Vettel y cómo fue un cupido en una propuesta de matrimonio

Sebastian Vettel tuvo un detalle magnífico cuando asistió a la pedida de mano de una pareja de fans suyos en el circuito de Hungría, sorpresa incluida.

Vettel y cómo fue un cupido en una propuesta de matrimonio

El deporte une y la Fórmula 1, también. Mucho. Coincidir en los gustos y apoyo a un equipo o un piloto puede formar vínculos indestructibles, amistades eternas, amores que nunca se consuman e historias de las que se podrían escribir películas. 

Vettel es protagonista de una de ellas, y es que la afición por el alemán no se queda atrás en eso de enlazar personas.

El 27 de julio de 2017 habría sido un jueves de verano más de no ser porque era la primera jornada del Gran Premio de Hungría de F1, la de las sesiones de entrevistas a los pilotos y compromisos con los aficionados.

Precisamente ahí, en la firma de autógrafos en el paddock, aguardando conocer a Sebastian Vettel, coincidieron Dániel Koronczi y Veronika Matyó, dos húngaros que no se conocían, fans del entonces piloto de Ferrari, que llegaba a ese fin de semana como líder del campeonato.

Vettel ganó aquel domingo el GP de Hungría 2017 (con gran ayuda de Raikkonen), pero ese terminó siendo un evento incluso más importante y digno de recordar para sus mencionados aficionados.

Dániel y Veronika pasaron a ser novios y en el reciente GP de Hungría, tras una carrera a puerta cerrada en 2020, juntos volvieron al Hungaroring. Él había buscado y logrado encontrar a Vettel a principios de semana en el aeropuerto de Budapest, y le entregó una nota. En ese papel, Koronczi revelaba al piloto sus planes para el jueves, y pedía al tetracampeón si podía asistir a lo que estaba por ocurrir.

Daniel pensó que era poco probable que Vettel accediera a su petición, y llegó el jueves. Tras un rato de espera dándole margen al alemán para que llegara, Daniel se lanzó a arrodillarse y pedirle matrimonio a Veronika rodeado de decenas de personas. Ella dijo 'sí', por supuesto, y poco después, finalmente llegó a la escena Vettel en un patinete eléctrico, preguntando sonriente bajo su mascarilla verde: "¿No era sobre las siete y media?".

También lee:

Además de quedarse de piedra viendo a su ídolo acudiendo a la pedida de mano, la pareja, que serán pronto marido y mujer, quedó totalmente bloqueada por la emoción cuando vieron que el piloto de Aston Martin llevaba una nota escrita a mano mostrándoles sus mejores deseos.

Y, cómo no, inmortalizaron el momento con una imagen, aunque el recuerdo, más allá de la foto, quedará para siempre en la memoria de esos dos húngaros.

 

También lee:

compartidos
comentarios
Ricciardo: Es muy pronto para comparar a Norris con Verstappen

Artículo previo

Ricciardo: Es muy pronto para comparar a Norris con Verstappen

Artículo siguiente

F1 valora a pilotos a mitad de temporada con Pérez fuera del top 10

F1 valora a pilotos a mitad de temporada con Pérez fuera del top 10
Mostrar comentarios