Kanaan dejará IndyCar tras la Indy 500 2023

Tony Kanaan ha anunciado que la 107ª edición de las 500 Millas de Indianápolis de este año será su última carrera en la IndyCar.

Tony Kanaan, Arrow McLaren Chevrolet

Menos de un mes después de declarar que no esperaba tomar una decisión sobre su futuro hasta que pasara corriera en Indianápolis e este mes de mayo, el brasileño de 48 años ha declarado que su 390º carrera en IndyCar será la última.

El campeón de la IndyCar en 2004 y ganador de la Indy 500 en 2013 se retira con un total de 17 victorias en la máxima categoría de monoplazas de Estados Unidos, habiéndose convertido también en campeón del pueblo. Es muy apreciado no sólo por los aficionados brasileños de la IndyCar, sino también por los espectadores del Indianapolis Motor Speedway, que el fin de semana del Memorial Day suelen dedicar su mayor apoyo a Kanaan, a su compatriota Helio Castroneves y al héroe local Ed Carpenter.

 

Kanaan ganó el campeonato de la Fórmula Europa Boxer en 1994, brilló y ganó en la Fórmula 3 Italiana en 1995, pero fue su traslado a los EE.UU. en 1996 lo que le permitió convertir su burbujeante potencial en regularidad durante toda la temporada.

Conduciendo para Tasman Motorsports, terminó segundo en la Indy Lights en 1996, logró el título al año siguiente y se graduó con el equipo de Steve Horne en la entonces Serie CART (hoy IndyCar) en 1998. Logró un par de podios con el equipo hacia el final de la temporada antes de firmar por Forsythe Racing en 1999. Ese año, TK sólo subió una vez al podio, pero fue en el escalón intermedio, y aprovechó problemas en el coche de Max Papis en las últimas vueltas para hacerse con la victoria en Michigan.

Tres años en Mo Nunn Racing, produjeron varios podios más, pero quizás lo más significativo, fue que él y Nunn rompieron filas con los fieles de CART/Champ Car en mayo para correr en las 500 millas de Indianápolis, que en ese momento eran parte de la Indy Racing League. Kanaan se clasificó quinto con el coche de Nunn y lideró 23 vueltas antes de estrellarse a mitad de carrera con un rezagado, pero volvería...

De hecho, al unirse a lo que entonces se llamaba Andretti Green Racing para 2003, Kanaan se convertiría en una de las superestrellas de la Indy Racing League en plena guerra con la Champ Car. También se convirtió en una de las piedras angulares de la empresa propiedad de Michael Andretti y Kim Green, terminando cuarto en su primer año con el equipo y haciéndose con el título al año siguiente. La infalible habilidad de Kanaan para conocer el límite y saber cuándo y dónde arriesgar lo convirtió en el primer piloto en terminar todas las vueltas en una temporada de Indy car, acumulando tres victorias, seis segundos puestos y dos terceros. Dicho de otro modo, sólo una vez en 16 carreras terminó fuera de los cinco primeros.

Kanaan nunca volvió a alcanzar esa altura de rendimiento, pero en los seis años siguientes con Andretti Green (que evolucionaría a Andretti Autosport) terminó tres veces la temporada entre los tres primeros y nunca quedó fuera de los seis primeros, y acumuló 10 victorias más.

Finalmente abandonó el equipo en el que se había hecho un nombre para unirse a KV Racing. Gracias a su sabiduría y a su habilidad en carrera, Kanaan fue capaz de dar al equipo la consistencia que tanto necesitaba para terminar quinto en el campeonato de 2011, y fue capaz de dirigir el equipo en la transición de la IndyCar al chasis DW12 y al nuevo Chevrolet V6 biturbo para 2012.

Pero el mayor logro de TK llegó al año siguiente, cuando después de algunos infortunios mientras corría con gran protagonismo en Indy 500 durante la década anterior, finalmente consiguió la victoria. Fue vitoreado hasta el cansancio tras imponerse en una apasionante carrera en la que hubo 68 cambios de líder y 14 líderes diferentes.

Cuando su viejo amigo y antiguo compañero de equipo Dario Franchitti se accidentó en la penúltima carrera de 2013, fue Kanaan quien recibió el visto bueno para sustituirlo en Chip Ganassi Racing, donde permanecería durante cuatro temporadas. Aunque Fontana 2014 resultaría ser su única victoria para el equipo, acumularía otros 11 podios.

Ganassi redujo el número de coches de cuatro a dos para 2018, y Kanaan se encontró de repente moviéndose de un extremo de la parrilla al otro, pasando sus dos últimas temporadas completas compitiendo para AJ Foyt Racing, para el que consiguió un podio en Gateway en 2019. Se convirtió en piloto exclusivo de óvalos para la escudería en 2020, compartiendo el #14 con el también campeón Sebastien Bourdais, antes de ser invitado de nuevo a Ganassi en 2021 para desempeñar el mismo papel. Esta vez, corría óvalos en el coche #48 que la leyenda de NASCAR y el novato de IndyCar Jimmie Johnson conducían en circuitos mixtos y callejeros. Cuando Johnson decidió correr en todos los circuitos en la temporada 2022, Ganassi aún ofreció un quinto coche como única opción para Kanaan en las 500 Millas.

TK respondió magníficamente, clasificándose sexto, liderando seis vueltas y terminando tercero - el 79º podio de su ilustre carrera - y dividiendo a los tres pilotos con los que se unirá como compañeros de equipo en Arrow McLaren este mayo - Pato O'Ward, Felix Rosenqvist y Alexander Rossi.

A pesar de su mala suerte en las 500 antes de ganar el evento, Kanaan ha acumulado nueve finales entre los cinco primeros en el Speedway, y ha salido desde las dos primeras filas en 11 ocasiones en sus 21 intentos, incluyendo la pole position en 2005.

La carrera de Kanaan no se han centrado únicamente en la Indy Car en los últimos 25 años. Ya en 1998 debutó en la Rolex 24 Horas de Daytona, compartiendo un Ford Mustang pilotado por Tom Gloy con Mike Borkowski y Robbie Buhl, terminando tercero en la clase GT1.

En 2007, ganó la clase LMP2 - y terminó segundo en la general - en las 12 Horas de Sebring, pilotando el Acura ARX-01 de Andretti Green con Bryan Herta y Dario Franchitti, y el Acura ARX-01b de AGR en 2008 proporcionó a Kanaan y Franck Montagny una victoria de clase en Laguna Seca.

Correr para Chip Ganassi Racing también proporcionó a Kanaan grandes oportunidades en sportscars, y en 2015 ganó la Rolex 24 en Daytona con Scott Dixon, Kyle Larson y Jamie McMurray. Y al igual que Dixon, Kanaan demostró aprender rápido cuando fue reclutado para el programa Ford GT para las 24 Horas de Le Mans.

Kanaan ha declarado a Motorsport.com que, una vez finalizada su carrera en monoplazas, planea buscar oportunidades en la IMSA y el WEC.

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo IndyCar 2023: Pato O’Ward lideró el último día de test en Sebring
Artículo siguiente Kanaan sobre IndyCar: "La echaré de menos cada día de mi vida"

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol