Qué ha pasado con Sergio Pérez a un año de su primera victoria en F1

El 6 de diciembre de 2020, Sergio Pérez logró su primera victoria en la Fórmula 1 en un momento donde su futuro estaba en duda. 12 meses después esta es la situación del mexicano.

Qué ha pasado con Sergio Pérez a un año de su primera victoria en F1

Cuando Sergio Pérez subió a su monoplaza de Racing Point el 6 de diciembre del 2020 sabía que tendría por delante una oportunidad de sumar otro podio a su carrera, tal vez uno de los últimos ante la difícil situación que vivía con un futuro incierto en la Fórmula 1 luego de que Lawrence Stroll decidió terminar por adelantado el contrato de tres años existente entre ellos.

Checo Pérez arrancó el Gran Premio de Sakhir, una segunda carrera albergada por el trazado de Bahréin ante las dificultades planteadas por la pandemia por COVID19, con el pensamiento de cobrar venganza del podio que se le escapó una semana antes por fallas en su monoplaza.

En el arranque de Sakhir, penúltima fecha del calendario del año pasado, el mexicano se metió en la lucha por las primeras dos posiciones, pero de pronto se vio envuelto en un accidente cuando Charles Leclerc lo tocó. Esto también provocó el impacto de Max Verstappen y su Red Bull.

El de Ferrari y el del equipo de Milton Keynes quedaron eliminados, mientras que Pérez cayó hasta la última posición, una tragedia hasta ese momento porque parecía que Racing Point no cosecharía una importante cantidad de puntos en un momento donde peleaban por la tercera posición del campeonato de constructores ante Mercedes.

Cuando Pérez regresó comenzó una remontada desde la posición 18. En la vuelta 20 ya estaba en la zona de puntos e inició rebases estratégicos sobre Lando Norris, Alex Albon (este con especial atención desde el muro de Red Bull en un momento que el futuro del tailandés estaba en entredicho), para después atacar a Lance Stroll, Esteban Ocon y, finalmente, heredar el liderato luego de las fallas en pits en los Mercedes de Valtteri Bottas y George Russell-no, no es un error, Lewis Hamilton estaba ausente por COVID.

 

Para algunos, ese día se sentenció la decisión de Red Bull de contratar a Pérez no solo por la remontada, sino por el hecho de que Checo había desbloqueado cualquier duda mental que podría acarrear al no haber ganado aún una competencia.

Pérez no concluyó la última carrera de la temporada 2020 por un fallo técnico en su monoplaza, pero aun así aseguró el cuarto puesto del campeonato de pilotos con 125 puntos, su mejor resultado en una clasificación general, superando por tres lugares a Alex Albon.

El cambio a Red Bull no resultó sencillo para el mexicano en 2021. Con escaso tiempo de adaptación al RB16B ante el recorte de día de pruebas, Checo Pérez vivió una primera mitad de temporada de altibajos, con actuaciones destacadas en Bahréin donde protagonizó otra remontada hasta el quinto lugar y una victoria en Azerbaiyán así como un podio en Francia, resultados que en ese momento lo tenían en la tercera posición de la tabla de pilotos y que, en combinación con el buen ritmo de Max Verstappen tenían a la casa de Milton Keynes en la cima de la copa de constructores con 215 puntos contra 178 de Mercedes.

Podio: ganador de la carrera Sergio Pérez, Red Bull Racing

Podio: ganador de la carrera Sergio Pérez, Red Bull Racing

Photo by: Zak Mauger / Motorsport Images

Pero Checo aún no estaba adaptado a un monoplaza que era difícil de conducir por dos factores: había sido creado con preferencia para Verstappen y, desde su concepción en 2020 no era dócil de llevar.

Fue por eso que a mitad de campaña el mexicano intentó buscar su propio camino en cuanto a la puesta a punto, una apuesta muy arriesgada que le llevó a caer en un bache de seis carreras en Gran Bretaña, Hungría, Bélgica, Países Bajos, Italia y Rusia, competencias donde los accidentes, el reemplazo de motor, y una baja competitividad apenas le permitieron sumar puntos en tres competencias, en todas ellas apenas con un quinto como mejor resultado.

Esta situación surgió en un momento donde había dudas de la renovación del contrato del mexicano, pero Christian Horner, director de Red Bull Racing, decidió mantenerlo para 2022, con la esperanza de que tras un año de adaptación sea el piloto capaz de luchar a lado de Verstappen y juntos estar en la contienda por la copa de constructores. 

La confianza, pero también los experimentos de puesta a punto, y el tiempo en pista, ayudaron a Checo Pérez a encontrar su ritmo desde el Gran Premio de Turquía y logró tres podios consecutivos en Estambul, Estados Unidos y México, pero sobre todo, lo han vuelto un piloto consistente en la lucha contra Mercedes ubicándose en cinco de las últimas seis carreras en las cuatro primeras posiciones, tal vez tarde para este año, pero con optimismo para la próxima campaña de que el potencial está ahí. 

También lee:

Sin embargo, la diferencia de ritmo contra Verstappen y el paso en clasificación donde le cuesta estar en la lucha contra Mercedes, aún son temas pendientes que el mexicano deberá corregir en los próximos meses antes del inicio de la siguiente campaña, donde otra vez tendrá que demostrar su valía a Red Bull para conseguir un año más de contrato.

Pero ahora, a un año de aquella victoria en Sakhir, Pérez está firmando su mejor temporada de F1 con 190 puntos, dos victorias y cuatro podios, uno de ellos en su propia casa en el Autódromo Hermanos Rodríguez, una historia que intentará acrecentar en los próximos 12 meses donde con una victoria, matemáticamente se pondría como el mexicano con más triunfos en el Gran Circo. 

También lee:
compartidos
comentarios

Related video

Jos Verstappen sobre Toto Wolff: "No me gusta su actitud"
Artículo previo

Jos Verstappen sobre Toto Wolff: "No me gusta su actitud"

Artículo siguiente

Wolff espera que el título de la F1 se decida con una lucha limpia

Wolff espera que el título de la F1 se decida con una lucha limpia
Mostrar comentarios