Red Bull no se centra en Ferrari y piensa solo en sí mismo

El jefe de Red Bull, Christian Horner, afirmó que su equipo no está mirando los problemas de fiabilidad de Ferrari y solo se centran en sus intereses.

El coche quemado de Carlos Sainz, Ferrari F1-75, tras un incendio que provoca su retirada

Aunque Ferrari tuvo el que posiblemente era el monoplaza más rápido en el Gran Premio de Austria y en la mayor parte de la temporada, los errores en las estrategias y los problemas de fiabilidad en su motor 066/7 han provocado que estén por detrás de Red Bull en la clasificación general, tanto de pilotos como de constructores.

Los fallos en la unidad de potencia de Charles Leclerc le pudieron costar dos triunfos casi asegurados en España y Azerbaiyán, y la escudería de Maranello estuvo cerca de perder otro éxito en un angustioso final en el Red Bull Ring por una avería en el pedal del acelerador del monegasco.

Cuando parecía que iba a ser un doblete de los italianos, el propulsor de Carlos Sainz dijo basta y acabó incendiado en un espectacular incidente que hizo que saliera el coche de seguridad virtual. Solo unos instantes después, Leclerc llegó hasta la bandera a cuadros con la tensión de que todo podía acabar en cualquier momento.

El nerviosismo al que se enfrentó todo el equipo en el muro fue ejemplificado por el jefe de los del Cavallino Rampante, Mattia Binotto, que reveló que tuvo que apagar y alejarse de las televisiones durante los tres últimos giros.

Mientras que el coche del de Mónaco aguantó para sumar un nuevo triunfo en Austria después de varios meses de sequía, el fallo en el motor de su compañero ha puesto de manifiesto que Ferrari aún está lejos de solucionar sus problemas de fiabilidad en 2022.

Sin embargo, en Red Bull aseguran que no pueden relajarse y confiar solo en los contratiempos de la mecánica italiana para conseguir su objetivo. Cuando se le preguntó al director de los de Milton Keynes sobre la evidente debilidad de su máximo rival, Christian Horner dijo: "No, no estamos demasiado centrados en eso".

"No podemos controlar ni contribuir a ello de ninguna manera", explicó el británico. "Creo que tenemos que pensar en nosotros mismos y en sacar lo mejor de nuestro propio monoplaza".

"Tenían [Ferrari] un coche muy fuerte [en Austria], y bien podrían haber acabado en primera y segunda posición", expresó el responsable de Red Bull.

Christian Horner, Team Principal, Red Bull Racing

Christian Horner, Team Principal, Red Bull Racing

Photo by: Mark Sutton / Motorsport Images

Aunque Max Verstappen sigue manteniendo una cómoda ventaja de 38 puntos sobre Charles Leclerc y 57 unidades sobre su compañero, Sergio Pérez, en la clasificación de pilotos, Horner cree que la pelea por el título sigue muy abierta, y que cualquiera de ellos puede vencer.

"Estamos en el ecuador de la temporada, y las cosas cambian bastante", dijo. "Todavía queda mucho camino por recorrer. Diría que Austria fue una especie de minimización de daños, ya que conseguimos la pole position, la victoria al sprint y el segundo puesto [en la carrera principal]".

"Creo que Max [Verstappen] solo ha perdido cinco puntos con respecto a Charles [Leclerc] en el campeonato de pilotos y, obviamente, los daños se ha limitado relativamente bien en el de constructores", concluyó el jefe de Red Bull.

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo El pasado futbolístico de Juan Manuel Fangio
Artículo siguiente Hamilton: Russell lo tiene todo para que Mercedes vuelva a ganar

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol