'De 14º a mi primera victoria en F2', por Charles Leclerc

En su debut como columnista de Motorsport.com, el protegido de Ferrari, Charles Leclerc, narra su intenso debut en la FIA F2 que le llevó a una gran remontada desde la 14ª plaza a la victoria.

Antes de mi primer fin de semana en la Fórmula 2 en Bahrein, el equipo y yo esperábamos, por supuesto, poder ganar. Pero el objetivo principal era lograr los máximos puntos posibles y no perder mucho terreno con los líderes.

Sabía que el coche de Prema era bueno –el año pasado ya lo demostraron–, pero los tres días de pretemporada en Sakhir sugerían que no sería un fin de semana fácil. 

Parecíamos muy competitivos a una vuelta, pero sufríamos un poco en tandas largas. La degradación fue realmente elevada, los neumáticos son un factor clave en el campeonato, y Bahrein es el trazado más complicado del calendario en ese aspecto. 

Tuve que adaptar mi estilo de conducción. En GP3, donde corrí el año pasado, podías apretar más con los neumáticos y tenían menos memoria. Aquí, cualquier error que hagas al principio del llevo, terminas pagándolo. 

Desde los test al fin de semana,  trabajamos duro en ese aspecto. Aun así, fue una bonita sorpresa cómo salió todo.

Pole por siete décimas

Después de la primera vuelta en clasificación, éramos primeros, pero no estaba realmente contento con mi vuelta. Por ello, para el segundo intento, decidimos salir a mitad de sesión, sin tráfico, sin problemas.

Sabía que la segunda vuelta era buena antes de cruzar la línea de meta, pero cuando vi el tiempo, me quedé sorprendido. Mi ingeniero me dio un coche perfecto, no creo que haya pilotado nunca un coche así. 

El resto de la sesión fue un poco estresante. Nunca sabes lo que puede pasar. Los demás se vieron condicionados por las banderas amarillas tras el accidente de Gustav Malja y Nabil Jeffri.

Por lo que salí primero en mi debut en la F2 y tuve una salida bastante buena, de lo cual no estaba seguro. Las salidas con el GP2/11 son bastante duras; necesitas manejar muy bien el acelerador. No habrá experimentado con ello, ya que en GP3 vas a fondo.

Después de dos vueltas, Norman Nato se puso al frente, pero pude seguir detrás sin desgastar los neumáticos demasiado. En un momento, me sentí confiado con ellos y le pasé y empecé a abrir hueco. 

Pero al final del primer relevo estuvimos en una posición complicada. Había dos problemas: Artem Markelov llegaba a nosotros y Norman intentaba el undercut

Tuvimos que reaccionar. Decidimos parar porque sentí que los neumáticos no aguantaban, pero fue un error, del cual aprenderé. Aunque paramos en la vuelta que queríamos, Norman nos adelantó. Al final, terminé tercero y estoy bastante contento con ello. 

La remontada

Después de la primera carrera, miramos posibles estrategias para la carrera al sprint y nos dimos cuenta de que una parada era posible. Sobre el papel, parecía la mejor opción. Pero durante las primeras cinco vueltas tenía que pilotar como si estuviera al final del relevo. 

Mi ingeniero y yo mismo lo acordamos, si teníamos una buena salida, la estrategia a una parada funcionaría, porque podría lograr aire limpio y abrir hueco. Si no teníamos una buena salida, no tendría mucho sentido apretar con tráfico. 

Pero cuando pasé de sexto a tercero en la salida y, después del coche de seguridad, pude pasar a Alex Albon y Luca Ghiotto, decidimos apretar. 

Cuando salí de boxes, la diferencia con el líder era enorme, algo así como 26 segundos. Quedaban nueve vueltas y tuve que pasar a 13 coches. Sinceramente, pensé que habíamos tomado la decisión equivocada. 

Pero entonces, decidí que necesitaba concentrarme, hacerlo lo mejor posible y no preocuparme de la posición en la que estábamos. 

Fue realmente divertido y tuve un poco de suerte. Pienso que los pilotos sabían que llegaba con una estrategia diferente y por ello no pelearon mucho. Aun así, fue definitivamente un reto navegar entre el tráfico con buenos tiempos por vuelta. Parece fácil en la tele, pero no lo es. 

No me creía que podía ganar hasta a tres vueltas del final. En la última vuelta, después de pasar a Oliver Rowland en la segunda posición, realmente confundí a Ghiotto, que era líder, con su compañero Markelov, el único que aún tenía que parar. 

Pensé que él estaba delante, con neumáticos nuevos, y me preparé para ser segundo. Pero le pillé muy rápido y le pasé en la curva 4, y fue entonces cuando me di cuenta de que era Ghiotto y que sus neumáticos estaban KO. 

Optimista para Barcelona

No esperábamos tener este gran resultado en Bahrein, liderando el campeonato, dos podios, una victoria... fue realmente una bonita sorpresa. 

La siguiente cita es Barcelona, el otro circuito donde estuvimos en pretemporada, con lo cual estoy contento. 

Estamos bastante bien en clasificación y parecimos rápidos este fin de semana en Bahrein, por lo que no veo razón por la que podamos ir para atrás. 

Y en ritmo de carera estamos mucho mejor en Barcelona, con la degradación pareciendo más sencilla de gestionar. 

Nunca sabes que puedes esperar de las condiciones y serán muy diferentes de las de los test seguramente. Pero todo lo que puedo decir es que me siento más confiado para Barcelona de lo que lo estuve para Bahrein. 

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series FIA F2
Evento Bahrein
Pista Bahrain International Circuit
Pilotos Charles Leclerc
Equipos Prema Powerteam
Tipo de artículo Artículo especial
Etiquetas charles leclerc, f2, f2 2017, ferrari, fia f2, leclerc f2, opinion charles leclerc, opinion motorsport