Dixon, su esposa y Franchitti fueron asaltados a mano armada en Indianapolis

Horas después de que ganó la pole para Indy 500, Scott Dixon, su esposa y Dario Franchitti fueron asaltados mientras buscaban comida para cenar.

INDIANAPOLIS.- Horas después de obtener la pole para la edición 101ª Indy 500, Scott Dixon, su esposa y el tres veces campeón Dario Franchitti fueron asaltados a punta de pistola en un restaurante de comida rápida en el lado oeste de la ciudad.

"Estabámos todos en el autobús y Scott tuvo que comprar la cena", dijo su compañero de equipo, Tony Kanaan, "así que obviamente no había nada abierto, así que simplemente dijimos: 'Pasa por un restarurante de comida rápida. Era la única opción que teníamos ".

La opción que Dixon eligió fue un Taco Bell en 3502 West 16th Street.

Según un informe de la policía local, Dixon dijo que dos jóvenes varones se acercaron a su vehículo en el carril de servicio en el auto, le mostraron un arma a través de la ventana y robaron el bolso de Emma Davies-Dixon.

Los sospechosos corrieron hacia el norte por la avenida Berwick.

En cuestión de minutos, un oficial de policía vio un vehículo sospechoso captado por la cámara de vigilancia del restaurante. El vehículo se alejó justo antes del robo y el oficial sospechó que los ladrones se acercaron y partieron en la misma dirección.

Una media hora más tarde, en la intersección cercana de la calle 16 y la avenida Tibbs, los oficiales detuvieron a un vehículo similar al sospecho. El pasajero fue identificado por las víctimas, a la vez que el conductor admitió su participación en el crimen. La cartera de Davies-Dixon y su identificación fueron recuperados.

 

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series IndyCar
Pilotos Dario Franchitti , Scott Dixon
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas asalto, dario franchitti, indianapolis, indy 500, indycar, mano armada, scott dixon

Zona roja: lo que ahora está en tendencia