Mercedes llevó a un abogado experto en casos polémicos a Abu Dhabi

Mercedes llevó al GP de Abu Dhabi 2021 de F1, y le usó para las protestas a la FIA, a Paul Harris, abogado senior experto en ganar casos polémicos.

En el ambiente planeaba la posibilidad de un accidente entre Lewis Hamilton y Max Verstappen que cerrara el frenético mundial de la Fórmula 1 2021 en su última carrera y que decidiera de una manera u otra el título.

Incluso el director de carrera, Michael Masi, recordó a los pilotos y equipos antes del fin de semana que un accidente provocado conllevaría una descalificación del campeonato. Sin embargo, no hubo choque entre los dos candidatos al mundial y Verstappen ganó la partida con un adelantamiento en la última vuelta tras el Safety Car.

Pero lejos de aceptar el resultado, Mercedes presentó dos protestas por presuntas infracciones del reglamento deportivo, sugiriendo por un lado sanción a Verstappen por ponerse levemente por delante de Hamilton rodando tras el Safety Car y por otro que se tuvieran en cuenta las posiciones de la penúltima vuelta, lo que daría a su piloto la victoria y el mundial.

Los comisarios desestimaron ambas protestas, pero en medio de la investigación, salió a la luz que Mercedes ya estaba preparada para reclamar cualquier cosa que ocurriera el domingo, ya que llevó a Abu Dhabi a Paul Harris, un abogado senior (con mayor estatus que abogado común) que había ganado numerosos casos de renombre.

Harris es abogado de la Reina Isabel II del Reino Unido y entre sus múltiples labores está la de ejercer de árbitro legal en materia comercial y deportiva. Es famoso, entre otros muchos casos, por haber dirigido la apelación exitosa ante el CAS por parte del Manchester City contra la decisión de la UEFA de excluir al equipo inglés de la Champions League, y además dio el triunfo al demandante de la "mayor acción por daños y perjuicios jamás realizada en el Reino Unido" (demanda del procedimiento colectivo Merricks vs Mastercard presentada en nombre 46 millones de consumidores del Reino Unido).

El abogado senior Paul Harris ya había dado dos triunfos importantes a Mercedes. Uno, en el Pirelligate de 2013, un escándalo por un test secreto del equipo alemán con el fabricante italiano de neumáticos que se saldó únicamente con una reprimenda y con la exclusión del equipo de los test de jóvenes pilotos.

El segundo, cuando logró que descalificaran a Daniel Ricciardo de la segunda plaza del GP de Australia 2014, lo que dejó un podio completo de motores Mercedes, con Rosberg primero y los pilotos del equipo McLaren F1 (Magnussen y Button) segundo y tercero.

Además Harris ha sido el abogado en varias otras disputas en Fórmula 1, como la descalificación de ambos Alfa Romeo de Giovinazzi y Raikkonen del GP de Alemania 2019 defendiendo los intereses de Racing Point.

Harris es colaborador de Mercedes, pero no le habían llevado a ninguna carrera hasta la definitiva de este fin de semana en Abu Dhabi, una muestra de que los germanos estaban listos para cualquier protesta si el resultado no era el esperado.

También lee:

En Red Bull fueron tajantes como respuesta a la protesta de Mercedes. "Nosotros somos un equipo de carreras. No vinimos aquí con un abogado senior. No vinimos listos para protestar", dijo un portavoz.

Pero ojo, que en Mercedes ya han presentado su intención de apelar y ahí, en las apelaciones a las cortes deportivas, es donde mejor se desenvuelve Paul Harris, el agobado de la Reina... y de los reyes de la F1.

También lee:
compartidos
comentarios
Opinión: FIA debe reclamar su papel para que la F1 siga como deporte
Artículo previo

Opinión: FIA debe reclamar su papel para que la F1 siga como deporte

Artículo siguiente

De Vries lidera primer día de test en Abu Dhabi, O'Ward top 5

De Vries lidera primer día de test en Abu Dhabi, O'Ward top 5
Mostrar comentarios