La historia del argentino que participará de la Carrera de Campeones

Gabriel Glusman no es piloto pero este mes tendrá la posibilidad de competir en la Carrera de Campeones en Miami junto a corredores de la talla de Sebastian Vettel, Jenson Button y Juan Pablo Montoya, entre otros. Esta es su historia.

"Es muy loco. Anoche me dormí a las 5:30 de la mañana, no me podía dormir", cuenta Gabriel Glusman, un argentino de 33 años nacido en Buenos Aires pero residente de Tel Aviv, en diálogo con Motorsport.com.

Es lógico, porque hace unas pocas horas nada más le comunicaron a Glusman que el fin de semana del 21 y 22 de enero tendrá el privilegio de participar de un evento de nivel mundial del deporte motor, la Carrera de Campeones.

Glusman llegó a esta oportunidad después de anotarse en el "ROC Factor", una iniciativa a través de la cual se buscó a dos aficionados, uno de América Latina y otro de América del Norte, para competir en el marco de la Copa de Naciones de la Carrera de Campeones junto a Helio Castroneves, en el Equipo de América Latina, y con James Hinchliffe, en el Equipo Norte América, respectivamente.

"Un día estaba en Twitter y vi que existía la posibilidad de anotarse para correr en la Carrera de Campeones con Helio Castroneves y me inscribí como una de esas cosas que uno dice 'es gratis, me anoto'".

"Y resulta que la semana pasada me llega un email diciéndome que había quedado seleccionado entre los diez finalistas. ¡Hasta me había olvidado que me había anotado!".

"Vi que era el único argentino entre los diez finalistas. Y ahí empezó la campaña, la locura de ir a publicar por todos lados para que la gente me vote, porque con los amigos y la familia solamente no alcanzaba".

Glusman trabaja en una empresa de seguridad cibernética y es un ferviente seguidor del deporte motor. "Me gusta todo el automovilismo, pero soy super fanático de la Fórmula 1", aclara.

Y como buen aficionado de la F1, Glusman pondrá una atención especial en los pilotos de la máxima categoría que dirán presente en la Carrera de Campeones.

"Si bien tengo admiración por todos los pilotos que van a estar ahí, los pilotos de F1, tanto actuales como ex, me tocan un poco más de cerca".

"Me pone contento también que el equipo sea con Helio, porque se lo ve como una muy buena persona. Parece una persona de familia, siempre positiva", agrega Glusman. Claro, también es un tres veces ganador de las 500 Millas de Indianápolis. Nada mal para tenerlo de compañero de equipo en un debut mundial...

"Aunque me gane Vettel, me voy a enojar"

La convocatoria indicaba que no era necesario tener experiencia como piloto, y si bien Glusman en el pasado disputó algunas carreras en karting y también se dio el gusto, a través de diferentes viajes, de manejar una Ferrari 458 en Monza, un Caterham R300 en Spa-Francorchamps y hasta Fórmula Ford en Donington Park, lejos está de ser un corredor.

"Conozco la técnica, y tengo muchísimas horas en el simulador, si eso cuenta de algo", cuenta entre risas.

Ante la consulta de cómo imagina que será su participación frente a algunos de los pilotos más veloces del mundo, Glusman sabe su realidad, pero reconoce que perder no es algo que le guste... aunque enfrente pueda estar un tal Sebastian Vettel.

"Soy perfectamente consciente de que muy probablemente sea el más lento de todos. Y digo probablemente porque incluso el que ganó para ser parte del equipo norteamericano tiene experiencia como piloto. Yo soy el más amateur de todos.

"Pero soy una persona increíblemente competitiva. No me gusta perder a nada y una vez que esté ahí lo único que me va a cruzar por la mente es ir a ganar a quien sea. Es así".

"Y por más que Vettel me gane, si me toca correr contra él, igual me voy a enojar. Porque aunque él sea cuatro veces campeón mundial de F1 no me va a gustar perder".

"En el fondo lo voy a aceptar y voy a decir que era obvio, pero todo lo que sea competir y más en una pasión como es el automovilismo, uno lo vive a flor de piel y dentro de uno está esa esperanza de que tal vez, si se alinean los planetas o se le rompe el auto o choca, le ganas", se ilusiona.

Mientras tanto Glusman intentará recuperar la calma –¡y dormir!- hasta que llegue el momento de viajar a Miami y empezar a vivir en persona el sueño de estar en la Carrera de Campeones. Seguramente hasta entonces pondrá mayor atención de la habitual a las diferentes frases de Ayrton Senna, de quien es un gran admirador, que tiene en su oficina. ¿Podrá imitar a su ídolo y sorprender al mundo cuando se ponga el casco y empiece a acelerar?

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series General
Evento Race of Champions
Tipo de artículo Entrevista