Fórmula 1
07 ago.
FP3 en
17 Horas
:
40 Minutos
:
48 Segundos
R
GP de Toscana
11 sept.
Próximo evento en
R
GP de Rusia
25 sept.
R
GP de Eifel
09 oct.
Próximo evento en
R
GP de Estados Unidos
23 oct.
Canceled
30 oct.
Canceled
R
GP Emilia Romagna
31 oct.
Próximo evento en
R
GP de Brasil
13 nov.
Canceled
R
GP de Abu Dhabi
27 nov.

Cómo Mónaco '96 resume la carrera de un luchador de la F1

compartidos
comentarios
Cómo Mónaco '96 resume la carrera de un luchador de la F1
Por:
, Grand prix editor
19 may. 2020 17:19

El GP de Mónaco de 1996 es recordado por la victoria de Olivier Panis pero esa carrera podría haber sido ganada fácilmente por su compatriota Jean Alesi. Un día que resumió a la perfección la siempre prometedora pero inconclusa carrera del francés.

El GP de Mónaco de 1996 es recordado por la sorprendente victoria de Olivier Panis pero esa carrera podría haber sido ganada fácilmente por su compatriota Jean Alesi si no fuera por una falla de suspensión cuando era cómodo líder. Un día que resumió ala perfección la siempre prometedora pero inconclusa trayectoria de Alesi en la F1.

Aquella cita de la Fórmula 1 el 19 de mayo de 1996 en Mónaco es una de las carreras más recordadas en la historia. En una tarde caótica y lluviosa que terminó con sólo tres autos clasificados, Panis obtuvo el triunfo más inesperado de todos para Ligier.

Por Diego Mejía:

La popularidad de la carrera es tal que semanas atrás la F1 la eligió como una de las primeras en ser retransmitida a través de sus redes sociales como parte de su apuesta por llenar el vacío que ha dejado la pandemia del coronavirus.

Pero si bien el evento puede ser recordado por la sorprendente victoria de Panis y Ligier, también fue una competencia que resumió la carrera de uno de los luchadores más duros de la F1.

Jean Alesi ganó un estatus de culto en sus inicios en la Fórmula 1, impresionando lo suficiente corriendo para Tyrrell como para ganarse un lugar en Ferrari en 1990.

Tras la partida de Alain Prost a finales del año siguiente, Alesi -ahora con el famoso número 27 en su monoplaza- fue visto como el hombre que podría por fin devolverle la gloria a Maranello y poner fin a una sequía que se remontaba al campeonato de Jody Scheckter en 1979.

Pero lo que siguió fueron temporadas de frustraciones y un potencial no cumplido. Alesi obtuvo una sola victoria en un gran premio -Canadá 1995- y se fue de Ferrari a finales de ese año junto con su compañero de equipo Gerhard Berger. Ambos se unieron al equipo campeón reinante, Benetton, en 1996, mientras Michael Schumacher, que había derrotado dramáticamente a Alesi privándolo de ganar en Nurburgring en 1995, se fue al equipo italiano.

El comienzo de Alesi con Benetton fue sólido. Si bien Williams dominó las cinco primeras rondas, con Jacques Villeneuve y el eventual campeón Damon Hill liderando el grupo, Alesi subió dos veces al podio -segundo en Brasil y tercero en Argentina- para quedar cuarto en el campeonato rumbo a Mónaco.

La clasificación en las calles del principado dio como resultado que Schumacher consiguiera su segunda pole consecutiva con Ferrari, terminando con medio segundo de ventaja sobre Hill. Alesi y Berger coparon la segunda fila de la parrilla para Benetton, mientras que el eventual ganador de la carrera, Panis, se quedó en el 14° lugar.

Para Alesi fue su mejor clasificación del año hasta la fecha con su nuevo equipo, y le daba una oportunidad real de sumar su cuarto podio en Mónaco tras los conseguidos en 1990, '91 y '93.

Un chaparrón antes de la salida dejó la pista mojada pero secándose, obligando a los pilotos a lidiar con el spray en el estrecho circuito de Mónaco. Hill realizó una largada perfecta para adelantar a Schumacher, quien se quedó patinando, mientras que Alesi se acomodó tercero para la subida a la curva del Casino.

Jean Alesi, Benetton B196

Jean Alesi, Benetton B196

Photo by: Rainer W. Schlegelmilch

Momentos más tarde, Schumacher cometió un error raro para el bicampeón reinante cuando se subió al bordillo de Mirabeau, viendo lanzada su Ferrari contra la pared del lado izquierdo. Esto promovió a Alesi a la segunda posición entre los 16 autos que aún se encontraban en carrera al final de la primera vuelta, después de que incidentes más atrás habían acabado con otros cuatro autos: el Footwork de Jos Verstappen, el Jordan de Rubens Barrichello y los dos Minardi de Pedro Lamy y Giancarlo Fisichella.

Alesi fue incapaz de igualar el ritmo arrasador de Hill al frente del pelotón, siendo más de un segundo más lento por vuelta en la primera etapa. Tomó la delantera por poco cuando Hill entró en boxes al final de la vuelta 28, pero la abandonó dos vueltas más tarde cuando hizo su propio cambio a los neumáticos lisos. Hill lo había hecho más a tiempo, causando que su considerable ventaja se incrementara a casi 30 segundos.

La quinta victoria de Hill en seis carreras parecía asegurada, pero el motor Renault de su Williams tenía otras ideas. Después de que apareciera una luz de advertencia en su monoplaza, Hill advirtió a su muro de pits, sólo para que su motor se rompiera definitivamente poco después en la vuelta 40 al entrar en el túnel, terminando con sus esperanzas de emular a su padre, Graham, ganando en Mónaco.

El retiro de Hill le dio la delantera a Alesi, cuya ventaja sobre lo que quedaba del peloton se mantuvo en más de medio minuto. Berger, su compañero de equipo en Benetton, se había retirado antes debido a un problema con la caja de cambios, lo que permitió que la ventaja de Alesi sobre el grupo perseguidor creciera dramáticamente. Sólo quedaban 10 autos en la carrera, y si bien Panis mostraba un buen ritmo realizando algunos adelantamientos que luego resultarían importantes para su victoria, no lograba acercarse a Alesi.

También lee:

Parecía que Alesi iba a registrar su segunda victoria en la F1, se sumaría a la lista de franceses ganadores del GP de Mónaco y daría a Benetton su tercera victoria consecutiva en el principado. Se detuvo en pits a 21 vueltas del final para montar un nuevo juego de neumáticos lisos y cargar combustible para llegar hasta el final, regresando a la pista con más de diez segundos de distancia sobre Panis, bien encaminado para lo que seguramente sería el punto culminante de su carrera hasta la fecha.

Había sido capaz de alejarse de Panis -ocupado con David Coulthard llenando sus espejos- con sus neumáticos nuevos, pero sabía que no había necesidad de presionar demasiado y arriesgarse a correr el mismo destino que ya había vivido más de la mitad de los competidores ese día.

Sin embargo, el resultado final no estaba en manos de Alesi. A sólo 15 vueltas del final, el líder entró en los boxes por tercera vez, para sorpresa de los mecánicos de Benetton, que se pusieron a trabajar en el auto para ver cuál podía ser el problema. Alesi levantó su mano derecha y llevó el pulgar hacia la parte trasera derecha de su auto antes mover sus manos en muestra de frustración. El equipo colocó otro juego de neumáticos nuevos antes de devolver el auto a la pista en el séptimo puesto.

Una revisión de los neumáticos que se habían desprendido del auto mostró que no había habido ningún pinchazo, lo que significa que los nuevos Goodyears no pudieron remediar el problema de Alesi. Volvió a los boxes en la siguiente vuelta para sacar inmediatamente el volante, salir del habitáculo y dirigirse a la parte trasera del garaje.

Jean Alesi, Benetton

Jean Alesi, Benetton

Photo by: Motorsport Images

Más tarde llegaron otras investigaciones sobre el coche, y finalmente se diagnosticó una falla en la suspensión. Independientemente de la causa de su retiro, la mirada vacía de Alesi, captada por las cámaras de TV, resumió lo difícil que fue para él aceptar la derrota.

"Una verdadera decepción después de estar tan cerca de ganar, especialmente aquí en Mónaco", dijo Alesi después. "El auto estaba genial y no me quejé hasta que sentí algo en la parte trasera. Entré en los boxes, el auto fue revisado y los neumáticos fueron cambiados".

"Después de una vuelta, me vi obligado a entrar de nuevo, por una falla en la suspensión. Este fin de semana se veía muy prometedor para todo el equipo. Sólo tenemos que mirar hacia adelante y esperar acercarnos en la próxima carrera".

Además:

Así que fue Panis, no Alesi, quien se convirtió en el quinto, y hasta ahora último, francés en ganar el GP de Mónaco, haciéndolo en un auto francés. La única victoria de Panis en la F1 fue la primera de Ligier desde Canadá 1981, y sería en última instancia el último festejo del equipo antes de ser vendido a Alain Prost para 1997.

¿En cuanto a Alesi? Técnicamente hablando, estuvo más cerca de ganar en la siguiente carrera, ya que terminó en segundo lugar por detrás de un dominante Michael Schumacher, que consiguió su recordada primera victoria para Ferrari en un GP de España pasado por agua.

Alesi tendría un puñado más de posibilidades de ganar, incluyendo el GP de Italia de 1997 donde se clasificó en la pole y pudo haber ganado, pero una parada en boxes más lenta que el McLaren de David Coulthard lo privó del festejo grande. Finalmente ya no volvería a subir al podio en Mónaco ni a ganar una carrera tras esa de Canadá en 1995.

Panis puede ser recordado como el héroe de Mónaco en 1996, pero la historia podría haber sido muy, muy diferente.

Una victoria de Alesi y Benetton ese día no habría sido tan impactante o memorable. Puede que no fuera el tipo de carrera que la F1 querría recordar con tanto cariño 24 años después. Sin embargo, tal fue la naturaleza de montaña rusa de la carrera de Alesi que aún habría sido un éxito para honrar y recordar con cariño. Pero en una metáfora de la carrera de Alesi en la F1, no iba a ser así.

Jean Alesi, Benetton B196

Jean Alesi, Benetton B196

Photo by: Ercole Colombo

 
FIA: F1 no se detendrá por 10 casos de coronavirus

Artículo previo

FIA: F1 no se detendrá por 10 casos de coronavirus

Artículo siguiente

Wolff, "muy orgulloso" de ver a la F1 iniciar en Austria

Wolff, "muy orgulloso" de ver a la F1 iniciar en Austria
Mostrar comentarios

Sobre este artículo

Campeonatos Fórmula 1
Pilotos Jean Alesi
Equipos Benetton
Autor Luke Smith