Dixon es cauteloso del comportamiento de los IndyCar en óvalos en 2018

Scott Dixon se mostró preocupado por el desempeño que tendrán los nuevos coches en óvalos en la próxima temporada, especialmente en calificación.

Scott Dixon, piloto de Chip ganassi, probó las nuevas especificaciones en el Texas Motor Speedway e Indianapolis Motor Speedway junto con el piloto de Schmidt Peterson Motorsports, James Hinchcliffe, y quedó entusiasmado con los atributos del nuevo auto en la configuración de carrera para óvalos.
"En cuanto a carrera, se tiene una carga aerodinámica similar a la del año pasado, pero creo que la mayor diferencia de configuración ha sido la distribución de peso", dijo el neozelandés a Motorsport.com. "Creo que será muy interesante trabajar porque al principio no se siente tan bien. Sin embargo, creo que para el momento que estemos compitiendo, todos habrán descubierto una multitud de soluciones".

"El levantamiento de la parte frontal del coche es bastante sustancial y el golpeteo es mucho menor. No soy un especialista en aerodinámica, pero creo que la razón por la que obtienes ese efecto de arranque más rápido es porque al reducir las superficies superiores el aire no se altera tanto al salir del coche que está delante, y obviamente el auto que está detrás es menos resistente, por lo que definitivamente se detiene rápido".

"La otra cosa que notamos es que el auto es más consistente. Se tambalea mucho menos en vientos cruzados porque supongo que hay menos área de superficie vertical. Con los aerokits del fabricante, había mucha inconsistencia con los vientos cruzados en Indianápolis".

Sin embargo, el ganador de la Indy 500 de 2008, que también ha tomado tres poles positiones en el IMS, dijo que las fuertes restricciones impuestas por el reglamento, combinadas con la mejora del manejo del nuevo automóvil, podría dar tiempos más comprimidos en la calificación.

"No quiero sonar negativo solo sobre la base de la primera prueba", dijo Dixon, "porque no estoy seguro de cómo va a funcionar. Todos sabemos que los equipos siempre encuentran una solución alternativa para pasar al siguiente nivel, pero por el momento las reglas son muy restrictivas y no hay mucha diferencia entre los equipos. Entonces la diferencia será porque los mejores equipos harán las cosas de manera diferente. Pero la magnitud de lo que podemos hacer para separarnos será mucho menor. Si todos califican dentro de 2 mph de diferencia, significa que no hay una ganancia real por la cual arriesgarse, y para mí eso es una gran parte de Indianápolis, esos riesgos que se toman al calificar para las 500 Millas".

Dixon señaló que en carreras como la Indy 500, el desgaste de los neumáticos será más complejo respecto a otros años.

"Pero como digo, no sabemos cómo se desarrollará aún, y la calificación es lo único por lo que estoy un poco preocupado. Todo lo demás es bueno, y es un auto difícil de conducir en el largo plazo. Debido a que no tienes la oportunidad de poner toda la carga aerodinámica que tuvimos el año pasado, creo que Indy será duro a medida que se gasten los neumáticos".

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series IndyCar
Pilotos Scott Dixon
Equipos Chip Ganassi Racing
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas 2018, aerokit, calificación, indycar