Cómo un test femenino de F3 demostró que no hay una barrera física

Entrar en la Fórmula 1 ha sido durante mucho tiempo algo difícil para las mujeres. Abbi Pulling explicó a Motorsport cómo fue su participación en el test de F3 en el que solo participaron mujeres, y qué más se puede hacer para ayudar a las mujeres a progresar.

Cómo un test femenino de F3 demostró que no hay una barrera física

Abbi Pulling participa este año en su primera campaña a tiempo completo en las W Series. Actualmente ocupa la cuarta posición en la clasificación y ha conseguido dos podios hasta ahora.

Tras debutar el año pasado en su carrera de casa en Silverstone, Pulling fue noticia tras conseguir la pole en la ronda de Estados Unidos por delante del actual campeón, Jamie Chadwick, y terminar segunda para asegurarse el séptimo puesto en la clasificación y una plaza automática en la parrilla de 2022.

Pero su sueño es llegar a la Fórmula 1 a través de la pirámide de la Fórmula 3 y Fórmula 2 de la FIA y, a principios de este mes, la británica probó por primera vez el F3 en un test exclusivamente femenino en Magny-Cours (Francia), que forma parte del plan de diversidad de la FIA para dar mayor acceso a las pilotos femeninas.

Pulling, que participó en el primer día de pruebas junto a la piloto de Fórmula 4 y Fórmula Regional Hamda Al Qubaisi, recibió tres juegos de neumáticos para ese día. La sesión de la mañana se utilizó principalmente para completar las vueltas de instalación, las tandas cortas y el análisis de datos, antes de la sesión de la tarde, en la que se realizaron dos tandas de clasificación y una simulación de carrera de 12 vueltas. También pudo probar por primera vez el DRS, algo con lo que los coches de la Serie W no están equipados.

El campeón de la Fórmula 3 de la FIA, Victor Martins, coronado el fin de semana anterior en Monza, actuó como piloto de referencia y entrenador, mientras que el instructor de la Escuela de Carreras de Magny-Cours, Julien Gilbert, también estuvo presente para ayudar.

Tras completar 50 vueltas al antiguo trazado del Gran Premio de Francia, Pulling dijo que era "increíble". "Era más o menos lo que esperaba e incluso más. He aprendido mucho y he conocido a mucha gente nueva. Todo el mundo ha sido muy amable y profesional; ha sido un día increíble. Ni siquiera sé qué palabras utilizar".

"Nunca había conducido en este circuito, pero lo he disfrutado mucho. Tiene una mezcla de alta y baja velocidad y me gustan mucho las curvas rápidas. Así que sí, es una pista interesante para conducir este coche".

 

Photo by: Formula Motorsport Ltd

Esta es el segundo test femenino de la F3, ya que las novatas de la W Series Academy, Nerea Marti e Irina Sidorkova, y las pilotos de Iron Dames, Maya Weug y Doriane Pin, completaron la carrera del año pasado. Las compañeras de Pulling en las W Series, Chloe Chambers y Marti, también participaron en la prueba de 2022.

Se ha discutido mucho sobre la capacidad de las mujeres para conducir un coche de F3 desde una perspectiva física, apuntando a la dureza de la dirección como el mayor problema al que se enfrentan las futuras conductoras.

Aunque el ex piloto de Fórmula 1 David Coulthard dijo recientemente que la falta de dirección asistida en los campeonatos de promoción de la F1 hace que esos monoplazas sean más difíciles de conducir que un Fórmula 1, y pone una "preferencia física hacia ciertos hombres con un determinado tamaño y desarrollo físico", hay una serie de ajustes que se pueden hacer.

La posición de los pedales y del volante se puede cambiar para adaptarla a cada piloto, y también hay formas de hacer que la configuración del asiento sea más cómoda para la ergonomía de aquellos más pequeños o más grandes, ya sean hombres o mujeres. Los ajustes se incorporaron en el diseño del último coche, que se presentó en 2019, y garantizan que todos los conductores puedan competir cómodos, independientemente de la forma y tamaño de su cuerpo.

Pero Pulling, al igual que los que condujeron en la prueba el año pasado, así como la ex piloto de F3 Sophia Floersch, dijo que no se enfrentó a ningún problema con el manejo del coche como mujer.

Aunque admitió que el bólido, compuesto por un chasis Dallara y un motor Mecachrome, era "muy diferente" a todo lo que había conducido, Pulling dijo que le resultó "cómodo de conducir".

"Mido 1,70 metros, así que podía alcanzar los pedales sin problemas y el agarre de las manos estaba bien para mí", explicó. "Puedo llegar a todo lo que necesito, así que me gustaría pensar que encajo bastante bien en él. Ha sido diferente conducirlo, pero no en un aspecto negativo. Ha sido interesante ver las diferencias entre esto y a lo que estoy acostumbrada".

El coche habitual de Pulling, el chasis Tatuus de la Serie W, es más pesado de conducir que el de la FIA F3

El coche habitual de Pulling, el chasis Tatuus de la Serie W, es más pesado de conducir que el de la FIA F3

Photo by: Alastair Staley / Motorsport Images

"Tenía mucha más carga aerodinámica. No fue tanto la velocidad en línea recta lo que me pilló desprevenida, sino más bien la velocidad que puedes tener en curva, mucho mayor que cualquier cosa que haya pilotado. Así que lo más importante fue aprender a confiar en que se iba a mantener [el coche], de verdad".

Pulling también observó las diferencias en la frenada en comparación con el monoplaza de las W Series, así como la adaptación a la degradación de los diferentes neumáticos (las W Series lleva neumáticos Hankook). Desde el punto de vista técnico, el coche de Tatuus al que está acostumbrado Pulling, que se utiliza tanto en las W Series como en el Campeonato Europeo de Fórmula Regional, es más difícil de conducir que el coche de F3.

Esto se debe a que la dirección es más pesada, lo que, según la piloto de la W Series Alice Powell, que ejerció de mentora de Pulling, hace que la experiencia de conducir un Tatuus sea mucho más física.

"La dirección, por cómo está configurada o cómo está construida, es mucho más pesada. La geometría es totalmente diferente, lo que hace que la conducción sea más física. Creo que el volante está un poco más lejos en el F3. Así que, de nuevo, eso te permite ejercer un poco más de fuerza con los hombros. Pero en general, [Abbi] ha disfrutado de este coche y no ha tenido problemas".

Powell cree que este tipo de pruebas ayudan a las jóvenes pilotos a "tener una idea de la preparación que podrían necesitar física y mentalmente para pasar al siguiente nivel", y añade: "Abbi lo ha hecho bien, no ha tenido problemas físicos hoy.

"El coche de la FRECA, que es el que utilizan las W Series, es ciertamente más difícil de conducir en comparación con la F3. Así que creo que ayuda a preparar a los pilotos. Obviamente, estoy muy agradecida a todos los implicados que han dado a las chicas esta oportunidad".

Motorsport.com ha tenido acceso a datos que respaldan los comentarios de Pulling y Powell. En un gráfico comparativo que muestra la F4, la FRECA, la F3 y la F2, se demostró que el coche de la FRECA es el que más fuerza necesita para girar el volante, mientras que la F3 requiere un esfuerzo significativamente menor.

Como parte del programa de afiliación a Alpine, Pulling tiene como mentora a Alice Powell

Como parte del programa de afiliación a Alpine, Pulling tiene como mentora a Alice Powell

Photo by: Alpine

Así que no es la capacidad de las mujeres para conducir el coche de F3 lo que les impide entrar en el campeonato. Es la falta de oportunidades para que lo hagan. Aunque Tatiana Calderón ha regresado recientemente a la F2 y es la única mujer que pilota en la categoría, esta temporada no ha habido ninguna piloto en la F3, algo que se repite desde 2020.

Las W Series han dado un gran paso adelante para llevar a las mujeres del automovilismo a una audiencia global, y se unieron al paquete de transmisión de Sky TV para la temporada 2022. Pero es en la progresión donde hay que trabajar actualmente, y pruebas como esta son un paso en la dirección correcta para ayudar a ese cambio.

El director general de la F2 y la F3, Bruno Michel, ha dicho que es "muy importante para nosotros asegurar que cada vez más pilotos femeninas se unan a nuestro campeonato", y dijo en agosto que estaba trabajando con la directora general de las W Series, Catherine Bond-Muir, para ver cómo podrían cambiar los campeonatos para colaborar en la persecución de ese objetivo.

Los equipos también están dispuestos a contar con pilotos femeninas, y dos directores de equipo han declarado a esta redactora que estarían dispuestos a alinear a una mujer en la F3. Pero, como siempre en el automovilismo, todo se reduce al dinero, y aunque no es un problema exclusivo de las mujeres, se ve agravado por el hecho de ser un ámbito dominado por los hombres.

Powell cree que las W Series han hecho un gran trabajo, pero que "lo más importante ahora es tratar de ayudar con la financiación. Pero creo que eso es lo mismo tanto si eres un piloto masculino como si eres una mujer. La financiación puede ser difícil".

"Creo que a veces es más difícil como mujer, porque la gente sigue viendo el deporte como algo dominado por los hombres, así que puede que no quieran invertir su dinero en una mujer, cuando ven que está dominado por los hombres. Pero creo que se han hecho progresos desde que yo competía en este tipo de campeonatos en 2012".

Jamie Chadwick ha ganado dos veces el título de las W Series, pero le cuesta encontrar el dinero para un asiento competitivo en la F3

Jamie Chadwick ha ganado dos veces el título de las W Series, pero le cuesta encontrar el dinero para un asiento competitivo en la F3

Photo by: Dom Romney / Motorsport Images

La dos veces campeona de las W Series, Jamie Chadwick, dijo que la falta de financiación fue la razón por la que se vio obligada a regresar al campeonato para una tercera temporada, al no poder asegurar un "asiento competitivo" en F3, pese a sus 400.000 libras en premios por haber ganado el título de 2021.

Pulling forma parte del programa de afiliados de Alpine, con el que Powell también está involucrada. Aunque no es miembro de pleno derecho dentro de la Academia Alpine, ser afiliada significa que recibe apoyo del equipo con sede en Enstone. Powell dice que "está trabajando muy duro con [Pulling]".

Pulling cree que las medidas que se están tomando actualmente para ayudar a las mujeres son "más de lo que se ha hecho en el pasado", pero añade: "Creo que no veremos la diferencia ahora, en cierto sentido, no veremos a muchas más chicas intentando entrar en la F3. Creo que el cambio se verá dentro de 10 años; las chicas que lo están viendo en casa con su familia dirán: 'Oh, mira, yo puedo hacer eso en el futuro'".

"Creo que ahí es donde se producirá el cambio. Ha habido una gran progresión en los últimos años, y es estupendo verlo. No sé qué más se puede hacer. Quiero decir que probablemente tendría que profundizar mucho más e investigar para saberlo, pero creo que va en una trayectoria positiva".

Como dice Pulling, ha habido una gran progresión, pero todavía queda mucho trabajo por hacer antes de que veamos a una mujer volver a la parrilla de la F1 por primera vez en 50 años.

Pulling considera que las iniciativas del automovilismo para atraer a más mujeres tendrán un impacto más adelante

Pulling considera que las iniciativas del automovilismo para atraer a más mujeres tendrán un impacto más adelante

Photo by: Alexander Trienitz

compartidos
comentarios
Colapinto lidera el último día de pruebas en Jerez
Artículo previo

Colapinto lidera el último día de pruebas en Jerez

Artículo siguiente

La Fórmula 2 y la Fórmula 3 ya tienen calendarios para 2023

La Fórmula 2 y la Fórmula 3 ya tienen calendarios para 2023