Análisis
Fórmula 1 GP de Bahrein

Por qué Mercedes ya se da por vencido con su coche de F1 2023

El jefe de Mercedes, Toto Wolff, indicó tras la clasificación de la Fórmula 1 en Bahréin que el equipo debe cambiar el concepto de su monoplaza para volver a pelear adelante. ¿A qué se debe esa rápida conclusión?

George Russell, Mercedes F1 W14, Carlos Sainz, Ferrari SF-23

Cuando Mercedes se clasificó a seis décimas de la pole position en el GP de Bahréin del año pasado, se consideró que era el punto de partida para avanzar durante el curso. Tras una pretemporada llena de problemas, el fabricante alemán se rehízo, profundizó, llegó al fondo de los problemas a los que se enfrentaba con el W13 y, a finales de temporada, ganó el Gran Premio de Brasil con George Russell.

Ahora, una diferencia casi idéntica de seis décimas (de 0,680 segundos respecto a la pole de 2022 a 0,632 segundos este año) ha provocado una reacción completamente distinta.

En lugar de hablar de una buena base para Mercedes para avanzar en la guerra anual de desarrollo de la F1, ahora han izado la bandera blanca de rendición.

Pocos minutos después del final de la clasificación, e incluso antes de que Russell y Lewis Hamilton se sentaran a hablar con los ingenieros, el jefe del equipo, Toto Wolff, declaró que las esperanzas de ganar título estaban prácticamente acabadas y que era necesario un nuevo concepto de coche.

"No creo que este paquete vaya a ser competitivo", dijo.

Normalmente, los equipos de F1 prefieren esperar unas cuantas carreras antes de juzgar cómo se comportan sus coches frente a los de sus rivales, sobre todo porque los diferentes circuitos pueden alterar mucho las cosas y tras ir mal en un tipo de pista concreta puedes ir bien en otra.

Por eso puede parecer extraño que Wolff declare que el W14 está prácticamente acabado después de una sola sesión de clasificación. Sin embargo, hay algunos motivos razonables detrás de su postura.

La principal es que Mercedes sabe que la situación es completamente diferente a la del año pasado, cuando había un desajuste entre el potencial del W13 que veían en el túnel de viento y las pruebas y lo que se demostraba en la pista.

Sabía que en algún lugar, dentro de las peculiaridades de su coche de 2022, había una gran cantidad de carga aerodinámica que sólo tenían que lograr sacar de alguna manera sin que se disparara.

Esta vez, el equipo se encuentra en un punto diferente. El W14 está rindiendo exactamente como el equipo preveía, y no creen que haya mucho tiempo por vuelta que puedan desbloquear más adelante.

El equipo ha admitido que se está trabajando en una actualización bastante importante, que podría estar lista para el Gran Premio de Emilia Romagna a mediados de mayo, pero que sólo podría aportar un par de décimas.

Ese no es el rendimiento que Mercedes necesita para poder enfrentarse al poderío de Red Bull Racing, Ferrari y ahora Aston Martin, que también es probable que actualicen sus coches en las próximas semanas.

Como Wolff admitió el sábado por la noche en el GP de Bahréin, Mercedes no ha fabricado un coche que esté rindiendo peor de lo previsto. Simplemente no es lo suficientemente bueno en comparación con los demás monoplazas.

"Hemos alcanzado nuestros objetivos", dijo. "Y por eso dimos lo mejor de nosotros".

"Pero luego llega el momento de enfrentarse al cronómetro, y eso nos ha demostrado que simplemente no es lo suficientemente bueno. No tenemos suficiente carga aerodinámica. Y tenemos que esperar a encontrar soluciones para arreglarlo".

Más de la Fórmula 1:

Los datos de Aston Martin

Fernando Alonso, Aston Martin AMR23

Fernando Alonso, Aston Martin AMR23

Photo by: Steven Tee / Motorsport Images

Las dificultades de Mercedes se han visto agravadas por el hecho de que su equipo cliente Aston Martin (el equipo de Fernando Alonso) parece haberles adelantado.

Pero aunque el progreso de Aston Martin para fabricar posiblemente el tercer coche más rápido es un golpe bajo para Mercedes, ese ritmo al menos proporcionará una gran cantidad de respuestas acerca de dónde tiene que mejorar.

Aston Martin tiene la misma unidad de potencia, caja de cambios y suspensión trasera que Mercedes, por lo que hay algunas respuestas claras sobre los puntos débiles del W14.

Como dijo Wolff: "Han mejorado dos segundos en medio año, y su coche es la mitad del nuestro en cuanto a motor, caja de cambios y suspensión trasera. Utilizan el mismo túnel de viento, así que hay muchos paralelismos. Sólo tenemos que reconocer que han hecho un trabajo extraordinario".

"Si se tratara de una debilidad mecánica o de la suspensión, Aston Martin también debería tenerla".

"La cuestión es que estamos perdiendo en las zonas de alta velocidad. Son las curvas 5/6/7 de Bahréin. Es el único lugar donde perdemos mucho tiempo. Estamos bien en las otras curvas, estamos bien en la recta".

La gran decisión

George Russell, Mercedes F1 W14

George Russell, Mercedes F1 W14

Photo by: Glenn Dunbar / Motorsport Images

Sea cual sea el resultado del Gran Premio de Bahréin este domingo, Wolff insiste en que el equipo necesita cambiar el rumbo de su coche.

En el circuito de Bahréin habló de la necesidad de ir por caminos "no trillados" en la búsqueda del tipo de rendimiento que necesita para volver a la parte delantera.

Ese camino parece casi seguro que significará romper el concepto del Mercedes actual, que va más allá de su diseño 'sin pontones' y se extiende a su suelo y al diseño del difusor.

Y, dado que la mayoría de la parrilla ha cambiado de rumbo para seguir la idea de Red Bull, que parece dominar de nuevo, no hay duda de que Mercedes también tendrá que tragarse su orgullo y echar un vistazo a sus rivales.

Lo que planteará el mayor dilema a Mercedes es si abandona por completo todos los esfuerzos en el coche actual para empezar de cero con un nuevo concepto, o si intenta trabajar en ambos conceptos en paralelo.

Una decisión así es especialmente complicada en la era del límite de costes, ya que es poco probable que el equipo pueda permitirse una revisión total de la especificación B esta temporada. Significa que tendrá que seguir con el W14 durante al menos un tiempo.

Lo más probable es que si decide cambiar a un coche nuevo tenga que hacerlo para 2024, así que la pregunta es: ¿cuánto tardará Mercedes en dejar de trabajar en el coche actual?

Una posibilidad, y algunas fuentes dicen que el equipo está abierto a ello, podría ser abandonar el trabajo que se avecina para la actualización de Imola y en su lugar embarcarse en el trabajo del nuevo concepto de inmediato. Eso supondría un dolor a corto plazo, pero una ganancia a largo plazo.

Wolff sugiere que puede ser demasiado pronto para tomar esa decisión, pero es consciente de que el tiempo vuela.

"Sin duda cada día cuenta, y estamos perdiendo", afirma. "Va a ser difícil ponerse al día".

"Por lo tanto, tenemos que tomar ahora las decisiones precisas para poner las velas en la dirección correcta".


¡Si quieres mantenerte informado al instante sobre las últimas noticias de la Fórmula 1, entra en nuestro canal de Telegram y recibirás todas las novedades de la categoría!

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo "Checo" Pérez revela que Red Bull hizo cambios "gigantes" en Bahréin
Artículo siguiente Ferrari se tiene fe en Bahréin: "Iremos por Pérez en el primer stint"

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol