Johnson, más cerca de hacer toda la temporada de IndyCar en 2022

La leyenda de la NASCAR Jimmie Johnson está "más cerca que nunca" de añadir los óvalos de IndyCar a su calendario para 2022, después de tomar parte de un test para novatos el miércoles en Indianapolis Motor Speedway.

Johnson, más cerca de hacer toda la temporada de IndyCar en 2022

El Programa de Orientación de Novatos para la Indy 500 requiere que un piloto gire 10 vueltas con una velocidad promedio de entre 205-210mph, 15 vueltas de 210-215 mph, y luego 15 por encima de las 215mph.

Johnson completó las Fases I y II, pero aún le quedaban algunas vueltas de la Fase III cuando la lluvia, que ya había retrasado el proceso, volvió a aparecer y puso fin a la jornada antes de tiempo. El piloto de Chip Ganassi Racing-Honda podrá completar los requisitos en la prueba abierta en el IMS los días 20 y 21 de abril.

Cuando se le preguntó si la experiencia había aumentado su deseo de intentar clasificarse para la 106° edición de las 500 Millas de Indianápolis del próximo mes de mayo, Johnson respondió: "Definitivamente, ha aumentado. Creo que el aspecto que el aprendizaje en Texas (la prueba de novato de Johnson en un óvalo con IndyCar) lo aumentó y me trajo aquí. Terminé un poco corto de vueltas para lo que quería experimentar hoy".

"Me he sentido muy cómodo, mi interés es el más alto que he tenido, ciertamente mi comodidad es la más alta que ha habido. Dicho esto, todavía hay mucho trabajo entre ahora y el momento de aprovechar esta oportunidad".

En términos de comprometerse con las 500 - y, de hecho, añadir todos los óvalos de la IndyCar a su agenda de 2022 después de correr solamente las ccarreras en circuitos urbanos y mixtos este año- Johnson dijo: "Todavía no puedo. Tengo que salir de aquí hoy, ir a casa, sentarme, abrir una buena botella de vino, tal vez incluso sacar las botellas de (Jimmy) Vasser de la estantería".

"Estoy más cerca que nunca. El corredor que hay en mí se está tomando esto muy en serio, pero todavía tengo que sentarme y tener esa conversación en casa".

También lee:

El piloto de 46 años dijo que hacer los óvalos este año pasado "habría sido un camino mucho más fácil para mí. Ahora que quiero hacerlo, todavía queda mucho trabajo por hacer. Incluso si digo: 'Oigan, lo haré', todavía hay mucho trabajo que hacer para llevarlo a cabo".

"En ese aspecto, habría sido más fácil tomar esta decisión un año antes. Pero realmente tuve que pasar por lo que tuve que pasar para sentirme cómodo en la IndyCar, golpear un par de muros. Golpear el muro a 180 en Nashville, por mucho que odiara hacerlo, fue buena información para mí. También para que mi familia esté cerca de estos coches, la industria. Ver un par de accidentes graves este año, ver lo que el aeroscreen ha hecho para proteger a Ryan Hunter-Reay en Barber cuando la ruda fue hacia el parabrisas".

Johnson, quien tomó parte en 18 ocasiones y logró cuatro victorias en la Brickyard 400 (la carrera de NASCAR Cup en Indianápolis), dijo: "Una vez que superé la noción de bajar y subir de marcha en el transcurso de la vuelta, la velocidad a la que venían las cosas hacia mí, la línea de conducción, la técnica, incluso el comportamiento del coche en las diferentes curvas, el circuito me resultó muy familiar".

"Creo que di 55 vueltas más o menos, no sólo centrándome en los tiempos por vuelta para trabajar en las fases, sino también sintiendo los cambios que hicimos en el coche. Personalmente, me entusiasmó poder pasar por eso y entender cómo se siente tener más alerón trasero, menos alerón delantero".

"El año pasado, mientras observaba, escuchaba cómo se hacían esos cambios. Me hacía fruncir el ceño. Ha sido bonito salir ahí fuera y ponerle un sentimiento a eso".

Johnson dijo que el hecho de que la línea de carrera sea la misma en un IndyCar que en NASCAR "trajo algo de comodidad mientras avanzaba con el coche, yendo más rápido en la Fase II".

Pero agregó: "Una cosa que es diferente, sin embargo, es que el coche tiene tanto potencial que puedes correr en otras líneas. En realidad sólo hay una línea en un coche de la Copa. En la IndyCar hay probablemente dos o tres líneas".

"Empecé con mi línea tradicional de NASCAR. Entonces Dario (Franchitti, asesor de pilotos de Ganassi) me hizo trabajar en algunas opciones con el coche, si el equilibrio tenía demasiado subviraje, algunas otras opciones con las que podría conducir la pista. Para mi sorpresa, el coche tenía el potencial para hacerlo".

"La curva 1 fue realmente la curva más difícil, la última que hice a fondo. Es un poco diferente con el peralte, el bordillo en el interior, un poco movedizo, te pone al límite. Una vez que me acomodé, tuve esa conversación con mi pie derecho y lo convencí de que se mantuviera abajo, el coche fue un sueño para conducir. En realidad, rápidamente me puse en sintonía con el coche, llegué a un lugar bastante agresivo y me sentí muy cómodo".

compartidos
comentarios
Rahal Letterman Lanigan se despide de Sato

Artículo previo

Rahal Letterman Lanigan se despide de Sato

Artículo siguiente

Grosjean: "Fue fácil pasar las fases, pero tengo mucho que aprender"

Grosjean: "Fue fácil pasar las fases, pero tengo mucho que aprender"
Mostrar comentarios