momento, me preguntaron si quería hacerlo".

El acuerdo con Peugeot para 2022 ya estaba en marcha cuando firmó para conducir el Cadillac de Ganassi.

Magnussen también agregó que su única participación en un IndyCar para el equipo Arrow McLaren SP-Chevrolet en Road America en junio, sustituyendo al lesionado Felix Rosenqvist, le abrió el apetito por la serie, habiendo liderado brevemente en una estrategia alternativa antes de retirarse con un problema de motor.

"Ser lanzado sin ninguna prueba fue una gran manera de hacer mi debut, lo hizo muy emocionante", dijo.

"Esos coches son de la vieja escuela, sin dirección asistida, el turbo, con neumáticos pequeños y sin mucha carga aerodinámica, así que los coches me entusiasmaron".

"Fue una experiencia divertida y espero poder volver algún día".

 
compartidos
comentarios
La IndyCar seguirá adelante pese al avance del COVID-19

Artículo previo

La IndyCar seguirá adelante pese al avance del COVID-19

Artículo siguiente

Palou perderá nueve posiciones en Gateway por cambio de motor

Palou perderá nueve posiciones en Gateway por cambio de motor
Mostrar comentarios