Análisis

Dónde domina Red Bull y dónde sufren sus rivales en la F1 2023

Que Red Bull tiene el coche más rápido de la Fórmula 1 en estos momentos no está en duda, pero una mirada más de cerca a los datos revela exactamente dónde el RB19 ha sido más fuerte y, quizás más problemático para sus rivales, dónde el grupo perseguidor ha sido más débil.

Max Verstappen, Red Bull Racing RB19

Momentos antes de que Kevin Magnussen choque contra el muro y arranque uno de sus neumáticos en la vuelta 54 de 58 del Gran Premio de Australia 2023, causando una segunda bandera roja en Melbourne, Max Verstappen aventajaba a Lewis Hamilton en casi 8,5 segundos. Ese margen empuja a Red Bull Racing más de una vuelta de diferencia en su carrera de casa respecto de cualquier equipo rival en la Fórmula 1 en lo que va de temporada.

Verstappen, bicampeón reinante de la Fórmula 1, ganó el primer Gran Premio de Bahréin a su compañero de equipo, Sergio Pérez, mientras que Fernando Alonso fue el piloto mejor clasificado fuera de los coches del equipo de Milton Keynes. El español cruzó la meta a 38.637s del vencedor. Pérez invirtió los papeles de Red Bull en Arabia Saudita, donde Alonso volvió a ser el mejor del resto. Después de que Aston Martin apelara con éxito su penalización, el asturiano se clasificó a 20.728s de la cabeza.

Si añadimos estas dos ventajas al control de Verstappen en Australia, Red Bull podría presumir de un colchón acumulado de 1m07.718s para subrayar su récord perfecto de victorias en el inicio del curso. Eso es casi tres segundos más que el tiempo de Verstappen en la pole del GP de Austria del año pasado, 1m04.984s. Por si es necesario aclararlo, la cita del Red Bull Ring es la carrera de casa de Red Bull.

Por supuesto, los acontecimientos en Melbourne en realidad concluyeron con una procesión detrás del coche de seguridad para dejar a Verstappen con una brecha en el clasificador oficial de sólo 0,179s. Pero aún así, el comienzo de campeonato realizado por Red Bull es claro para todos. Y si se hubiera evitado alguna de las banderas rojas y los reinicios de partida detenida en Australia, o Pérez no hubiera fallado en la salida en Arabia Saudita, o el dúo de RB19 no hubiera gestionado su ritmo cuando estaban tan adelante en Bahréin, el abismo sería aún mayor.

El director ejecutivo de la F1, Stefano Domenicali, ha asegurado en que a los nuevos aficionados no les molesta este tipo de monopolio y que otros equipos se pondrán al día. Eso parece casi inevitable, a menos que Red Bull realmente quiera batir la marca de McLaren en 1988 de 15 victorias en 16 carreras ese año para ganar todos los grandes premios del calendario. Pero una mirada más de cerca a la naturaleza del poder del vigente campeón de constructores sugiere que una derrota podría no llegar pronto.

Aston es el equipo revelación de 2023, tras pasar de la séptima posición final en el certamen de la temporada pasada a la segunda en el inicio de este campeonato. Pero Alonso cree que necesitará la ayuda de una penalización para Red Bull, una parada en boxes mal hecha, un accidente o un poco de falta de fiabilidad si quiere derrotar a los RB19. Por méritos propios, el ritmo del AMR23 no es suficiente, dice.

Max Verstappen, Red Bull Racing RB19, Carlos Sainz, Ferrari SF-23, Fernando Alonso, Aston Martin AMR23

Max Verstappen, Red Bull Racing RB19, Carlos Sainz, Ferrari SF-23, Fernando Alonso, Aston Martin AMR23

Foto: Glenn Dunbar / Motorsport Images

El jefe de Mercedes, Toto Wolff, ya ha prometido un cambio de concepto de coche a pesar de que George Russell tuvo el ritmo para adelantar a Verstappen en el inicio del GP de Australia, mientras que Hamilton subrayó una actuación mucho más competitiva para la estrella de tres puntas en segundo lugar. Aunque Mercedes dijo que se dio cuenta incluso antes de las pruebas de que era necesaria una nueva dirección y las piezas actualizadas ya están siendo validadas en el túnel de viento, no debutarán en el coche hasta al menos el GP de Emilia Romagna e incluso entonces, los espectadores no deberían esperar un cambio "milagroso".

Luego está Ferrari, el rival más cercano a Red Bull durante la primera temporada de la nueva normativa de efecto suelo. El nuevo director del equipo, Fred Vasseur, discrepó en un principio con sus pilotos al afirmar que para ser competitivos se necesitaban más ajustes de puesta a punto que mejoras en el coche. La línea del partido al respecto ha cambiado desde entonces. Aunque se ha descartado una máquina de especificación B, Vasseur dice ahora que se introducirán una serie de mejoras en cada uno de los fines de semana de Miami, Imola y Barcelona para poner fin al pobre rendimiento del equipo italiano.

Más de la Fórmula 1:

Pero también identifica las tres primeras carreras, y la próxima de Bakú en Azerbaiyán, como atípicas y que nunca se adaptarían al Ferrari SF-23. El asfalto de Bahréin era demasiado abrasivo, el circuito de Arabia Saudita estuvo demasiado dominado por la velocidad en línea recta, y la carrera de Australia estuvo demasiado interrumpida por incidentes. "Tenemos que entender que tres eventos no son el panel completo de las pistas", dijo. El problema con esa excusa, y para los rivales de Red Bull, es que el RB19 no se ha visto perjudicado por ninguna de estas circunstancias cambiantes.

La ventaja de tres décimas de Verstappen sobre Charles Leclerc para asegurar la pole position del GP de Bahréin se definió por la rápida aceleración a baja velocidad del RB19 y su ritmo superior en las curvas de velocidad media. Tanto es así, que no importaba que Verstappen fuera en algunos puntos 4 km/h más lento en línea recta en comparación con un Ferrari que tiraba consistentemente más fuerte por encima de los 240 km/h. Eso sugiere un énfasis en la carga aerodinámica.

En primer lugar, eso marca un cambio importante en la forma en que Red Bull lo hizo la temporada pasada, cuando el motor Honda no pudo superar inmediatamente el pesado chasis y fue a menudo superado en aceleración por el más liviano Ferrari, sólo para tener finalmente la diferencia a máxima velocidad.

Sergio Perez, Red Bull Racing RB19

Sergio Pérez, Red Bull Racing RB19

Foto de: Andy Hone / Motorsport Images

La segunda cosa a destacar es lo diferente que se comportó el RB19 en Arabia Saudita. Allí, con la potente explotación del DRS por parte de Red Bull, fue "Checo" Pérez quien iluminó las trampas de velocidad. Con Verstappen fuera de la contienda debido a su fallo en la transmisión durante la Q2, el mexicano marcó el ritmo de una vuelta por 0.155s sobre Leclerc, quien luego caería en la parrilla por una sanción debido a cambios en la unidad de potencia. Pérez se colocó por detrás del Ferrari en los cambios de dirección a alta velocidad para volver a ponerse por delante con una ventaja de hasta 8 km/h en la velocidad punta.

En Australia, con el enfrentamiento en la Q3 entre Verstappen y Russell, el primero se hizo con la pole por 0,236s. Ese margen se basó en un rendimiento superior en línea recta, mientras mantenía velocidades más altas en las secuencias de curvas más abiertas, solo para perder ante el Mercedes en los vértices más lentos.

En la carrera, una vez que el fallo del cilindro eliminó a Russell y dejó a Hamilton para dar caza, Verstappen disfrutó de una ventaja de 0,162s por vuelta sobre Hamilton a lo largo de un stint ininterrumpido de 34 vueltas entre los giros 20 y 53. Eso sin tener en cuenta que Verstappen se relajó para conservar neumáticos y en nombre de la fiabilidad.

Los datos del GPS revelan la fuerza del RB19, pero también su comportamiento cambiante. Responde a los cambios de puesta a punto para ser rápido en las curvas de un circuito antes de ser ajustado para marcar la pauta en línea recta. Parece disfrutar de un amplio margen de maniobra, a diferencia del Mercedes W13 de 2022, por ejemplo, que se desestabilizaba al principio cuando una superficie de pista irregular alteraba sus hábitos de conducción.

A diferencia de la temporada pasada, en la que Ferrari salía de las curvas más rápido, Red Bull aún no ha mostrado su debilidad. Alonso está marcando la pauta con sus puntos de frenada muy tardíos y su capacidad para aplicar potencia pronto, lo que podría darle frutos en Mónaco. Pero la telemetría muestra que, aunque no esté a la altura, el RB19 no se desmorona precisamente en los mismos tramos. Por lo demás, ha demostrado ser capaz de adaptarse a cualquier otra parte de una pista.

Max Verstappen, Red Bull Racing RB19

Max Verstappen, Red Bull Racing RB19

Foto: Glenn Dunbar / Motorsport Images

Aunque Vasseur considera que todavía no hay un circuito que se adapte realmente al SF-23, parece que todavía no hay uno que haga tropezar a Red Bull. Por eso, la métrica de los "supertiempos", que se centra en la vuelta más rápida de cada equipo durante todo un fin de semana de gran premio, registra actualmente un déficit de Ferrari del 0,401% respecto a Red Bull. En una vuelta estándar de 90 vueltas, eso equivale a 0,36s que Red Bull podría tener sobre el segundo mejor. Si lo aplicamos a una carrera media de 55 vueltas (sin coches de seguridad, banderas rojas ni reanudaciones en parado), Verstappen y Pérez pronto podrían estar disfrutando de otros 20 segundos de margen de victoria.

Eso pondría el totalizador de Red Bull por encima de 1m27s, no muy lejos de una vuelta entera al circuito Jeddah Corniche.


¡Si quieres mantenerte informado al instante sobre las últimas noticias de la Fórmula 1, entra en nuestro canal de Telegram y recibirás todas las novedades de la categoría!

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo El dominio de Red Bull no afecta a los nuevos fans, dice la F1
Artículo siguiente Un día como hoy Vettel logró la primera victoria de Red Bull

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol