24 años al volante del safety car en la F1: "Aún me pongo nervioso"

En el Gran Premio de Canadá, la FIA celebró los 50 años del coche de seguridad en la Fórmula 1. Bernd Maylander ha estado al volante durante los últimos 24, y no ha perdido su pasión por el trabajo.

Bernd Maylander, piloto del Safety Car, en la parrilla

En el Gran Premio de Canadá de 1973, un Porsche intervino por primera vez tras una colisión entre François Cevert y Jody Scheckter.

Sin embargo, el 50 aniversario del coche de seguridad de la FIA es algo engañoso, ya que las apariciones posteriores fueron escasas y distantes entre sí. El coche de seguridad, tal y como lo conocemos, sólo ha sido un elemento fijo desde la temporada 1993.

Un hombre ha estado al volante durante 24 de esos 30 años. Bernd Maylander, ex piloto del DTM y de coches deportivos, recibió el encargo del difunto Charlie Whiting en 2000, después de empezar el año anterior en la Fórmula 3000.

Se podría pensar que Maylander lo ha visto todo y que hace tiempo que se ha asentado en un papel rutinario, pero después de hablar con el alemán de 52 años en el fin de semana del aniversario en Montreal, está claro que eso está lejos de la verdad.

"Quizá sea mi carácter", dice a Motorsport.com. "El sábado por la noche antes de la carrera sigo pensando: '¿Lo he hecho bien? ¿Es correcto?"

"No he perdido esta pasión, porque me gusta mi trabajo. Me gusta lo que hago y estoy totalmente concentrado. Creo que ese es el tipo de pasión que quieres para cubrir tu trabajo lo mejor posible".

"Y si me preguntas si todavía me pongo nervioso, sí, es un tipo de nervios. Creo que es como un actor o un cantante. Si tienen que subir a un escenario y ya no están nerviosos, creo que la voz no será todo lo buena que podría ser".

"Así que sí, estoy muy puesto. Ese es mi carácter y me encanta. Si pierdo eso, entonces quizá tenga que pensar en hacer algo diferente. Pero incluso a los 52, después de 24 años, sigo a tope y siempre estoy deseando que llegue cada carrera".

Bernd Maylander, the driver of the Safety Car, 2002 Malaysian Grand Prix

Bernd Maylander, piloto del Safety Car, Gran Premio de Malasia 2002

Foto de: James Bearne

Un motivo especial de orgullo para Maylander es ver cómo han evolucionado las normas de seguridad en la Fórmula 1, y en el automovilismo en general . No sólo los elementos más llamativos, como el halo y los dispositivos HANS, sino también cómo ha madurado el protocolo de seguridad de la FIA a lo largo de los años.

"En la Fórmula 1, somos la máxima liga de carreras, así que siempre debemos ser el campeonato ejemplo para las categorías, para ser lo más seguros posible", explica.

"Es un procedimiento de aprendizaje por parte de todos. Al igual que cada equipo tiene que entender su coche al principio de la temporada, nosotros también tenemos que entender qué podemos hacer mejor. Desarrollar los coches de seguridad de diferentes maneras, la comunicación y los dispositivos de seguridad con el HANS, con el halo, con todos los grandes problemas de seguridad a lo largo de los años".

Más de la Fórmula 1:

"Empecé en un chasis normal de aluminio, ahora estoy en uno de fibra de carbono. Así que creo que todo este desarrollo ayuda mucho".

"En el automovilismo todavía es posible crear cosas en muy poco tiempo y eso hace que el automovilismo también sea muy importante para los coches normales de carretera. Y eso es impresionante".

"La Fórmula 1 no son sólo 10 equipos, son 12 equipos junto con la F1 y la FIA. La competición es una parte diferente, pero en seguridad estamos todos en el mismo barco. Y eso es lo que tenemos que cubrir de la mejor manera posible".

Si los procedimientos de seguridad de la F1 han avanzado a pasos agigantados, también lo han hecho sus coches de seguridad. Maylander alterna ahora entre un Aston Martin Vantage F1 Edition de 527 CV y un Mercedes-AMG GT Black Series de 730 CV. Dos deportivos de altas prestaciones optimizados para la pista que distan mucho de las berlinas y los utilitarios de los primeros años.

A Maylander le gusta participar en el desarrollo de los coches de seguridad, y ahí es donde su historial como piloto le resulta útil.

The safety car at the 2003 Brazilian Grand Prix

El coche de seguridad en el Gran Premio de Brasil de 2003

Foto de: Andre Vor / Sutton Images

"En el año 2000 pensé que debía de ser un coche perfecto", recuerda Maylander sobre su Mercedes-Benz CL55 AMG original. "A veces tengo la oportunidad de conducir estos coches viejos y entonces digo: 'Oh, es un coche viejo'".

"Pero en aquella época, era realmente el deportivo de más alto nivel. Y si saltas ahora mismo en el Aston Martin Vantage o en el Mercedes-AMG, es un coche de carreras como lo que yo corría hace 20 o 30 años".

"El nivel es muy, muy alto, pero nunca dejamos de mejorar y de hacer las cosas mejor. Y eso es bastante impresionante para mí. Además, si ves los coches de Fórmula 1 de hace 20 años comparados con los de ahora, es impresionante lo que es posible".

"Cuando Aston se unió a nosotros hace dos años, probé el coche junto con nuestro piloto de pruebas. Ahora tenemos a nuestros ingenieros, nuestros chicos de software... es un equipo adecuado que trabaja junto para que todo funcione bien".

"Es una parte muy interesante de mi trabajo. Creo que a todo piloto de carreras le encanta probar y diseñar cosas nuevas".

Pero a pesar de toda su experiencia, el alemán cree que no hay dos fines de semana iguales.

A veces se queda atascado en su patrón de espera habitual, a la espera al final del pitlane. Y a veces "lidera" el mayor número de vueltas de la carrera; algunos calculan que sigue estando entre los cinco primeros de los que más vueltas han liderado en las peligrosas calles de Singapur. Se cree que su número total de vueltas de carrera supera las 1.000.

The Safety Car Max Verstappen, Red Bull Racing RB19, Lewis Hamilton, Mercedes F1 W14

El Coche de Seguridad Max Verstappen, Red Bull Racing RB19, Lewis Hamilton, Mercedes F1 W14

Foto de: Patrick Vinet / Motorsport Images

"Yo digo que ya no hay carreras estándar en mi vida porque todo puede pasar", explica. "Así que a lo mejor piensas que el domingo por la mañana es un fin de semana normal, sin problemas, y luego, cuando se apagan las luces, puede pasar de todo".

"Y precisamente para eso tienes que estar preparado. Eso no es sólo para mí, sino también para el conductor del coche médico, para todo el mundo".

"Si hay un accidente, estamos involucrados con todos los coches, con todos los equipos y así estamos preparados para todo. Y eso puede cambiar de un segundo a otro. Una vez que sale la bandera a cuadros, sólo entonces sabemos lo que va a pasar".


¡Si quieres mantenerte informado al instante sobre las últimas noticias de la Fórmula 1, entra en nuestro canal de Telegram y recibirás todas las novedades de la categoría!

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo Marko revela que Horner no quería a De Vries: "Parece tener razón"
Artículo siguiente Hill ve problemas para los que persiguen a un Verstappen que "asusta"

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol