La columna de Agag: La cumbre de un circuito urbano

compartidos
comentarios
La columna de Agag: La cumbre de un circuito urbano
5 jul. 2018 11:10

Echando la vista atrás en Zurich, la carrera fue un éxito increíble gracias a la buena organización que se llevó a cabo, pero también fue una de las más difíciles de coordinar.

Lucas di Grassi, Audi Sport ABT Schaeffler
Jean-Eric Vergne, Techeetah, Nick Heidfeld, Mahindra Racing
Nelson Piquet Jr., Jaguar Racing
Mitch Evans, Jaguar Racing
Nicolas Prost, Renault e.Dams, Sébastien Buemi, Renault e.Dams, Jose Maria Lopez, Dragon Racing, Dan
Alex Lynn, DS Virgin Racing
Antonio Felix da Costa, Andretti Formula E Team
Emerson Fittipaldi, ex campeón mundial de F1 y ganador de Indy 500, conduce el coche de Fórmula E
Jose Maria Lopez, Dragon Racing

El anterior récord de piezas para montar los muros que rodean la pista que tuvimos que instalar databa de París, donde se superaron las 250, trabajando hasta la noche antes de comenzar. En Zurich llegamos a las 389, acabando casi en el último minuto. La logística que se llevó a cabo fue complicada, pero funcionó muy bien –con precisión suiza–. El equipo estuvo increíblemente bien organizado y planificado. Fue el pináculo en lo que llevamos de construcción de carreras urbanas y nunca antes se había hecho tan bien.

También contamos con algunos hospitalities absolutamente espectaculares que no habíamos tenido en ninguna otra pista anteriormente, como el E-Cube de ABB que estaba en la recta de meta y el Julius Baer Pole Position Lounge sobre los garajes.

Ha sido la primera vez que una carrera ha tenido lugar en las calles de Zurich. La relevancia histórica, después de décadas sin competición en Suiza, de finalmente tener esa primera carrera también fue muy importante. Creo que por eso tuvo mucha afluencia de público y fue tan espectacular.

La localización fue fantástica. Es exactamente lo que buscamos hacer en Fórmula E: llevar la carrera a la gente e integrarla como parte de la ciudad. La gente que tomaba el sol en las orillas del lago de Zurich no estaba allí por la carrera. Estaban allí disfrutando del fin de semana, mientras la carrera tenía lugar. La carrera fue parte de la vida de la ciudad.

Recibimos excelentes críticas por parte del alcalde y de los organizadores locales, y me sorprendería mucho que no volviéramos a Zurich. Nos dejó una impresión fantástica: al alcalde le encantó, al igual que a los socios, que fueron clave para que el evento tuviera lugar. Los patrocinadores estaban presionando para que se celebrase y estuvieron encantados con el resultado. Incluso, estamos valorando llevar la gran estructura de madera del pit lane a las otras carreras, ya que pertenece al promotor de Zurich. Es bastante grande, así que estamos hablando con ellos para ver si habría espacio para en las otras pistas.

Ahora nos desplazaremos a Nueva York para la última prueba de la temporada, la cual también será la última carrera con el monoplaza actual. Es el final de una era, una etapa que probablemente nunca se vuelva a repetir en el automovilismo, ya que los pilotos han corrido con dos coches. La Fórmula 1 tuvo algunas carreras con dos coches en la década de los 50, y cuando uno se averiaba, al piloto se le permitía llevar el de su compañero de equipo. Eso fue durante una era, pero hemos tenido cuatro años de carreras con dos monoplazas, y hay que destacar que se acabe este período y en Arabia Saudita arranque uno nuevo.

Será un momento muy interesante en la vida de la Fórmula E, un gran momento y el comienzo de un nuevo capítulo. También se trata de todo lo que tiene que ver en este cambio, por el avance de la tecnología. Estamos teniendo éxito en mejorar la capacidad de las baterías y la realidad es que estamos logrando muchos de nuestros objetivos. Además, todo el mundo sigue el avance del campeonato a lo largo de los años, por lo que el coche es el símbolo de la nueva era.

Siempre existen riesgos cuando se introduce un nuevo coche en un campeonato. A la gente le gusta lo que tenemos ahora: las paradas en boxes, el cambio de monoplaza, etc. Pero también existe el riesgo de estancarnos donde estamos y no progresar. Creo que ese riesgo es peor que el de dar un salto. Los riesgos están presentes, pero nos gustan y sin riesgo, no hay motivación.

Next Fórmula E artículo
Bird reprueba los cambios a circuito de la Fórmula E en NYC

Previous article

Bird reprueba los cambios a circuito de la Fórmula E en NYC

Next article

La Fórmula E cambia su sistema de clasificación y endurece las sanciones en parrilla

La Fórmula E cambia su sistema de clasificación y endurece las sanciones en parrilla

Sobre este artículo

Campeonatos Fórmula E
Evento Zurich ePrix
Lugar Las calles de Zurich
Tipo de artículo Artículo especial