VIDEO: Pérez y Verstappen cambian la F1 por los barcos

Los pilotos del equipo Red Bull, Sergio Pérez y Max Verstappen, se unieron para un emocionante desafío en las aguas de la Riviera francesa. Max y Checo se unieron al piloto del equipo SailGP de Estados Unidos y compañero de Red Bull Jimmy Spithill para ver si su talento podía desafiar al líder de la temporada en la general, el australiano Tom Slingsby.

Max Verstappen y Sergio Pérez, tuvieron la ocasión de disfrutar con una modalidad que pocos conocen pero que tiene muchas semejanzas con los monoplazas más rápidos del planeta.

La dupla de Red Bull Racing pasó un día experimentando lo que es ser parte de un equipo de SailGP, una competición de vela que se disputa en varios lugares del mundo durante todo el año con yates de la clase AC50, denominados actualmente como F50. La categoría se creó en 2019, y una de las curiosidades es que los barcos no son de cada equipo, sino de la organización.

En la costa de Saint-Tropez, la prueba que precede a la de Cádiz en la temporada 2022-2023, los pilotos de la escudería de las bebidas energéticas se aventuraron a sentir la fuerza del mar con su patrocinador principal, Oracle.

En "de la pista a virar", como fue titulada esta experiencia del vigente campeón del mundo y del mexicano, estuvieron junto con los australianos y estadounidenses en la jornada de pruebas y vivieron lo dura que es la modalidad.

Checo generó 416 vatios con su fuerza, mientras que su compañero lo superó con 427, pero se quedaron muy lejos de uno de los componentes del equipo de Estados Unidos, Alex Sinclair.

La estrategia es algo esencial también en el Gran Circo y, por supuesto, en la SailGP es un factor muy a tener en cuenta, ya que se deben hacer simulaciones teniendo en cuenta las condiciones meteorológicas, las olas y demás.

Jimmy Spithill, CEO & navegante del USA SailGP Team, Sergio Pérez, Red Bull Racing; Max Verstappen, Red Bull Racing

Jimmy Spithill, CEO & navegante del USA SailGP Team, Sergio Pérez, Red Bull Racing; Max Verstappen, Red Bull Racing

Photo by: Red Bull Content Pool

Una vez visto los elementos vitales, Verstappen se unió a la tripulación estadounidense para la primera práctica, en la que se puso al volante en una "experiencia completamente diferente", mientras que Checo lo observaba desde una lancha motora.

Poco después, el mexicano ocupó el asiento del neerlandés en algo que le pareció muy divertido porque no paraba de sonreír, antes de ver la carrera de velocidad contra Australia de su compañero.

Para redondear el día, los pilotos de Red Bull protagonizaron un cambio de sus respectivos cascos con los timones de las tripulaciones estadounidenses y australianas.

"Tener esa oportunidad de experimentar un nuevo deporte hoy fue increíble, fue algo único. Estamos haciendo algunas carreras, pero no en la pista, sino en el agua. Como todo deporte, cuando lo ves desde fuera es tan diferente cuando te metes en él. Es impresionante, admiro mucho lo que hacen estos tipos.

Es muy interesante saber cómo se utiliza el equipo los datos y, por supuesto, la tecnología. Nuestros deportes se parecen en la forma de interactuar con los equipos y con los estrategas, tenemos muchas más similitudes en nuestro deporte de lo que pensé en un principio. Lo bonito de la F1 es que constantemente se ocultan los datos y la estrategia de los demás equipos y esa información es muy importante para ti. Me parece muy singular que puedas ver los datos de otros equipos en la SailGP, eso es algo muy diferente a nuestro deporte", dijo Pérez al final.

Jimmy Spithill, CEO & navegante del USA SailGP Team, Sergio Pérez, Red Bull Racing; Max Verstappen, Red Bull Racing

Jimmy Spithill, CEO & navegante del USA SailGP Team, Sergio Pérez, Red Bull Racing; Max Verstappen, Red Bull Racing

Photo by: Red Bull Content Pool

compartidos
comentarios
Todt: en Ferrari hay que cambiar algo si se repiten los errores
Artículo previo

Todt: en Ferrari hay que cambiar algo si se repiten los errores

Artículo siguiente

BMW despeja rumores sobre su posible regreso a la Fórmula 1 en 2026

BMW despeja rumores sobre su posible regreso a la Fórmula 1 en 2026