Fórmula 1
02 jul.
-
05 jul.
Evento finalizado
09 jul.
-
12 jul.
FP1 en
17 Horas
:
27 Minutos
:
33 Segundos
Fórmula E
R
Berlin ePrix I
05 ago.
-
05 ago.
Próximo evento en
R
Berlin ePrix II
06 ago.
-
06 ago.
Próximo evento en
MotoGP
R
GP de Andalucía
24 jul.
-
26 jul.
Próximo evento en
WSBK
R
Jerez
31 jul.
-
02 ago.
Próximo evento en
R
Algarve
07 ago.
-
09 ago.
Próximo evento en
WRC
R
Rally de Estonia
04 sept.
-
06 sept.
Próximo evento en
R
Rally de Turquía
24 sept.
-
27 sept.
Próximo evento en
WEC
13 ago.
-
15 ago.
Próximo evento en
R
Bahrein
19 nov.
-
21 nov.
Próximo evento en
IndyCar
02 jul.
-
04 jul.
Evento finalizado
R
Road America
10 jul.
-
12 jul.
NASCAR Cup
05 jul.
-
05 jul.
Evento finalizado
R
Kentucky
12 jul.
-
12 jul.

La ropa interior biométrica para pilotos es presentada

compartidos
comentarios
La ropa interior biométrica para pilotos es presentada
Por:
Traducido por: Luis Ramírez
15 jun. 2020 14:02

Las empresas italianas Marelli y OMP Racing, especializadas en el deporte motor, recibieron la homologación de la FIA para una camiseta ignífuga que cuenta con un sistema integrado para medir los signos vitales de un piloto en competencia.

Conocido en inglés como VISM (por Monitor de Signos Vitales), es el resultado de un proyecto en conjunto entre las dos compañías, pero también es el último avance de los fabricantes de ropa de competencia para medir los datos biométricos de los pilotos, una innovación que comenzó en los guantes.

La idea de este avance es proporcionar una medición en tiempo real de los signos vitales del piloto, con un monitoreo del estrés y la fatiga desde la zona de pits gracias a los sensores que miden la frecuencia cardíaca y la respiración.

Los fabricantes dicen que la camiseta "tiene tres áreas principales de aplicación: monitoreo del rendimiento, recolección de datos para el entrenamiento y características de seguridad gracias a la medición constante de parámetros vitales durante todas las diferentes situaciones que se pueden encontrar durante una competencia". 

Uno de los puntos en donde se ha prestado especial atención en este proyecto es a preservar la confidencialidad y privacidad con respecto a la recolección de datos.

"VISM es una herramienta para que los pilotos profesionales monitoreen los datos biométricos", dijo Riccardo de Filippi, CEO de Marelli Motorsport.

"Está diseñado con una interfaz directa a los sistemas de adquisición de datos y telemetría de un auto de carreras, e incluye cifrado de datos extremo a extremo, lo que le da al usuario el control total de su uso”.

También lee:

Así luce las telemetría biométrica de OMP Marelli

Así luce las telemetría biométrica de OMP Marelli

Photo by: OMP Racing

"Creemos que esta experiencia es un gran paso adelante en el desarrollo de sistemas de seguridad, así como en ayudas activas para el piloto, pero también puede ser usada en automóviles con pasajeros”.

"La cooperación con Marelli es ese tipo de trabajo en equipo que te hace bendecir el momento en que decidiste levantar el teléfono y proponer el proyecto", dijo el CEO de OMP Racing, Paolo Delprato.

"Es un enriquecimiento mutuo y ha producido un gran dispositivo, que combina seguridad y rendimiento".

También lee:

GALERÍA: 10 ganadores sorpresa en la Fórmula 1

Galería
Lista

Pastor Maldonado, Gran Premio de España 2012

Pastor Maldonado, Gran Premio de España 2012
1/10

Foto de: Sutton Motorsport Images

La primera victoria del Pastor Maldonado en el Gran Premio de España de 2012 fue una historia moderna de un cuento de hadas con varios giros extraños. Maldonado había llegado al equipo de Grove el año anterior con un respaldo considerable de su patrocinador petrolero venezolano PDVSA, en lo que fue la peor temporada del equipo en la historia. La campaña 2012 fue todo un cambio para el equipo, con una revisión a su departamento técnico y regresando con un viejo proveedor de motores, Renault. 

Williams mostró un mejor desempeño en las primeras carreras, pero el FW34 realmente parecía cobrar vida en Barcelona y parecía manejar bien los neumáticos impopulares de Pirelli en el Circuito de Catalunya. Maldonado había calificado segundo, pero una sanción sobre el McLaren de Lewis Hamilton fue suficiente para llevarlo a la pole. 

Maldonado fue superado al principio por el héroe local Fernando Alonso, pero Williams superó a Ferrari con su estrategia de parada en boxes y debilitó al español. El sudamericano se aferró a llevarse su primera y única victoria en la F1, y la única victoria de Williams en los últimos 16 años. La fiesta se echó a perder cuando se produjo un incendio en el garaje de Williams, en el que varios miembros del equipo sufrieron quemaduras.

Alessandro Nannini, Gran Premio de Japón de 1989

Alessandro Nannini, Gran Premio de Japón de 1989
2/10

Foto de: LAT Images

La primera y única victoria de Alessandro Nannini en la F1 fue particularmente notable teniendo en cuenta las circunstancias. Triunfó en una de las carreras más infames en la historia de la categoría, aunque no mucha gente recuerda realmente quién ganó ese día.

El Gran Premio de Japón de 1989 fue el acto final en la tensa relación de Ayrton Senna y Alain Prost como compañeros de equipo de McLaren. Senna y Prost se enredaron en la última chicana, que puso fin a la carrera de Prost. También pareció destruir las esperanzas de título del francés, porque Senna logró seguir. 

Senna hizo una parada en boxes para cambiar su alerón delantero y se puso detrás del Benetton de Nannini, que se había beneficiado del incidente dentro del equipo para tomar la delantera. Senna pasó rápidamente al italiano y se llevó la victoria, pero fue polémicamente excluido porque cortó la chicana en el incidente con Prost. 

Nannini tomó lo más alto del podio flanqueado por Riccardo Patrese y su compañero de equipo de Benetton, Thierry Boutsen. También sería su única victoria en la F1. Un año después, el antebrazo derecho de Nannini se cortó durante un accidente de helicóptero. Gracias a la microcirugía, Nannini recuperó milagrosamente algo de control sobre su mano derecha, pero su carrera en la F1 había terminado.

Encontró éxito en otros lugares, obteniendo victorias para Alfa Romeo en el DTM y para Mercedes en FIA GT, antes de tomar tiempo libre de las pistas y convertirse en un gran empresario en su país. 

Luigi Fagioli, Gran Premio de Francia de 1952

Luigi Fagioli, Gran Premio de Francia de 1952
3/10

Foto de: LAT Images

Luigi Fagioli fue otro italiano cuya victoria en un gran premio se produjo en circunstancias controvertidas. En el escenario de los grandes premios previos a la Segunda Guerra Mundial, Fagioli era conocido tanto por su velocidad como por su temperamento, y llegó a los golpes con su compañero de equipo Rudolf Caracciola por las órdenes del equipo en Mercedes.

Fagioli ya tenía 42 años cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, pero volvió a conducir después de la guerra e incluso se quedó para el comienzo de la Fórmula 1. A los 52 años compitió en el primer campeonato mundial de F1 para Alfa Romeo. Al año siguiente condujo el Alfa 159 en el Gran Premio de Francia en Reims.

Cuando el auto de su compañero de equipo Juan Manuel Fangio se descompuso, Fagioli recibió la orden de detenerse y dejar que el piloto argentino terminara la carrera en su auto. Esa decisión fue difícil de aceptar para Fagioli después de su historia con las órdenes del equipo en Mercedes.

Fangio finalmente ganó la carrera, lo que convirtió a Fagioli en el ganador más viejo de un gran premio a la edad de 53 años.

A pesar de obtener su primera victoria en la F1, un furioso Fagioli se retiró de las carreras en el acto. Luego condujo autos deportivos para Lancia, pero murió un año después en la práctica para el Gran Premio de Mónaco, que era una carrera de autos deportivos en 1952.

Jochen Mass, Gran Premio de España de 1975

Jochen Mass, Gran Premio de España de 1975
4/10

Foto de: LAT Images

Jochen Mass también tuvo pocas razones para celebrar su única victoria de Fórmula 1, que tuvo lugar en circunstancias trágicas. El alemán ganó la cuarta carrera de la temporada de 1975, el Gran Premio de España en la temida pista de la calle Montjuic en Barcelona.

Mass fue el único piloto de McLaren al comienzo de la carrera. Muchos pilotos protestaron contra la seguridad de la pista. Su compañero de equipo y actual campeón mundial, Emerson Fittipaldi, incluso se negó a participar.

Las preocupaciones de Fittipaldi demostrarían estar justificadas durante la carrera. Rolf Stommelen perdió el alerón trasero de su Embassy Hill y dio un salto mortal fuera de la pista, matando a cinco personas.

La Fórmula 1 nunca volvería a Montjuic y Mass nunca ganaría otra carrera. Él se convirtió en un piloto de autos deportivos muy respetado, ganando las 24 horas de Le Mans en 1989 con el Sauber C9 Mercedes.

Peter Gethin, Gran Premio de Italia de 1971

Peter Gethin, Gran Premio de Italia de 1971
5/10

Foto de: LAT Images

En lugar de sobresalir en la Fórmula 2, el camino por excelencia a la Fórmula 1, Peter Gethin se hizo un nombre en el campeonato europeo F5000 al ganar las primeras cuatro carreras en su camino hacia el título en la temporada de 1969. Gethin llegó a la F1 al año siguiente en circunstancias difíciles, ocupando el puesto dejado por la muerte del fundador del equipo Bruce McLaren.

Después de un año difícil en McLaren, el gerente del equipo, Teddy Mayer, le dio la estafeta a mitad de la temporada de 1971. Cuando Pedro Rodríguez falleció en una carrera de sportcars en el Norisring, el inglés tomó su asiento en BRM. Con su potente motor V12, BRM fue particularmente competitivo en el circuito ultrarrápido de Monza.

En una carrera inolvidable, Gethin formó parte del paquete líder de cuatro autos. Salió de la Parabolica en la cabeza, perseguido por Ronnie Peterson en March, Francois Cevert de Tyrrell y Mike Hailwood en el Surtees. Peterson se colocó al costado, pero Gethin solo logró aguantar y ganar por apenas 0.01s.

La carrera terminaría siendo el único triunfo de Gethin en la F1, pero también sería el gran premio más rápido de la historia. Su récord de velocidad promedio de 242.615 km / h se mantuvo durante 32 años hasta el Gran Premio de Italia de 2003.

Jean-Pierre Beltoise, Gran Premio de Mónaco de 1972

Jean-Pierre Beltoise, Gran Premio de Mónaco de 1972
6/10

Foto de: LAT Images

En la temporada de 1972, Gethin se unió a BRM junto al francés Jean-Pierre Beltoise durante la mayor parte de la temporada. Beltoise era un ex piloto de motos que había demostrado ser prometedor en la Fórmula 2, pero no logró ganar una carrera en cuatro temporadas con Matra.

El momento de Gloire de Beltoise llegaría en el Gran Premio de Mónaco pasado por lluvia de ese año. Beltoise se clasificó en cuarto lugar, justo por delante de Gethin y detrás de Emerson Fittipaldi y los Ferrari de Jacky Ickx y Clay Regazzoni.

En una pista empapada, Beltoise tuvo un excelente comienzo por dentro y saltó a la cabeza en la Rascasse. El francés nunca fue atrapado nuevamente y ganó por 38 segundos sobre Ickx. Todos los demás terminaron a una vuelta o más de diferencia. 

La primera y única victoria de Beltoise sería aún más significativa, ya que resultó ser la decimoséptima y última victoria de BRM en el campeonato mundial.

Olivier Panis, Gran Premio de Mónaco 1996

Olivier Panis, Gran Premio de Mónaco 1996
7/10

Foto de: Sutton Motorsport Images

Mónaco es un buen lugar para conseguir una primera victoria en la Fórmula 1, especialmente como francés, y eso es lo que Olivier Panis descubrió en 1996. 

En su tercera temporada con el pequeño equipo Ligier, Panis se clasificó decimocuarto en las calles del principado.

El alemán Michael Schumacher se estrelló en la primera vuelta y marcó la pauta para lo que sería una carrera caótica, con varios otros pilotos que abandonaron desde el principio.

A mitad de la distancia pactada, Panis fue cuarto, que se convirtió en tercero cuando pasó a Eddie Irvine con un movimiento audaz en la horquilla de Loews. 

Luego de retiros tanto para Jean Alesi como para Damon Hill, Panis tomó la delantera y realizó un fuerte trabajo para detener el ataque de David Coulthard de McLaren y obtener su única victoria en la F1. Solo Panis, Coulthard y el tercer clasificado Johnny Herbert lograron llegar a la bandera a cuadros en esa competencia.

Vittorio Brambilla, Gran Premio de Austria de 1975

Vittorio Brambilla, Gran Premio de Austria de 1975
8/10

Foto de: LAT Images

La lluvia a menudo brindaba oportunidades para que algunos pilotos brillaran, y el Gran Premio de Austria de 1975 es quizás uno de los ejemplos más extremos.

En la brillante March naranja, Vittorio Brambilla solo había alcanzando en tres ocasiones la bandera a cuadros en 11 carreras. En el Osterreichring, Brambilla se había clasificado octavo, un segundo detrás de Niki Lauda, ​​pero el Monza Gorilla realmente se destacó en una carrera lluviosa.

El intrépido italiano rápidamente avanzó por la parrilla para ponerse en persecusión de Lauda y al segundo clasificado James Hunt. Cuando Lauda comenzó a luchar con la configuración en seco y el Hesketh de Hunt perdió un cilindro, Brambilla ganó la delantera y tomó la victoria cuando la carrera terminó después de 29, de los 54 giros pactados.

En su emoción, Brambilla levantó los brazos cuando cruzó la meta y rápidamente sufrió de un giro en su monoplaza. Sin inmutarse, siguió saludando a la multitud en la vuelta de enfriamiento con un alerón delantero muy dañado. Se retiró en 1980 sin volver a subir a lo más alto del podio. 

Jean Alesi, Ferrari 412T2, consigue su primera victoria

Jean Alesi, Ferrari 412T2, consigue su primera victoria
9/10

Foto de: Sutton Motorsport Images

Jean Alesi fue uno de los pilotos más populares de los años 90, pero rara vez se encontró en un automóvil verdaderamente competitivo. Hijo de padres sicilianos, Alesi volvió de un contrato con Williams para seguir su corazón y unirse a Ferrari.

Puede que no haya sido el mejor movimiento de carrera, pero con su talento y pasión, Alesi se convirtió rápidamente en un favorito de los tifosi. Sin embargo, los resultados fueron pocos y distantes entre sí, ya que Ferrari sufrió una gran caída a principios de los noventa y luchó con el rendimiento y la confiabilidad.

Si bien la confiabilidad seguía siendo un problema, el desmepeño de Ferrari mejoró gradualmente y en 1995 Alesi obtuvo dos segundos lugares en los primeros tres grandes premios. En el Gran Premio de Canadá en Montreal, finalmente obtuvo una victoria en su cumpleaños 31 y en su arranque 91 dentro de la categoría.

Los fanáticos de Ferrari inundaron la pista cuando Alesi cruzó la línea en el Ferrari # 27, luciendo el número de carrera de Gilles Villeneuve en la pista que lleva el nombre del héroe canadiense. También resultaría ser la última victoria en la Fórmula 1 para un motor V12

Robert Kubica, Gran Premio de Canadá 2008

Robert Kubica, Gran Premio de Canadá 2008
10/10

Foto de: Sutton Motorsport Images

Muchos años después, otro favorito del público se llevaría su primera victoria en el Circuito Gilles Villeneuve. Robert Kubica y el equipo BMW Sauber comenzaron su campaña de 2008 con fuerza, logrando una pole inicial en Bahrein y sumando tres podios en las primeras seis carreras.

Lewis Hamilton, de McLaren, ganó la pole en Canadá, pero chocó contra el piloto de Ferrari, Kimi Raikkonen, en una extraña colisión en el pitlane. Ese incidente llevó al dúo de BMW Sauber Kubica y Nick Heidfeld a la cabeza.

Kubica pasó a Heidfeld poco después de sus paradas en boxes y desapareció en la distancia para lograr el 1-2 y la primera victoria de Sauber. 

También sería la única victoria de Kubica. Como está bien documentado, el polaco resultó gravemente herido en un accidente de rally en febrero de 2011. Kubica se recuperó notablemente y, finalmente, tuvo un regreso que muchos veían improbable en la Fórmula 1 en el equipo de Williams en 2019. Después de dejar a Williams, asumió un papel como piloto de pruebas en Alfa Romeo.

Artículo siguiente
VIDEO: la 'Grand Rendez-Vous' de Leclerc en Mónaco

Artículo previo

VIDEO: la 'Grand Rendez-Vous' de Leclerc en Mónaco

Artículo siguiente

Carlos Sainz galardonado con premio Princesa de Asturias en España

Carlos Sainz galardonado con premio Princesa de Asturias en España
Mostrar comentarios

Sobre este artículo

Campeonatos General
Autor Adam Cooper