Mercedes coloca el W13 en el lobby de su fábrica como un recordatorio

Toto Wolff dice que el poco querido Mercedes W13 de Fórmula 1 se colocará en la zona del vestíbulo de la fábrica del equipo en Brackley para animar al personal a tomar decisiones audaces.

 Lewis Hamilton, Mercedes W13

En un momento dado, Toto Wolff sugirió el año pasado que el coche de 2022, que acabó ganando el Gran Premio de Brasil en manos de George Russell, fuera enviado a las "cuevas" del museo de Mercedes en Stuttgart.

Pero en lugar de eso, Wolff pensó más tarde en colocar el coche en el vestíbulo del equipo de Fórmula 1 como recordatorio de que no hay que confiarse, pero ahora dice que el objetivo de exponerlo sería animar a su personal a tomar decisiones valientes y no temer al fracaso.

"Estará en el vestíbulo", afirma. "Pero he cambiado un poco mi planteamiento, porque quería ponerlo en el vestíbulo como recordatorio de que no debemos dormirnos en los laureles.

"Pero en realidad, quiero colocarlo en el vestíbulo porque para mí es un símbolo de audacia y valentía. El año pasado tomamos una dirección de diseño radical. Nos atrevimos y fracasamos.

"Así que para mí eso demuestra mucho la mentalidad del equipo, cómo afrontar el éxito o el fracaso al mismo tiempo. Y no me gustaría que fuéramos de ninguna forma conservadores, sino que asumiéramos riesgos calculados y fuéramos audaces".

Wolff dice que el equipo aprendió mucho de su difícil temporada 2022, incluyendo evitar la cultura de la culpa.

"Hablamos de ello durante todos y cada uno de los años en los que tuvimos éxito", admitió. "Que con el tiempo, vamos a tener una difícil, porque no hay ningún equipo deportivo en el mundo que ganó todas las competiciones en las que participó.

Lewis Hamilton, George Russell, Mick Schumacher, Mercedes Reserve Driver, Toto Wolff, Mercedes F1 Team Team Principal and CEO, Mercedes W14

Lewis Hamilton, George Russell, Mick Schumacher, Mercedes Reserve Driver, Toto Wolff, Mercedes F1 Team Team Principal and CEO, Mercedes W14

Photo by: Mercedes AMG

"Ese momento llegó el año pasado, y fue difícil. No fue sólo una carrera la que salió mal, fue toda una temporada, o al menos la primera mitad de la temporada.

"Así que se trataba de vivir de acuerdo con nuestras propias normas, mantener la motivación, no culpar a nadie en las organizaciones, sino unir nuestras cabezas y tratar de salir del dilema.

"Es algo que demuestra la fuerza del equipo, nuestros valores y nuestra mentalidad. Esperemos que pueda ser una buena base y continuar para nuestro crecimiento".

Más de Fórmula 1:

El jefe del equipo Mercedes también ganó mucho personalmente de la lucha por hacer competitivo el W13: "Aprendí mucho sobre mí mismo. Hemos aprendido mucho en el equipo, sobre cómo interactuamos entre nosotros, porque te preparas para la situación".

"Pero el año pasado fue duro, porque no fue una carrera, ni dos ni tres, sino una gran parte de la temporada en la que no rendimos como esperábamos".

"Pasamos por la montaña rusa de emociones de ver una buena carrera y luego la siguiente fue aún peor y gestionar tus propias expectativas fue complicado.

"Creo que soy mejor yo personalmente, como manager, y también la organización hemos aprendido mucho los unos de los otros. Y lo hemos asumido directamente".

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo Cómo Honda ha dado un paso adelante para ayudar a Red Bull en 2023
Artículo siguiente Domenicali preocupado porque otro equipo viole el tope de gastos

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol