Análisis

Técnica: cómo el volante de Mercedes influyó en el nuevo Alfa Romeo

No ha pasado desapercibido que la escudería Alfa Romeo se ha presentado en la línea de salida de la primera carrera con un nuevo volante, rediseñado teniendo en cuenta las indicaciones aportadas por Valtteri Bottas, que retoman algunas de las características a las que se había acostumbrado durante su etapa en Mercedes.

Volante de Alfa Romeo C43

De un finlandés a otro. Después de tres años con Kimi Raikkonen, en 2022 Alfa Romeo decidió apostar por otro finlandés con una larga experiencia a sus espaldas, Valtteri Bottas. Una elección que les permitió poner a un joven talento llegado de la Fórmula 2, Zhou Guanyu, junto a un piloto que supo liderar el equipo proporcionándole una dirección a seguir, gracias también a lo adquirido en su paso por un equipo puntero como Mercedes.

Para 2023, Alfa Romeo ha puesto en marcha un proceso de renovación a lo grande, que ha implicado tanto los grandes aspectos técnicos, como la creación de un nuevo diseño aerodinámico con vientres inclinados, como ciertos detalles a menudo dejados en segundo plano.

Entre las novedades, no pasó desapercibido que el equipo se presentó en la línea de salida con un nuevo volante, rediseñado en gran medida respecto al utilizado en el pasado campeonato, siguiendo precisamente las indicaciones del piloto de Nastola.

Al igual que ocurriera con Raikkonen en 2019, Bottas también quiso llevar un toque del pasado a su casa suiza, ya que el nuevo volante adopta la forma del que el finlandés había utilizado en Mercedes. Evidentemente, los ingenieros de la escudería con sede en Hinwil no podían revolucionar por completo lo que ya tenían entre manos, en parte por una cuestión de costes, en parte por la complejidad del proyecto, que les habría obligado a revisar todas las conexiones internas.

No obstante, Alfa Romeo intentó hacer todos los cambios posibles para dar cabida a Bottas, pero sin alterar su identidad, ya que algunos elementos característicos de la antigua especificación también se exportaron al nuevo modelo.

Aunque pueda parecer un aspecto menor, para un piloto la comodidad dentro del habitáculo es uno de los elementos centrales para sentirse a gusto en el coche, especialmente en una época en la que hay numerosos parámetros que gestionar en tiempo real. En un deporte en el que muchos retos se resuelven en centésimas de segundo, incluso detalles como ajustes rápidos del diferencial o de la distribución de frenada para adaptar el equilibrio curva a curva pueden marcar la diferencia a nivel cronométrico.

Volante de Valtteri Bottas, temporada 2022.

Volante de Valtteri Bottas, temporada 2022.

Photo by: Gianluca D'Alessandro

Tras años en el mismo equipo, se crean hábitos en un piloto que son difíciles de erradicar y esta fue una de las razones por las que Sebastian Vettel pidió a los ingenieros de Aston Martin que recrearan un volante similar al utilizado durante su etapa en Ferrari. Fue una auténtica carrera contrarreloj porque, debido a la normativa introducida para reducir costes en el periodo COVID, el desarrollo del volante quedaría congelado desde la primera carrera de 2021 hasta el final de la temporada, sin posibilidad de modificación.

A diferencia del alemán, Bottas tuvo que esperar un año más para ver sus indicaciones convertidas en algo concreto, aceptando mientras tanto utilizar el volante que Raikkonen y Giovinazzi habían usado durante su etapa en Hinwil.

La revolución 2023 ha tocado varios puntos, empezando por las formas, que recuerdan claramente a las de la instrumentación Mercedes, tanto por el tamaño como por la disposición de los botones y diales. La parte inferior se ha recortado y los tres diales para gestionar los distintos parámetros, como la Unidad de Potencia y los modos de funcionamiento, se han reposicionado.

El volante de Bottas utilizado en Mercedes.

El volante de Bottas utilizado en Mercedes.

Photo by: Mark Sutton / Motorsport Images

Del mismo modo, el selector, que recuerda a una estrella de nueve puntas, es calcado al del equipo de Brackley: en este sentido, Zhou también ha decidido alinearse con su compañero de equipo, abandonando la solución estándar diseñada por Alfa Romeo que se utilizó hasta la temporada pasada.

La parte superior se ha rediseñado en parte, empezando por el número de botones en el lateral de la pantalla. Si hasta 2022 los pilotos podían contar con un total de ocho botones, cuatro a cada lado, este año el número se ha elevado a diez en total, repartidos a partes iguales.

Aunque la idea era acercarse al estilo Mercedes, que sin embargo tiene una disposición ligeramente diferente, en este caso los ingenieros de la escudería suiza han mantenido un claro vínculo con su pasado, sin desvirtuar por completo lo que se veía en las antiguas especificaciones.

El volante del Alfa Romeo C43

El volante del Alfa Romeo C43

Photo by: Alfa Romeo

Para insertar el quinto botón en la parte superior, sin embargo, también fue necesario revisar el sistema que gestionaba las ruedas giratorias laterales con las que modificar diversos criterios, como el diferencial o el frenado del motor. Hasta el año pasado, las ruedas giratorias de los radios tenían varias funciones: por ejemplo, en la rueda de Bottas, la izquierda podía controlar tanto el diferencial en curvas de alta velocidad como la frenada del motor, mientras que la derecha se dedicaba a gestionar la migración y modulación del freno. Para cambiar de función era necesario pulsar un botón a cada lado del rotativo, y el cambio de modo se señalizaba mediante una pequeña luz LED.

Para 2023, este sistema se abandonó por completo, ya que esas mismas funciones se fusionaron en realidad en los tres pequeños mandos situados debajo del volante. Por ejemplo, en el modelo de Bottas de este año, el mando giratorio izquierdo se encarga exclusivamente de gestionar el diferencial a altas velocidades (HS), mientras que el freno motor se puede modificar interviniendo con el mando inferior izquierdo, moviendo el selector a "EB".

Del mismo modo, otras opciones, como el botón para activar el procedimiento de arranque (RS), se han incorporado al manettino central para liberar espacio en la zona inferior y reducir las dimensiones totales, con una pequeña ganancia también en términos de peso.

Volante di Zhou Guanyu, Stagione 2022
Volante di Valtteri Bottas, Stagione 2023

El otro lado del volante, el trasero, no ha sufrido cambios estructurales tan profundos en comparación con años pasados, manteniendo la configuración con una palanca alargada para los cambios de marcha e interruptores en la parte superior para cambiar rápidamente ciertos parámetros preestablecidos. Sin embargo, hay dos elementos dignos de mención: el primero se refiere a la forma de las levas de cambio, completamente rediseñadas respecto a 2022, mientras que el segundo afecta al embrague.

Durante su etapa en Brackley, Bottas siempre había utilizado una solución de palanca partida, con el embrague controlado a través de dos paletas independientes, una para cada mano. Aunque el reglamento estipula que sólo se puede utilizar una a la vez, esta solución tiene algunas ventajas: en primer lugar, durante las paradas en boxes es más fácil de usar, ya que el piloto puede utilizar cualquiera de las dos palancas a voluntad, dependiendo de la posición del piloto respecto al pit lane.

El segundo aspecto reside en el hecho de que la disposición de dos palancas suele tener un mayor alcance que la plana, variando la sensibilidad en el punto de corte del embrague y durante el desembrague. Los pilotos tienden a adaptarse a lo que les ofrece el equipo, pero ha habido casos en los que algunos pilotos han solicitado específicamente cambios para adecuarse a los hábitos del pasado, como ocurrió con el paso de Carlos Sainz de McLaren a Ferrari en 2021.

Parte posteriore del volante dell'Alfa Romeo C42
Nel 2022 Bottas dovette adattarsi alla singola leva della frizione.
Il volante usato da Bottas in Mercedes
Nel periodo passato in Mercedes, Bottas aveva sempre usato una frizione sdoppiata con due leve, anche quando Hamilton passò al bilanciere unico.
2

Pasar de una alternativa a otra no es un proceso fácil ni para los pilotos de las escuderías ni para los equipos, que se ven obligados a intervenir tanto en los pivotes sobre los que gira la palanca como en otros elementos de la estructura. Por ello, el año pasado Bottas tuvo que adaptarse a una solución nunca antes utilizada, ni siquiera en sus temporadas con Williams, a saber, el uso de un único balancín, que había formado parte de la filosofía de Alfa Romeo durante varios campeonatos.

Con el nuevo volante, también se ha revisado este aspecto, volviendo el finlandés al sistema de doble palanca. Dada la reconfiguración de las palancas, también se ha rediseñado el estuche en el que introducir los dedos para conseguir un mejor agarre. En las imágenes se puede apreciar cómo los dos pilotos del equipo Hinwil han optado por soluciones ligeramente diferentes: la elegida por Bottas es de menor tamaño, la deseada por Zhou es más generosa.

Más de la Fórmula 1:

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo ¿Qué necesita mejorar Checo Pérez? Horner: "¡Sus tiempos por vuelta!"
Artículo siguiente Andretti ficha a ex jefe técnico de Renault para su proyecto de F1

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol